lunes, noviembre 29, 2021
Clásicos Colombianos

Polski Fiat 125P, sobriedad italiana y su publicidad en Colombia (1973-79)

Polski Fiat 125P

Superado por la competencia y aún con ciertas limitaciones, el Polski Fiat 125P intentó imponerse con clase y elegancia en el mercado nacional de los años ’70.

PUBLICRÓNICA No. 38.
Por Camilo Ernesto Hernández Rincón, historiador automotor.
Especial para EL CARRO COLOMBIANO.

PUBLICIDAD

En la Italia de 1967, debutó el Fiat 125 como una evolución de carrocería extendida del exitoso 124. Reemplazó al Fiat 1500 (para nosotros un Zastava 1300 más largo), destinado al segmento medio con más espacio y comodidad. Su motor con eje de levas a la cabeza fue la mayor novedad, y se fabricó en Argentina y Polonia, de donde saltó a Colombia.

Casi de inmediato, la estatal polaca FSO adquirió la licencia para fabricarlo. Había agotado al Warszawa 203 ya conocido aquí como taxi, y un nuevo desarrollo era inviable. El modus operandi de Fiat al vender sus licencias a fabricantes extranjeros, sobre todo del antiguo bloque socialista europeo, se repitió en Polonia con el 125. Sin embargo, no gozó de todos los tratados técnicos originales de Turín.

Cuando se determinó su ensamble para Colombia, en 1973, el concesionario Corauto había importado algunas unidades desde Italia. Entre tanto, la firma Leonidas Lara e Hijos cambiaba su razón social a Compañía Colombiana Automotriz (C.C.A.), adquiriendo material Fiat de sus licenciatarias internacionales. Como antes ocurrió con el Zastava 1300 yugoeslavo.

Polski Fiat 125P

PUBLICIDAD

Polski Fiat 125P

Polski Fiat 125P: sobrio, discreto y elegante

Llegaba a competir con los más modernos y agresivos Renault 12 y Dodge 1500, ambos estrenados el mismo año. Comenzó con una parrilla cromada, luces más pequeñas y rejillas igualmente reducidas en el paral trasero. Pese a contar con una red nacional, obligatoria para todo producto armado en el país, el Polski Fiat 125p (*) nunca alcanzó el éxito de sus competidores.

Servicios mejor consolidados y publicidad más agresiva favorecieron a los modelos de Sofasa y Colmotores ante el sedán ítalo-polaco. Aún así, la promoción del vehículo era atractiva y eficiente, como se verá a continuación.

El segmento “D” o de autos grandes, consolidado en Colombia para la clase media, se asumía como lujoso pero al alcance de más compradores. En esa premisa, se basó el Polski Fiat 125P. Con líneas discretas, concebidas por el mismo Dante Giacosa, se percibía como una opción sensata para familias y profesionales en los años ’70.

Polski Fiat 125P

Polski Fiat 125P

Muchos de sus primeros anuncios apuntaron al argumento de “clase y distinción”, con todo y chofer uniformado o la mansión con acompañamiento de carros aún más exclusivos. Por sí solo, también se presentaba como una opción seria y confiable, en la que sus atributos se expresaban textualmente. Todo esto, acompañado del emblema de la recién renombrada C.C.A. que respaldaba a Fiat en Colombia.

Al paso de los años, concretamente en 1977, su publicidad impresa era menos formal y más divertida. Había aparecido la versión Station Wagon conocida como Caravan, de concepción exclusivamente polaca, y varios cambios: parrilla plástica negra, luces traseras más grandes, direccionales ampliadas y rejilla alargada.

Virtudes como el amplio espacio interior se anunciaban en prensa invitando a descubrirlas, pero “no a exagerar” en ellas. En la parte inferior se mostraban las vistas laterales, frontales y traseras de la gama, bajo el eslogan “El vehículo sin rival”.

Polski Fiat 125P

PUBLICIDAD

Polski Fiat 125P

Por paradoja, el “Polski” fue más visible en el servicio público que en el particular, y más aún, cuando C.C.A. decide reemplazarlo en 1980 por el 131 Mirafiori de genuino origen italiano. Ese mismo año, la Corporación Financiera del Transporte lo importó desde Polonia como taxi en un insólito color marrón oscuro, diferente al negro de norma, que le hizo ganar el apodo de “obispo”.

El fabricante polaco FSO hizo durar al Polski Fiat 125P por muchos años más en Polonia, aunque ya sin la marca Fiat. Finalmente, su producción internacional cesó en 1991.

LE PUEDE INTERESAR: “Quien se casa con Fiat nunca se separa” (1974), el Fiat 128 y su debut en Colombia

Polski Fiat 125P

PUBLICIDAD

Subvalorado

Una conclusión general, define al Polski Fiat 125P como uno de los carros más subvalorados en la historia automotriz de Colombia, en razón a una calidad en deuda derivada de la manufactura socialista del momento, y gestiones insuficientes de sus responsables en el país. Por el contrario, sus competidores asumieron ese compromiso con mayor fuerza, trayendo productos más acordes con el momento.

La presente Publicrónica da cuenta del esfuerzo que hizo el Polski Fiat 125P para ganarse al conductor colombiano, basándose en su racionalidad italiana por la vía polaca.

Vea más de la serie PUBLICRÓNICAS, aquí.


(*) En su configuración para Colombia, este vehículo se denominó Polski Fiat 125P por decisión de FSO en Polonia, que otorgaba el nombre “Polski” a sus modelos para mercados internacionales, incluso desde la preguerra.

Textos e investigación: Camilo Ernesto Hernández Rincón.
Imágenes: Archivo EL CARRO COLOMBIANO, Marcelo Correa.
Edición de texto, reconstrucción digital de imágenes, y Dirección General: Óscar Julián Restrepo Mantilla.

PUBLICIDAD

¿Tiene algo que decir? Éste es su espacio:

PUBLICIDAD

Óscar Julián Restrepo Mantilla
Administrador de Empresas y Publicista bumangués. Fundador, Director y Gerente General de la Revista Virtual El Carro Colombiano.