miércoles, junio 16, 2021
Clásicos Colombianos

“El Topolino” (1977): La publicidad que ‘bautizó’ al pequeño Fiat 750Z en Colombia

fiat topolino, fiat topolino 750, topolino fiat zastava, fiat zastava 750 topolino, fiat zastava 750, fiat topolino colombia, fiat 750z, fiat 750 topolino colombia, fiat 600 colombia, fiat 750z topolino publicidad colombia, publicidad antigua automotriz en colombia, carros antiguos en colombia, carros populares en colombia, topolino zastava colombia, fiat 750 colombia, fiat 750z colombia

Con un carisma propio basado en su tamaño, líneas simpáticas y pasado histórico, el Fiat 750Z se hizo famoso con un particular apodo. “Topolino” significa “Ratoncito” en italiano y lo heredó de un ilustre antepasado.

Por Camilo Ernesto Hernández Rincón, historiador automotriz.
Especial para EL CARRO COLOMBIANO.

PUBLICIDAD

Su aspecto es inconfundible y su historia, muy rica: el Fiat 600, una de las grandes obras de Dante Giacossa, es otra de las grandes identidades de la automoción italiana al lado de la Vespa, su hermano menor el Nuova 500 y hasta de Ferrari o Alfa Romeo -de lejos-, con gran influencia en la industria automotriz mundial.

Este pequeño vehículo nació en 1955, durante la dura posguerra italiana, como evolución del verdadero “Topolino”: el pequeño Fiat 500 de los años 1930 que solo tenía dos puestos y aspecto de ratón. Fue la correcta respuesta de Italia para el mundo, solo superada por el carismático Nuova 500 del que conocemos su derivación actual en las calles, con todo y versión eléctrica.

Fruto de ello, el caso del Fiat 600 en Colombia es único, por no decir que insólito y hasta humorístico. El país lo reconoce por su ensamblaje de solo dos años en la CCA de Bogotá, entre 1977 y 1979, e incluso de unos pocos armados en 1983 para empleados de la planta cuando estaba a punto de pasar a manos de Mazda.

fiat topolino, fiat topolino 750, topolino fiat zastava, fiat zastava 750 topolino, fiat zastava 750, fiat topolino colombia, fiat 750z, fiat 750 topolino colombia, fiat 600 colombia, fiat 750z topolino publicidad colombia, publicidad antigua automotriz en colombia, carros antiguos en colombia, carros populares en colombia, topolino zastava colombia, fiat 750 colombia, fiat 750z colombia

PUBLICIDAD

fiat topolino, fiat topolino 750, topolino fiat zastava, fiat zastava 750 topolino, fiat zastava 750, fiat topolino colombia, fiat 750z, fiat 750 topolino colombia, fiat 600 colombia, fiat 750z topolino publicidad colombia, publicidad antigua automotriz en colombia, carros antiguos en colombia, carros populares en colombia, topolino zastava colombia, fiat 750 colombia, fiat 750z colombia

Una brillante joya

Sus productores colombianos lo bautizaron con el apodo publicitario de “Topolino”, apelando a su lejano antecesor, pero sin relación con su devenir mundial. El material CKD venía desde la vieja Yugoslavia, donde se producía como Zastava 750Z. Así, se generó una ambivalencia: atrás lucía emblemas Fiat, pero el logo frontal y el botón para accionar la bocina en el volante, tenían la marca yugoeslava.

Un hecho especial, que es digno de una próxima Publicrónica, es que Colombia había conocido al vehículo una década antes como producto importado, en diferentes momentos y desde distintos orígenes. Ello hace aún más curiosa su historia, pero su baja difusión en esa etapa lo dejó por fuera del recuerdo de muchos hasta el 7 de agosto de 1977, fecha en que debutó la versión criolla.

