Autos del Mundo

El dueño de Rimac creó su propio Nevera, y obviamente es de otro nivel

Mate Rimac

El fundador de Rimac creó su propio superdeportivo con cuatro motores eléctricos y un estilo muy único tanto por dentro como por fuera.

Quince años después de fundar Rimac Automobili, Mate Rimac, su fundador, se animó a diseñar su propio superdeportivo Nevera. Obviamente, este modelo no se parece a ningún otro, pues presume de detalles altamente personalizados.

Limitado a solo 150 unidades, el Rimac Nevera del fundador lleva el chasis Nº 013 y una carrocería en fibra de carbono, con unas que fluyen en una dirección específica y continúan a través de los paneles vecinos para crear un flujo ininterrumpido de carbono.

Además, hace gala a un traje exterior en rojo con auténticos detalles en fibra de carbono desnudo y un anodizado del mismo tono. Súmele unas banderas croatas pintadas a mano en los espejos laterales y un diseño de un relámpago debajo del alerón trasero.

Mate Rimac

Mate Rimac

Rimac Nevera para el fundador

Hablando de su auténtica cabina, este superdeportivo presume de una combinación de dos tonos, negro en un lado y rojo en el otro. También, cuenta con diseños personalizados y cosidos a mano en los reposabrazos y reposacabezas.

Bajo su capó, este superdeportivo esconde cuatro motores eléctricos de imanes permanentes y refrigerados por aceite hechos a medida, uno para cada rueda. Gracias a esto, alcanza 1.914 caballos de potencia y 2.359 Nm de torque, puede pasar de 0 a 100 km/h en solo 1.75 segundos y lograr una velocidad máxima de 415 km/h.

Respecto al tema, Mate, dijo: “Es una experiencia loca ser cliente de tu propia empresa, y probablemente yo tampoco fui el cliente más fácil. Al igual que con todos nuestros clientes, hubo un proceso de cocreación; compartir ideas, desarrollarlas y finalmente perfeccionarlas hasta que tengas un Nevera que sea independiente y te hable personalmente”.

Rimac nevera

LE PUEDE INTERESAR: El Rimac Nevera tiene nuevo récord; ahora es el carro más rápido en reversa


Sandy García Tarazona.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD