Industria

Tesla retira una gran número de carros en EE.UU. por un fallo en seguridad ¿de qué se trata?

20240122-TESLA-SUDAMERICA-AA

Tesla retiró del mercado en EE.UU. más de 125.000 vehículos. Todo se debe a un defecto en el sistema de advertencia del cinturón de seguridad.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) anunció el retiro de 125.227 vehículos Tesla en Estados Unidos. Todo se debe a un fallo en el sistema de advertencia del cinturón de seguridad, lo que incrementa el riesgo de lesiones en caso de accidente, según informó NBC News.

Los modelos afectados incluyen el Model S (2012-2024), Model X (2015-2024), Model 3 (2017-2023) y Model Y (2020-2023). El defecto radica en que la luz de advertencia del cinturón de seguridad y el timbre audible no se activan cuando el conductor no lleva el cinturón abrochado. Este mal funcionamiento implica una violación de los requisitos de seguridad federales, según la NHTSA.

Tesla ya ha anunciado que lanzará una actualización de software inalámbrica para corregir este problema. La implementación de esta actualización está prevista para junio y eliminará la dependencia del sensor de ocupación del asiento del conductor. Así, las señales de recordatorio del cinturón de seguridad se activarán únicamente en función del estado de la hebilla del cinturón y del encendido del vehículo.

Tesla Model Y unidad número 2 millones

Tesla y sus problemas

No es la primera vez que Tesla enfrenta problemas de este tipo. En enero, la compañía retiró 200.000 vehículos Model S, X y Y debido a un defecto en el software que podría afectar la visibilidad de los conductores al dar marcha atrás. En abril, también retiró 3.878 Cybertrucks por un problema en la almohadilla del pedal del acelerador, que podía soltarse y quedar atrapada en el acabado interior del vehículo.

“La seguridad de nuestros clientes es nuestra prioridad”, afirmó Tesla en un comunicado difundido a través de la NHTSA. La empresa ha demostrado una disposición proactiva para abordar estos problemas mediante retiros y actualizaciones de software.

Además, la NHTSA está investigando si el retiro de más de dos millones de vehículos anunciado por Tesla en diciembre para instalar nuevas protecciones de piloto automático ha sido adecuado. Esta investigación surgió tras una serie de accidentes que cuestionaron la efectividad de las medidas implementadas por la compañía de Elon Musk.

Cabe anotar que la comunidad automotriz está revisando detenidamente los pasos que Tesla está tomando para garantizar la seguridad y prevenir futuros incidentes. Un portavoz de Tesla mencionó: “seguimos colaborando con la NHTSA para asegurar que todos los estándares de seguridad sean cumplidos”.

LE PUEDE INTERESAR: ¿Tesla en crisis? Elon Musk lanza ultimátum por el 25% de la compañía o la desmantela.


Paola Reyes Bohórquez.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD