Terms & Conditions

We have Recently updated our Terms and Conditions. Please read and accept the terms and conditions in order to access the site

Current Version: 1

Privacy Policy

We have Recently updated our Privacy Policy. Please read and accept the Privacy Policy in order to access the site

Current Version: 1

Clásicos ColombianosClásicos del Mundo

Renault 5, el ‘Supercar’ francés que inspiró al ‘Amigo Fiel’ en Colombia

Renault 5 Supercar 1972

Hace 50 años, un simpático Renault 5 con tierna mirada y sonrisa, se lanzó a conquistar a los europeos. En forma casi igual, el Renault 4 lo hizo en Colombia.

PUBLICRÓNICA INTERNACIONAL No. 1.
Por Camilo Ernesto Hernández Rincón, historiador automotor.
Especial para EL CARRO COLOMBIANO.

PUBLICIDAD

Los últimos años han sido de celebración en Renault, en Colombia y el mundo. No salimos del frenesí global por el 60° aniversario del Renault 4, cuando un hermano suyo cumple 50 años conservando su frescura y juventud: el Renault 5. Al “Amigo Fiel” lo asumimos en el país como aquel que lo inició todo. Pero nuestro protagonista de hoy marcó al mundo, desde su develación, el 28 de enero de 1972.

Considerado el verdadero sucesor del 4CV en cuanto a ser un auto básico en tamaño compacto, el R5 se diferenció de aquel por surgir durante una etapa de superación socioeconómica como opción alegre y juvenil. Por su parte, el viejo 4CV respondía a necesidades de movilidad en medio de las limitaciones de la posguerra.

No llegó en solitario. Una nueva generación de autos compactos europeos nacía en ese momento bajo dicha premisa: Fiat 127, VW Golf y Ford Fiesta se unieron al momento. Pero el Renault 5 ofrecía, además de una estampa juvenil y alegre, los primeros bumpers de plástico en la historia automotriz. Por eso, se consideró uno de los 100 carros más influyentes del siglo XX.

Renault 5 Supercar 1972

PUBLICIDAD

Renault 4 Amigo Fiel 1975

Renault 5: del “Supercar” al “Amigo Fiel”

Aunque Sofasa consideró producir al Renault 5 en Colombia, nuestro país no tuvo la fortuna de conocerlo masivamente. El proceso se frenó por acuerdos que la firma francesa tenía con el Gobierno Nacional. Las pocas unidades que llegaron vinieron por vías diplomáticas, de importación privada o como carros de visita desde Venezuela, en donde si se produjo, como en México.

Incluso, la agencia de publicidad Sancho tuvo un Renault 5 en su poder para, sobre él, desarrollar una eventual campaña publicitaria para Colombia. La labor no se dio según lo previsto inicialmente, pero inspiró a una de las más famosas de la historia nacional: la que nombró al Renault 4 como el “Amigo Fiel”.

Y es ahí donde surge uno de los hechos curiosos y desconocidos de la célebre campaña nacional, estrenada en 1975. Su belleza y capacidad de maravillar al público hizo que la apropiáramos como idea 100% colombiana, sobre todo por la identificación de lugares como montañas, paisajes o el mar. Pero lo cierto, es que la idea nació tres años antes en Francia, con el lanzamiento del Renault 5 bajo el eslogan “Supercar”.

Renault 5 Supercar 1972

Renault 4 Amigo Fiel 1975

Iguales, pero distintos

Fue la agencia Publicis, la primera en convertir el auto en un personaje simpático con mirada y sonrisa tiernas, en el 1972 de su estreno en Francia. Dos comerciales de cine y anuncios en color, para impresos y exteriores, lo mostraron con la misma gracia de quien todo lo supera, mientras los demás se quedan. Autos y camiones que lucían más viejos y aburridos, son superados por un Renault 5 que se luce en la vía.

Lo sorprendente para el colombiano que descubre ambas campañas, es la coincidencia de situaciones y tomas con el otro par hecho en Colombia para el Renault 4. La forma como ambos vehículos dan una curva cerrada, la alusión a la economía con un surtidor de gasolina desilusionado por el bajo consumo, el modo de rebasar un deslucido camión en carretera, y el agrandamiento del auto al cargar equipaje.

Igual sucede con la forma de salir por una puerta… y hasta con un frenazo sorpresivo ante un animal atravesado en la vía. Mientras el Renault 5 se detiene frente a una gallina que hace escándalo, el Renault 4 rojo lo hace ante un burro que sonríe. Todas esas escenas son reproducciones exactas entre ambas referencias.

PUBLICIDAD

Un ‘Supercar’ para la familia

Es lógico que la campaña francesa inspiró a la colombiana, lo que no solo no debe verse como un plagio. Es absolutamente normal que entre filiales internacionales de una misma empresa intercambien material e información, a fin de mantener una misma identidad. Además, hay una diferencia sustancial, que tiene que ver con un aspecto cultural, y la segmentación comercial de cada auto.

La idea del Renault 5 respondía a una juventud dinámica y feliz, heredera del “mayo francés”, y de las contraculturas psicodélicas en las que el carro era un universo en sí mismo. El mérito del “Amigo Fiel” colombiano radica en sobrepasar el concepto francés con un carro que traslada la felicidad a la gran institución primaria nacional: la familia.

El grupo de padre, madre, hijos y abuela, con un chimpancé como mascota, canta y se alegra de recorrer una diversidad paisajística nacional que concluye a la orilla del mar o en el campo. Todo esto, como parte de un viaje que, por fin, muchos colombianos podían darse el lujo de hacer a bordo de su “Amigo Fiel”.

PUBLICIDAD

Así las cosas, es claro que el Renault 5 creó en Francia una identidad de marca. En cambio, en Colombia, el Renault 4 creó una identidad de país.

Vea más de la serie PUBLICRÓNICAS, aquí.


CRÉDITOS:

  • Textos e investigación: Camilo Ernesto Hernández Rincón.
  • Imágenes: Archivo EL CARRO COLOMBIANO, auto-pub.net, renault-5.net.
  • Edición de texto, reconstrucción digital de imágenes y Dirección General: Óscar Julián Restrepo Mantilla.

PUBLICIDAD

Óscar Julián Restrepo Mantilla
Administrador de Empresas y Publicista bumangués. Fundador, Director y Gerente General de la Revista Virtual El Carro Colombiano.