Noticias

BYD Shark SUV: el carro que le faltaría a la marca para estar en todas las categorías

BYD Shark SUV

Toyota SW4 y Chevrolet Trailblazer serían rivales de este hipotético BYD Shark SUV ¿Una buena idea para la marca?

En el mundo de las representaciones digitales de autos hay espacio para, absolutamente, todo. Incluso, surgen proyectos hipóteticos que parecen viables llevarlos a la realidad y son del agrado de muchos. Hoy traemos a debate un vehículo creado por el diseñador frecuente Kleber Silva, en el cual propone lo que sería un BYD Shark SUV.

Para ponerlo en contexto, BYD Shark es la nueva, inédita y primera pick-up de la automotriz China, que se estrenó a nivel mundial el mes pasado desde México, y se prevé que llegue a Sudamérica el segundo semestre de este año. Pensar en un SUV derivado, plantea la fórmula de la Toyota Hilux y el SW4, y Chevrolet Colorado y Trailblazer, por ejemplo.

En este sentido, KDesign creó el SUV Shark con un formato similar al de estos vehículos, fijándolos como sus competidores. Como debería ser natural, heredaría componentes técnicos y mecánicos de la pick-up, que para el caso, vale destacar que ofrece un sistema de propulsión híbrido enchufable, pionera con tecnología PHEV en su categoría.

BYD Shark SUV

BYD Shark SUV: lo que podría ser

Viendo en detalle las representaciones digitales del hipotético BYD Shark SUV, sería un vehículo robusto con una carrocería de líneas cuadradas, adornado en su parte delantera con el mismo diseño de la pick-up, de parrilla rectangular y las grandes letras “BYD” en el centro. Conjunto de iluminación de faros cuadrados LED y gran parachoques.

También se propuso un diseño de su parte trasera, donde es obvio, están las mayores diferencias frente a la Shark ‘original’. El espacio de la cama de carga no existe, y en cambio hay una larga carrocería cerrada que, en el mejor de los casos, sea útil para albergar hasta siete pasajeros abordo. Hay un corto spoiler y barras en el techo, como toque final.

Al proponer un conjunto mecánico, el híbrido enchufable de la pick-up es la primera opción. Dicho tren motriz se basa en un propulsor a gasolina 1.5 litros turboalimentado. Se complementa con dos motores eléctricos, y promete una potencia combinada de 430 caballos. Mientras tanto, el rango de autonomía superaría los 800 km.

¿Qué pensaría BYD de un proyecto como este? Si bien ya cuenta con varios SUVs en su cartera, ninguno tiene estas características.

LEA TAMBIÉN: BYD Shark llegará a Sudamérica a mitad de año, y también podría fabricarse aquí


Jessica Paola Vera García. Render: KDesign

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Jessica Paola Vera García
Comunicadora social