Aquel domingo, un anuncio en la prensa nacional hizo saber que el vehículo se presentaría en el Autódromo Ricardo Mejía de Bogotá, a la par con su primer anuncio impreso. A seis columnas por casi la totalidad de altura de página, un gran espacio en blanco muestra una pequeña foto de perfil que reza: “Ya está aquí… el verdadero Gigante!”.

fiat topolino, fiat topolino 750, topolino fiat zastava, fiat zastava 750 topolino, fiat zastava 750, fiat topolino colombia, fiat 750z, fiat 750 topolino colombia, fiat 600 colombia, fiat 750z topolino publicidad colombia, publicidad antigua automotriz en colombia, carros antiguos en colombia, carros populares en colombia, topolino zastava colombia, fiat 750 colombia, fiat 750z colombia

fiat topolino, fiat topolino 750, topolino fiat zastava, fiat zastava 750 topolino, fiat zastava 750, fiat topolino colombia, fiat 750z, fiat 750 topolino colombia, fiat 600 colombia, fiat 750z topolino publicidad colombia, publicidad antigua automotriz en colombia, carros antiguos en colombia, carros populares en colombia, topolino zastava colombia, fiat 750 colombia, fiat 750z colombia

Su minúsculo tamaño era parte del encanto natural del carro, aunado a sus líneas, no precisamente modernas como si lo eran sus colores. El apodo y dimensiones eran su fuerte, y su forma de promoverse apuntaba a ello. También se intentó el humor, como quedó patente en estos anuncios, característica que Fiat también imprimió a otros de sus modelos. No obstante, se hizo más popular en televisión.

El concurso más popular de la pantalla nacional en la época, “Concéntrese” de Julio E. Sánchez Vanegas, lo sortearía como premio mayor. Apareció también en la comedia “Los Pérez somos así” de Colombiana de Televisión, protagonizado por Carlos “el Gordo” Benjumea en el papel de un portero de edificio y llamado a ser el reemplazo del recién desaparecido “Yo y Tu”.

Pero el momento cumbre llegó en el Reinado Nacional de Belleza de Cartagena, donde el Fiat 750Z o “Topolino” fue el premio principal para la Señorita Colombia en ese año 1977. Uno de los patrocinadores del evento, Jabón Juno, también lo sorteó entre quienes acertaran con la ganadora. Así mismo, el almacén Los Tres Elefantes también lo rifó entre sus clientes.

fiat topolino, fiat topolino 750, topolino fiat zastava, fiat zastava 750 topolino, fiat zastava 750, fiat topolino colombia, fiat 750z, fiat 750 topolino colombia, fiat 600 colombia, fiat 750z topolino publicidad colombia, publicidad antigua automotriz en colombia, carros antiguos en colombia, carros populares en colombia, topolino zastava colombia, fiat 750 colombia, fiat 750z colombia

PUBLICIDAD

Corta vida… en Colombia

Ese comienzo con anuncios más bien simples evolucionó al año siguiente, centrándose en atributos más radicales que sin embargo, no fueron suficientes para impulsar comercialmente al vehículo. El público prefería autos de cuatro puertas y un tamaño mayor, como el Renault 4 o el Simca Mil, que estaba próximo a desaparecer.

Las limitaciones mecánicas y de potencia tampoco ayudaron, y en 1979 el pequeño “Topolino” cedió su espacio al Fiat 147, más moderno, grande y veloz. De cualquier modo, su apodo lo hizo famoso y en el presente se ha revaluado constantemente como carro de culto entre los conocedores de autos antiguos y clásicos.

Más Publicrónicas en EL CARRO COLOMBIANO


CRÉDITOS:

  • Textos e investigación: Camilo Ernesto Hernández Rincón, historiador automotriz. 
  • Imágenes: Archivo digital El Tiempo / Google News. Camilo Ernesto Hernández.
  • Restauración de imagen, edición y Dirección General: Óscar Julián Restrepo Mantilla.

Prohibida la reproducción o publicación del material aquí expuesto sin citar como fuente a la Revista Virtual EL CARRO COLOMBIANO.

¿Tiene algo que decir? Éste es su espacio:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Óscar Julián Restrepo Mantilla
Administrador de Empresas y Publicista bumangués. Fundador, Director y Gerente General de la Revista Virtual El Carro Colombiano.