Terms & Conditions

We have Recently updated our Terms and Conditions. Please read and accept the terms and conditions in order to access the site

Current Version: 1

Privacy Policy

We have Recently updated our Privacy Policy. Please read and accept the Privacy Policy in order to access the site

Current Version: 1

Clásicos Colombianos

La familia colombiana que se “casó” con Volkswagen “para siempre” (1994)

Volkswagen Publicidad en Colombia 1994

En plena apertura económica, hace casi 30 años, Volkswagen tuvo un regreso inteligente a Colombia con diseño sobrio y continuaciones acordes a su prestigio.

PUBLICRÓNICA No. 60.
Por Camilo Ernesto Hernández Rincón, historiador automotor.
Especial para EL CARRO COLOMBIANO.

PUBLICIDAD

Habían transcurrido al menos tres años de la apertura económica, cuando Volkswagen anunció su regreso a Colombia con esta publicidad básica, pero memorable y sobre todo, inteligente. En 1991 regresó el VW Escarabajo proveniente de Puebla, México, con detalles menores que delataban novedad. Poco después, lo acompañarían los Golf, Jetta y hasta el exclusivo Corrado.

El portafolio VW ya era completo desde entonces. Pero en el mismo 1994 que acogió al Gol y la Kombi T2, ambos brasileños, apareció la campaña que oficialmente mostraba la marca como todo un relanzamiento para los colombianos.

Apelaba al prestigio del pasado, haciendo un astuto puente entre el ayer y el hoy, con un aviso principal impreso que se replicó para televisión en el primer semestre de ese año.

Volkswagen Publicidad en Colombia 1994

PUBLICIDAD

Volkswagen Publicidad en Colombia 1994

Herencia familiar

Publicado en revistas como Motor o Aló Carros, entre otros medios, el diseño elemental pero efectivo de un anuncio a doble página muestra una composición simétrica de un elegante señor de mediana edad al centro, justo en la unión de ambas páginas. Y a ambos lados, un carro de frente: a la izquierda, un VW Escarabajo azul de modelo entre 1959 y 1968, y a la derecha, un VW Golf rojo del año.

En la parte superior, en la tradicional fuente “Futura” que la marca usó por años, el titular rezaba “Después de 26 años el señor Rodríguez compró el segundo Volkswagen de su vida”.

En la base del anuncio, al pie de la esquina inferior derecha, el logo azul con el eslogan “Con Volkswagen usted sabe lo que tiene”, acompañado del listado de concesionarios autorizados en Colombia.

Volkswagen Publicidad en Colombia 1994

Volkswagen Publicidad en Colombia 1994

Volkswagen: una marca cargada de historia

No es necesario ahondar en la intención. El prestigio de Volkswagen era incuestionable, y la calidad representada en cientos de viejos Escarabajos, que en muchos casos en Colombia duraron mucho tiempo con sus dueños originales como el “Señor Rodríguez”, se traducía en la correcta elección de un carro nuevo de la misma marca: un Golf de tercera generación que abría el retorno de la marca alemana al país.

Para televisión se generó el respectivo comercial, que algunos televidentes aún recuerdan. Un Escarabajo similar al del anuncio impreso, pero en blanco y negro, se aproxima por un camino campestre, mientras la locución en off reza exactamente la misma frase del encabezado.

Allí hay un corte abrupto que muestra una evolución histórica en tomas de cine que cambian año a año, desde 1968: hippismo, llegada del hombre a la luna, entre otras. Incluso, abarcan la firma de la Constitución de 1991 y el 5-0 de Colombia contra Argentina, cuando se vivía la emoción previa al fracasado mundial de Estados Unidos.
.
Al concluir el recorrido, breves segundos muestran en primer plano al Señor Rodríguez de perfil, dentro de su Escarabajo, para cerrar con la misma toma del anuncio impreso que indica verbalmente que él se decantó por el nuevo Golf, como el segundo Volkswagen de su vida. El comercial cierra con el consabido eslogan, y su logo.

Volkswagen Publicidad en Colombia 1994

PUBLICIDAD

Volkswagen Publicidad en Colombia 1994

Evolución

El anuncio original se reformó poco después, reemplazando en el Escarabajo, la pequeña placa genérica tipo europeo que reza CS-21-68 (dicho número final debe referirse a su año de producción), por una matrícula amarilla nacional de la entonces denominada capital nacional como Santafé de Bogotá. No sería el único anuncio al respecto.

La campaña generó otras referencias más adelante, mostrando que el Señor Rodríguez tenía ya familia con hijos mayores y nietos que buscaban más posibilidades de modelos en la oferta que Volkswagen ofrecía en Colombia. Por ejemplo, su esposa estaba feliz con su VW Quantum Station Wagon.

El regreso de marcas genuinamente acogidas en el pasado por los colombianos, cuando se reabrieron las importaciones, originaron campañas como esta de Volkswagen, que apelaron correctamente al prestigio histórico. En este caso, se hizo racional hasta en la sobriedad de su diseño gráfico.
.
No sería la única campaña, pero si una de las más recordadas por el sentido de oportunidad que los creativos de Toro Publicidad supieron aprovechar en favor de la fama ya cultivada de Volkswagen en Colombia. Y luego de ver todo esto, surge la pregunta… ¿será que los nietos del Señor Rodríguez comprarían hoy un Nivus, T-Cross, Taos o Tiguan? Probablemente si.

Vea más de la serie PUBLICRÓNICAS, aquí.

PUBLICIDAD


CRÉDITOS:

  • Textos e investigación: Camilo Ernesto Hernández Rincón.
  • Fuentes: Archivo documental EL CARRO COLOMBIANO.
  • Edición de texto, reconstrucción digital de imágenes y Dirección General: Óscar Julián Restrepo Mantilla.
Óscar Julián Restrepo Mantilla
Administrador de Empresas y Publicista bumangués. Fundador, Director y Gerente General de la Revista Virtual El Carro Colombiano.