Industria

China no acepta aranceles de Europa contra sus carros eléctricos, habrá retaliaciones

SAIC IM Motors

China expresó su “enérgica oposición” a los aranceles provisionales impuestos por la Unión Europea a sus vehículos. Así advirtió de posibles represalias.

Este viernes 5 de julio, China manifestó su “enérgica oposición” a los aranceles impuestos por la Unión Europea (UE) a los vehículos procedentes del gigante asiático. Estos entran en vigor de forma provisional hoy. La portavoz de la Cancillería china, Mao Ning, declaró en una rueda de prensa que “las cuestiones comerciales deberían resolverse mediante el diálogo y las consultas”.

Mao Ning afirmó que China “tomará las medidas necesarias para salvaguardar firmemente sus derechos e intereses legítimos”. Entre tanto, la Cámara China de Comercio en la UE (CCCEU) calificó la medida de “proteccionista” e indicó su “profunda decepción e insatisfacción”. La Federación China de Fabricantes de Automóviles describió la decisión como un “error” que probablemente incrementará los costos de los vehículos “en detrimento de los consumidores europeos”.

Es de anotar que los nuevos aranceles se suman al 10% existente, alcanzando una media del 21%, aunque esta cifra es inferior a lo anticipado por medios y expertos. Empresas como BYD y Geely enfrentarán impuestos ligeramente menores debido a su colaboración en la investigación. En contraste, SAIC se enfrentará a la tasa máxima al no haber colaborado.

Baterías Geely carros eléctricos

Esperanzas de negociación

Hay que explicar que la investigación de nueve meses realizada por la Comisión Europea concluyó que la cadena de valor de los automóviles eléctricos en China se beneficia de subsidios injustos. Los aranceles provisionales incluyen:

  • 17.4% para BYD
  • 19.9% para Geely
  • 37.6% para SAIC

Otros productores que cooperaron en la pesquisa enfrentarán aranceles medios del 20.8%, mientras que las empresas que no cooperaron se enfrentan a un arancel del 37.6%.  Por otro lado, en Alemania, Volkswagen rechazó los elevados aranceles, argumentando que los efectos negativos superan los posibles beneficios para la industria automovilística europea.

La UE busca fomentar la generalización de los vehículos eléctricos y proteger a su industria automovilística, especialmente considerando que prohibirá la venta de carros nuevos a gasolina a partir de 2035. Sin embargo, los automotores eléctricos provenientes de China representan casi el 22% del mercado europeo, en comparación con el 3% de hace tres años.

Así las cosas, la imposición de aranceles tan elevados puede tener consecuencias imprevistas, tanto para el mercado europeo como para las relaciones comerciales entre la UE y China. Aunque es crucial proteger la industria local, las medidas proteccionistas podrían desencadenar una guerra comercial que afecte negativamente a ambas economías. Un enfoque más equilibrado y dialogado sería más beneficioso a largo plazo.

Carros eléctricos chinos EU

LE PUEDE INTERESAR: Industria automotriz alemana pide a Europa eliminar aranceles a carros eléctricos chinos.


Paola Reyes Bohórquez. Con información de agencias internacionales.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD