Terms & Conditions

We have Recently updated our Terms and Conditions. Please read and accept the terms and conditions in order to access the site

Current Version: 1

Privacy Policy

We have Recently updated our Privacy Policy. Please read and accept the Privacy Policy in order to access the site

Current Version: 1

Clásicos Colombianos

Olvidado hoy, este fue el carro más lujoso jamás producido en Colombia

Dodge Coronet 1978 Colombia

El Dodge Coronet de 1978 fue el carro más exclusivo que se armó en Colombia. Aunque duró poco en el mercado, su publicidad tuvo muchos elementos distintivos del lujo.

PUBLICRÓNICA No. 66.
Por Camilo Ernesto Hernández Rincón, historiador automotor.
Especial para EL CARRO COLOMBIANO.

PUBLICIDAD

El nombre Coronet tiene múltiples apariciones y connotaciones en el portafolio Dodge. Y para el caso de Colombia, aparece dos veces. Primero fue el automóvil pionero del ensamble nacional, que apareció en 1966 hasta su finalización dos años después, sumando la cifra “440” a su nombre. Pero dentro de la globalidad de la marca más universal que tenía Chrysler, esta denominación se remonta a 1949.

En esta ocasión, al Dodge Coronet que nos ocupa lo conocimos en el segundo semestre de 1978. Se lanzó a la par del “Nuevo Dart” y poco después del Alpine. Hay muchas curiosidades al respecto: se recicla un nombre abandonado 10 años antes por Chrysler Colmotores, que ahora ponía un portafolio de lujo al alcance del mercado local con estos tres modelos.

Así, al haber también descontinuado en 1977 al Simca Mil, se alejaban de los autos básicos y medianos que si manejaban Renault y Fiat. Al no tener referencias de corte popular, Dodge tuvo en Colombia un leve periodo de productos exclusivos para clientelas de alto poder adquisitivo.

Dodge Coronet 1978 Colombia

PUBLICIDAD

El punto máximo de Chrysler Colmotores: Dodge Coronet II

En realidad, nuestro segundo Dodge Coronet se conocía en Estados Unidos como Dodge Diplomat. Se había lanzado un año antes como extrapolación lujosa de la gama Aspen/Volare, y tuvo “gemelos” en las demás marcas del “tercer grande” de Detroit: Plymouth Gran Fury y Chrysler Le Baron, o New Yorker Fifth Avenue.

De hecho, el nombre Diplomat se usó en las versiones de exportación de la desaparecida división DeSoto, como las que nos llegaron hasta 1961. Aquella primera generación contó además con variantes de dos puertas y familiar, que incluso prestó servicio en departamentos de policía de Estados Unidos y Canadá.

Pero en Colombia, estaba al nivel de una limusina para potentados. Si el Dart era para ejecutivos, el Dodge Coronet ya era para presidentes empresariales y grandes triunfadores. Se puede afirmar que fue el más lujoso de los automóviles que Colombia llegó a ensamblar en toda su historia, con la pretensión de competir, incluso, con Mercedes-Benz y BMW en el tope de las aspiraciones.

Su paquete de opciones lo decía todo. Techo recubierto en vinilo y tono contraste de fábrica, llantas con discreta banda blanca, tapicería en terciopelo, reloj digital, radio FM y un poderoso motor V8 hablaban por sí mismos en la calle, los concesionarios y la publicidad.

Dodge Coronet 1978 Colombia

Alto lujo nacional

Los anuncios del “nuevo” Dodge Coronet en Colombia adoptaban mucho de sus similares estadounidenses, que caracterizaron a los vehículos de ese origen en su propio mercado. Incluso bajo la tendencia, aún discutible hoy, de igualar toda su producción bajo el concepto del lujo y la exclusividad.
.
Se ve una fotografía dominante en ambiente de mansiones o de clubes exclusivos, aspecto que marcas de lujo como Cadillac, Lincoln o Packard, entre otras, usaban desde los años 1920. Manejo tipográfico en fuentes sobrias, que para nuestro caso se remite a letras manuscritas de tipo cursivo. Marcos decorativos que, para nuestro caso especial, se corona con un arco ancho y bajo de medio punto, que contiene la marca como encabezado: “Dodge Coronet, un automóvil para admirar”.

Y en efecto, goza de la respectiva foto con fondo de casa con enredaderas y una ilustración de catálogo en el centro, con vehículo, pareja feliz y mansión de lujo al fondo. A ambos lados, el texto descriptivo y la frase de cierre, “una nueva generación de automóviles Dodge”.
.
Esta frase es muy importante, junto con el escudo que esta marca usó en distintas épocas, en especial los años 1940 y 1950. Para aquel tiempo los escudos de armas, respaldados por el apellido que dominaba a la marca, fueron norma en los vehículos estadounidenses.

Dodge Coronet 1980 Automático Colombia

Para dotar al Coronet de su categoría natural, este emblema no solo se ponía en el anuncio de prensa, sino que estaba presente como insignia sobre el capó y otras zonas del carro. Solo la compartía con el Dodge Alpine colombiano, sin parangón en Europa.
.
La citada frase de cierre no era accidental, pues demostraba con claridad las intenciones de exclusividad que Dodge anunciaba para Colombia. De todos modos, el emblema Pentastar que acompañaba la denominación Chrysler Colmotores, estaba presente en una de las esquinas de la foto. Pero el boato de la marca tendría una vida muy breve, al tenor de las circunstancias.

Dodge Coronet 1980 Automático Colombia

PUBLICIDAD

Inversión inteligente

Un siguiente aviso en colores, datado en 1980 y que involucraba la caja automática como novedad para ese año, aún conservaba esa gran clase e invitaba a “invertir inteligentemente”. Pero solo un detalle delataba la crisis que se escondía detrás del anuncio, representado en la imagen corporativa azul de Colmotores, ahora sin el Pentastar de Chrysler.

La empresa colombiana había pasado en 1979 a manos de General Motors y se orquestaba el empalme que, en 1981, haría salir a Dodge para introducir a Chevrolet, en medio de la gran quiebra global de Chrysler. En todo caso, la labor del Coronet se cumplía satisfactoriamente en tiempos de la apertura económica de aquella época.

También para 1981, el concepto del Dodge Diplomat cambiaba a una segunda generación que Colombia no llegó a conocer, por obvias razones. Pasaba a líneas más aerodinámicas, abandonando la “pompa” de los años setenta que pretendió igualar casi a la totalidad de la industria de Detroit, a una apariencia similar a la de sus excelsos Buick, Cadillac y Lincoln.

Muchos consideran dicha circunstancia como otra de las causas de la decadencia automotriz norteamericana, al pie de la crisis energética que tampoco dejaba tan bien parado al Coronet, a la luz de una globalidad más racional de consumo. Misma que hoy nos lleva a una inevitable transición hacia la movilidad eléctrica.

Dodge Coronet 1980 Automático Colombia
Dodge Coronet de 1980 en Colombia.

Vea más de la serie PUBLICRÓNICAS, aquí.

PUBLICIDAD


CRÉDITOS:

  • Textos e investigación: Camilo Ernesto Hernández Rincón.
  • Fuentes: Archivo documental EL CARRO COLOMBIANO.
  • Edición de texto, reconstrucción digital de imágenes y Dirección General: Óscar Julián Restrepo Mantilla.
Óscar Julián Restrepo Mantilla
Administrador de Empresas y Publicista bumangués. Fundador, Director y Gerente General de la Revista Virtual El Carro Colombiano.