Industria

China amenaza a Europa por posible aumento de aranceles a sus carros eléctricos

Alianza Japón contra China por carros eléctricos

Bruselas alertó sobre la creciente presencia de carros eléctricos chinos, que podría desestabilizar la industria automotriz europea. China tomaría represalias. 

El creciente flujo de carros eléctricos chinos hacia Europa ha encendido las alarmas en Bruselas, esto ante el temor de una pérdida significativa de competitividad en este sector emergente. Entre tanto, China advierte sobre posibles represalias si la UE impone aranceles adicionales.

Y es que, el aumento en las importaciones de estos vehículos, vendidos a precios considerablemente más bajos gracias a los subsidios del gobierno chino, ha llevado a la Comisión Europea a iniciar una investigación “antisubvenciones” que podría culminar en la imposición de aranceles adicionales.

Así el panorama, el Ministerio de Asuntos Exteriores de China ha respondido con firmeza a las intenciones de la UE. “China insta a la Unión Europea a detener la investigación lo antes posible para no perturbar la cooperación económica y comercial entre China y la UE, y la estabilidad de las cadenas industriales y de suministro”, declaró Mao Ning, portavoz del Ministerio.

¿Se impondrán aranceles?

Además, advirtió que si la investigación continúa, China tomará “todas las medidas necesarias” para proteger sus intereses. Por su parte, la Cámara de Comercio China ante la UE (CCCEU) ha indicado que, en caso de que se impongan impuestos adicionales, Pekín podría elevar sus aranceles sobre los automotores europeos de gran cilindrada hasta un 25%.

La anterior medida afectaría gravemente a fabricantes europeos que dependen del mercado chino. También se mencionó la posibilidad de represalias en otros sectores. Es de anotar que, el informe más reciente de Rhodium Group destaca que las importaciones de carros eléctricos chinos en la UE han aumentado drásticamente, pasando de 1.600 millones de dólares en 2020 a 11.500 millones en 2023.

Nio ET9 electrico

Para tal caso, si esta tendencia continúa, se estima que las marcas chinas como BYD, Nio y Xpeng podrían capturar el 15% del mercado europeo para 2025. Actualmente, ya han alcanzado un 8%, duplicando su participación desde 2021.

Entre tanto, la Comisión Europea, en su investigación basada en hechos, ha señalado que cualquier rubro estará entre el 15% y el 30%. Valdis Dombrovskis, vicepresidente ejecutivo de la Comisión, afirmó que la investigación sigue su curso y subrayó la importancia de garantizar la igualdad de condiciones en el mercado automotriz.

Diferencias dentro de la UE

Hay que anotar que, a medida que se acerca la fecha límite para la decisión, programada inicialmente para el 5 de junio pero postergada hasta después de las elecciones al Parlamento Europeo, las opiniones dentro de la UE están divididas. Suecia e Irlanda han expresado reservas sobre la línea de acción de la Comisión, destacando la necesidad de mantener mercados libres y evitar una guerra comercial.

“Desde una perspectiva general, somos un poco escépticos. No queremos entrar en ningún tipo de guerra comercial”, comentó el sueco Johan Forssell. Alemania, uno de los mayores exportadores de automóviles del mundo, también ha manifestado dudas, mientras que Hungría se opone firmemente debido a sus intereses en atraer inversiones chinas.

Xpeng G9 SUV eléctrico

En respuesta a esta situación, algunos expertos sugieren que Europa debería mirar hacia la cooperación y atracción de inversiones de otras potencias automotrices, como Japón y Corea del Sur, para equilibrar la balanza y fomentar el desarrollo de tecnologías limpias. La apuesta por carros híbridos, como la estrategia reciente de Toyota, podría ser una vía para mantener la competitividad sin depender completamente de la electrificación.


Paola Reyes Bohórquez.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD