viernes, noviembre 26, 2021
Clásicos Colombianos

Renault Dauphine, el primer carro con gran despliegue publicitario en Colombia (1960)

Renault Dauphine en Colombia

Con aspiraciones osadas, el Renault Dauphine se anticipó una década a lo que luego sería esta marca en la industria automotriz nacional. 

PUBLICRÓNICA No. 39.
Por Camilo Ernesto Hernández Rincón, historiador automotor.
Especial para EL CARRO COLOMBIANO.

PUBLICIDAD

El 4CV le devolvió la vida a Renault en la posguerra, pero el Dauphine lo hizo ante el mundo. Este sedán compacto, que tomó de su hermano menor la mecánica trasera, debutó a finales de 1955 como un modelo más amplio y mejor dotado, que mantenía el ADN de la marca. Apeló a la familia de clase media, pero también conquistó a mujeres, deportistas y al mundo en general.

España, Brasil, México, Argentina, Brasil y hasta Alfa Romeo en Italia lo fabricaron. Se exportó a Estados Unidos y fue el segundo carro europeo más vendido en los años ’50, detrás del que fuera su competidor en todo el mundo: el Volkswagen Escarabajo.

No estuvo libre de controversias por calidad o seguridad, pero hizo de Renault una marca internacional. Fue la piedra angular de su evolución definitiva en la segunda mitad del Siglo XX.

Renault Dauphine en Colombia

PUBLICIDAD

Renault Dauphine en Colombia

Renault Dauphine: publicidad profética

En 1960, no se intuía que Renault, una década después, se hiciera omnipresente en Colombia con sus vehículos y servicios, pero si hubo esta base. La firma Auto Andes trajo al Renault Dauphine en ese momento, y lo hizo con seriedad. Por primera vez, había una red nacional de concesionarios y presencia constante con evidencias en fotos, películas, testimonios… y algunos ejemplares sobrevivientes.

Desde que Renault ensambla en Colombia, hace más de medio siglo, ningún modelo ha estado exento de publicidad con recordación asegurada. La labor de Sofasa siempre lo ha garantizado. Pero el Dauphine importado antes de tan siquiera pensar en el ensamble local, gozó de una publicidad cuya regularidad y proporción buscaba posicionarlo en un muy buen lugar

Las ambiciones de Renault en Colombia no eran a la ligera. Y en muchos aspectos, se adelantaron a la etapa de producción nacional que perdura en el presente.

Renault Dauphine en Colombia

“Pronúnciese ‘DOFÍN'”

Hubo toda clase de anuncios en prensa nacional. El más antiguo es de mayo de 1960, anunciando la llegada del Renault Dauphine al mercado particular (se reabrían las importaciones y se priorizaban los modelos de trabajo). Ese año, se resaltaba a la marca (aún con el texto “Régie Nationale” indicando su nacionalización), al modelo y al importador Auto Andes, extensión del tradicional representante de Ford, Panauto.

Estos anuncios son fáciles de entender por la presencia del vehículo, texto de marca y modelo, aún sin el antiguo rombo. Dauphine contaba con su propia caligrafía, junto al escudo de los tres delfines formando una corona. Además, se resaltó su transporte por vía aérea con Avianca. En agosto ya se ofrece como modelo 1961.

Al año siguiente, el Renault Dauphine pasó de la novedad al posicionamiento. Por primera vez aparece el rombo usado desde 1959 (anterior al “Vasarely”), junto con una especial curiosidad fonética. Ante el desconocimiento generalizado del idioma francés, había un pequeño texto en paréntesis bajo el nombre “Dauphine” que rezaba “pronúnciese DOFÍN”.

Sus textos recurrentes lo describieron como “Poderoso en las rectas, Insolente en las curvas, Agresivo en las subidas, Tranquilo en las bajadas…”. Y no faltó el apelativo de “Avaro” con el consumo de combustible, señal del uso idiomático en aquellos tiempos.

