Clásicos Colombianos

Daewoo: la exitosa pero fugaz marca coreana que dejó huella en Colombia

Daewoo Racer Colombia

En los años ’90, Daewoo llegó a ser la marca importada más vendida en Colombia. Fue un éxito tan grande como efímero, que desapareció en apenas una década.

PUBLICRÓNICA No. 107.
Por Camilo Ernesto Hernández Rincón, historiador automotor.

Planteada hacia 1989 en el gobierno de Virgilio Barco, y materializada en 1991 por César Gaviria Trujillo, la Apertura Económica fue el cierre de un breve paréntesis para la mayoría de las marcas de carros. Tal pausa inició en el cierre de importaciones de 1983, en el mandato de Belisario Betancur, quedando en suspenso el nuevo fenómeno surcoreano abanderado por Hyundai y Kia.
.
Al abrirse el mercado, ambas firmas coreanas regresaron, pero ya no venían solas. Un tercer nombre desconocido se sumó a la oferta durante la Feria Internacional de Bogotá de 1992: Daewoo. No era del todo extraño, pues en revistas extranjeras como Visión este nombre se promocionó como un gigante industrial y tecnológico de Corea del Sur.
.
Con su destape en Corferias se repartieron volantes en papel propalcote de tamaño carta, en bajo gramaje y a colores, que presentaban a sus modelos estelares: Racer y Espero. En cuestión de meses, sus representantes se establecieron y fundaron paulatinamente una completa red de concesionarios en todo el país, con extensa publicidad en prensa y revistas nacionales.

Daewoo Espero Colombia

Daewoo Racer Colombia

Daewoo y su publicidad en Colombia

La razón de ser de los anuncios de Daewoo en Colombia radicó más en su abundancia y agresividad comercial, que en mensajes originales o disruptivos. Más bien fueron promedio, incluso predecibles. Quizá el mejor de ellos habla de la conquista del liderazgo en ventas de importados en 1994, con base en datos aduaneros y de Fenalco, con un sencillo recuadro azul que indicaba ser el número uno (N° 1).
.
La constancia publicitaria de Daewoo se reflejó en muchas partes. La compañía de medios Casa Editorial El Tiempo se benefició de ella, pues tanto el diario como la revista Motor acogieron su muy frecuente pauta. En este último caso, el fenómeno abrió la primera edición de 1994 a modo de tema central informativo.
.
No es raro suponer que sus productos se analizaran, pero sí fue llamativo que un Daewoo Racer se sorteara con motivo de los primeros 15 años de la revista. Fue mediante un concurso que consistía en cuestionarios sobre los temas publicados durante ese tiempo, que debían enviarse a la redacción, a finales de 1995.

Daewoo Colombia

Otra forma de anunciarse ocurrió en la otra publicación especializada de la empresa, Aló Carros. Además de los anuncios a página completa, Daewoo patrocinó las listas de precios al final de la publicación en forma de cenefas o cornisas al comienzo de cada página.
.
Más tímidamente, se anunciaron los electrodomésticos Daewoo con la voz del mismísimo Otto Greiffenstein, quien moriría a mediados de 1994. Pero aunque llevaran el mismo nombre, la importación de ellos y la de los vehículos no tenían ninguna relación.

Daewoo Racer Colombia

Daewoo Espero Colombia

Un gol automotriz

Daewoo fue astuta en muchos más frentes. Llegó a la televisión y sus comerciales, pese a ser tan predecibles como en el impreso, se pueden recordar con cierta facilidad en los años noventa, cuando aún no habían canales privados y estos seguían siendo públicos con intervención de programadoras.
.
Uno de ellos, muy original, fue spot para transmisiones deportivas cuando el furor colombiano por el fútbol estaba en efervescencia. Mientras se veía el partido, aparecía la marca que iba circulando de derecha a izquierda en la parte inferior, partida en sus dos sílabas repetidas con dibujos de perfil de los Racer y Espero.
.
La voz en off decía “…y ahora, corea con nosotros”. Un coro de hinchas vociferaba: “¡DAEEE, DAEEE, DAE, DAE, DAE… WOO!” volvía el locutor diciendo “Todo el mundo está coreando la marca de mayor éxito en el mundo” y finalizaba de nuevo el coro con la sílaba final “WOO!”. La astucia fue la de jugar con la similitud fonética del verbo “corear” con la del nombre del país de origen.

