Industria

Suzuki Alto K10 2023, “rajado” en pruebas de seguridad de Global NCAP

Suzuki Alto K10 2023 seguridad Global NCAP

Con dos estrellas, el Suzuki Alto K10 de nueva generación aún está lejos de los estándares de seguridad mínimos esperados. Comparte base técnica con el S-Presso.

Cada vez que se presenta un nuevo modelo al mercado, el público espera mejoras sustanciales frente a sus predecesores, especialmente en campos como la seguridad. Fue el caso del pequeño Suzuki Alto K10, uno de los autos más populares en India, y de hecho en otras tantas regiones del mundo como América Latina, que estrenó generación hace menos de un año.

Pues bien, la organización Global NCAP puso a prueba este auto en lo que respecta a seguridad. Y, tal como se preveía y como es común en muchos carros populares de ese origen, la calificación fue bastante pobre. El “city car” familiar quedó con una valoración de tan solo dos estrellas y 21,67 puntos sobre 34 posibles.

La unidad analizada correspondió a la versión básica, que carece de airbags laterales, control de estabilidad y anclajes para asientos infantiles. Con eso bastó para que quedara mal calificado, pues el fabricante no recomendó ningún sistema de sujeción para niños. De hecho, en lo que respecta a protección para niños, no pasó de cero estrellas y 3,52 puntos sobre 49 posibles.

Suzuki Alto K10 2023 seguridad Global NCAP

Suzuki Alto K10 2023: mal calificado en seguridad

De acuerdo con el informe de Global NCAP, el Suzuki Alto K10 de nueva generación brinda una protección “mediocre” (en el mejor de los casos) a los ocupantes adultos en caso de choque frontal. Es marginal la protección para pecho y rodillas de conductor y pasajero, e inadecuada para las tibias del conductor.

El organismo asegura que el área de los pies es inestable en este vehículo, representando un importante riesgo de aplastamiento de los pies en caso de un accidente. También es deficiente la protección contra impactos laterales, calificada como “débil” para el pecho e “inadecuada” para el abdomen, problema acentuado por la falta de airbags en los costados.

Otro inconveniente estuvo relacionado con el recordatorio del cinturón de seguridad, dispositivo que en este caso solo funciona para los ocupantes delanteros. Y claro, la nula protección a los ocupantes infantiles, sin anclajes para asientos de bebé y con pobres sistemas de sujeción.

Finalmente, Global NCAP resaltó la gravedad de no contar con control de estabilidad. Un elemento de seguridad que hoy se considera básico y elemental en cualquier vehículo nuevo, de cualquier gama.

Estos resultados contrastan con la alegría que mostraban las fotos oficiales del Suzuki Alto K10 2023, uno de los vehículos nuevos más asequibles en varios mercados emergentes a nivel mundial. Hablamos de un carro que, puesto en nuestro país, estaría en el orden de los 50 millones de pesos o 10.000 dólares.

Su sencillez y economía llega a niveles de abuso al no incluir los elementos mínimos de seguridad. No está previsto que se comercialice en Colombia, pero tiene la misma base técnica y estructural del S-Presso, que sí es muy popular en nuestro país y también está mal calificao en seguridad.

LE PUEDE INTERESAR: Latin NCAP ahora será más exigente, incluirá la “prueba del alce” y bajará puntos.


Óscar Julián Restrepo Mantilla. Fuente: Global NCAP.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Óscar Julián Restrepo Mantilla
Administrador de Empresas y Publicista bumangués. Fundador, Director y Gerente General de la Revista Virtual El Carro Colombiano.