Renault Dauphine en Colombia

PUBLICIDAD

Argumentos de hoy

En la publicidad del Renault Dauphine era constante el argumento de la economía, respaldado con relaciones de distancias y consumos. Igual ocurría con el de la disponibilidad de repuestos y soporte técnico, incluso con la mención de uno de sus atributos originales: la suspensión “Aerostable”.

Uno de los anuncios más adelantados a su tiempo fue de carácter testimonial. El escritor Fabio Lozano Simonelli aparece en uno de ellos, y manifiesta haber escogido al Renault Dauphine por considerarlo, en sus palabras, “muy seguro”. Esa publicidad se adelantó en más de una docena de años, a la del Renault 6 que contó con figuras de la televisión como Gloria Valencia de Castaño y Álvaro Ruiz.

Además, este auto se expandió lo suficiente para tomarse como premio en sorteos y concursos. Así lo ofreció la compañía Phillips para promocionar su máquina eléctrica de afeitar “Phillipshave”, junto a dos modelos europeos de Ford, los Anglia y Taunus.

La frecuencia y variedad publicitaria que tuvo el Renault Dauphine en medios colombianos, fueron tan amplias como para deducir sus ambiciones comerciales, superando a muchos competidores del momento. Incluso, podría nivelarse con cualquier campaña conocida de Renault, desde que se le adoptó como marca “nacional”.

Renault Dauphine en Colombia

PUBLICIDAD

Renault Dauphine en Colombia

Renault Dauphine: “Un sello de París”

Otro recurso que llegó a utilizar Auto Andes para promocionar al Renault Dauphine fueron los publirreportajes, en medios como “El Tiempo” y en la revista “La Nueva Prensa”. Esta última, destacó la ‘personalidad’ del vehículo bajo el título “Un coche nervioso” y asegurando que esa, precisamente, era su descripción más precisa.

“Se muestra ardiente al aparecer el disco verde, enérgico en la cuesta, insolente en el llano, alegre y decidido. (…) Es, sin duda, un coche de mucho temperamento. Señala una velocidad de 115 km/h, y se alcanzan en un santiamén”, menciona la nota. Habla de mecánica destacando la potencia de 31 hp, el consumo de 5,9 litros x 100 kms de gasolina, y una autonomía superior a 500 kms.

Para aludir al diseño y acabados, el texto decía que el Renault Dauphine era un “sello de París”. “Los siete colores de carrocería, la tapicería interior, a tono con aquellos, confeccionada en telas de calidad y plásticos lavables en los sitios expuestos a las manchas”, indica. Otros aspectos, como los cuatro frenos hidráulicos, y la suspensión, también se mencionaron.

Renault Dauphine en Colombia

PUBLICIDAD

Muy escaso

Pese a tal despliegue, el pequeño auto francés tuvo el mismo destino gris de muchos europeos importados con servicio posventa deficiente, y la mayoría de unidades se perdieron en el tiempo. Hoy es más valorado entre aficionados conscientes de sus papel, lo que ha valido la recuperación de algunos ejemplares en calidad de antiguos.

A tal punto que, seguramente, si Renault hubiese iniciado su ensamble colombiano diez años antes, el Dauphine sería tan icónico y reconocido como los posteriores R12, R9 y Logan. Todos ellos, sus sucesores naturales.

Vea más de la serie PUBLICRÓNICAS, aquí.

Galería Fotográfica

Renault Dauphine, publicidad en Colombia


Textos, ilustración de portada e investigación: Camilo Ernesto Hernández Rincón.
Imágenes: Archivo digital de El Tiempo, archivo EL CARRO COLOMBIANO.
Edición de texto, reconstrucción digital de imágenes, y Dirección General: Óscar Julián Restrepo Mantilla.

¿Tiene algo que decir? Éste es su espacio:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Óscar Julián Restrepo Mantilla
Administrador de Empresas y Publicista bumangués. Fundador, Director y Gerente General de la Revista Virtual El Carro Colombiano.