Daewoo Cielo Colombia

No fue la única vez en que Daewoo jugó aprovechando oportunidades. Cuando en 1995 incursionó en el servicio público con el Racer Supertaxi, convertido luego en Cielo, era lógico que se anunciara. Pero sin temor al error, se puede afirmar que fue la primera y única vez que un taxi se anunció en televisión.
.
Un muy elemental anuncio que no llegó a mostrar al carro, pero sí a anunciar su nombre, apareció en las pantallas como expectativa cuando ya estaba en la calle: Supertaxi Daewoo. Aún sin requerir publicidad, los taxis Daewoo fueron otro gran fenómeno que actualizaron este servicio en toda Colombia, desplazando al mismo Chevette en confort, tamaño e incluso, con aire acondicionado de fábrica.

Daewoo Tico Colombia

“Fantástico”

Fue tan grande y rápido el ascenso de Daewoo, que en 1996 introdujo al pequeño Tico apelando a la juventud y alegría, relacionando su nombre con la palabra “Fantástico”. Tuvo buena acogida por su tamaño, calidad y precio, pese a ser una versión caduca del Suzuki Alto. Además, fue el primer taxi en formato pequeño previo a los Hyundai Atos, en una estrategia astuta pero aún cuestionable.
.
A mediados de los noventa apareció una cuarta marca surcoreana, enfocada a rango de los camperos: SsangYong, que fue propiedad de Daewoo entre 1998 y 2000. Sus modelos Korando y Musso, aún sostenidos en el atributo de tener motores de origen Mercedes-Benz, se anunciaron con Daewoo al tomar ésta última su representación por breve tiempo.
.
La firma incursionó también en el sector de los utilitarios con las microfurgonetas Damas y su versión pick-up, Labo. Luego, en 1997, el superior Espero dio paso a los Nubira y Leganza mientras la gama Racer/Cielo fue relevada por el Lanos. Para 1999 fue el Tico quien cedió su lugar al Matiz cuya línea, creada por Italdesign, se había propuesto como el Fiat 500 de fin de siglo.

Daewoo Matiz Colombia

Fenómeno efímero

Desafortunadamente, el éxito creciente de Daewoo ocultaba una crisis interna desde su casa matriz que involucró también corrupción administrativa. Fue así como sus operaciones pasaron a manos de General Motors en 2002, y sus siguientes modelos llegaron al país como Chevrolet Spark, Épica, Optra, Vivant, Aveo y Sonic, algunos de ellos ensamblados en Colmotores.
.
Como tal, la marca Daewoo desapareció de los mercados globales pero continuó vigente en Corea del Sur hasta 2011, cuando se eliminó definitivamente. Hoy, la compañía se llama GM Corea y vende únicamente vehículos de marca Chevrolet como los SUV Trailblazer y Trax de última generación, así como Cadillac y GMC.

Daewoo Tacuma Colombia

La presente Publicrónica es una de tantas que es interesante, más por la evidencia histórica de un vehículo exitoso representativo en el tiempo, que por la creatividad de un mensaje o de una gráfica. En ese aspecto le supera desde entonces su marca competidora, Hyundai, con mensajes cuyo atractivo iguala a su éxito pasado y presente.
.
Pero para hablar de ello, luego habrá otra oportunidad.

Comerciales en Video

Más imágenes

Vea más de la serie PUBLICRÓNICAS, aquí.


CRÉDITOS:

  • Textos e investigación: Camilo Ernesto Hernández Rincón.
  • Imágenes: Archivo EL CARRO COLOMBIANO, Marcelo Correa.
  • Edición de texto, reconstrucción digital de imágenes y Dirección General: Óscar Julián Restrepo Mantilla.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Óscar Julián Restrepo Mantilla
Administrador de Empresas y Publicista bumangués. Fundador, Director y Gerente General de la Revista Virtual El Carro Colombiano.