lunes, noviembre 29, 2021
Industria

A la crisis de microchips en la industria automotriz, se suma la escasez de magnesio

Crisis magnesio industria automotriz

Los fabricantes no la están pasando bien por la falta de microchips y ahora hay alerta por la escasez de magnesio. 

PUBLICIDAD

Actualmente la industria automotriz se está enfrentando a varias dificultades que ponen en riesgo la fabricación de automóviles. Desde el principio de año se redujo considerablemente el acceso a microcomponentes y recientemente se suma un problema más. 

La crisis energética que atraviesa China ya comienzan a generar efectos en diferentes sectores económicos e industriales como el de los autos. La extracción de magnesio se está viendo comprometida dejando a los fabricantes sin un insumo vital. 

Si no lo había escuchando antes, este mineral es fundamental para la producción de aleaciones de aluminio con el cual se da forma a varias partes de los vehículos. Es hasta ahora un elemento irreemplazable en los procesos de fabricación, y estamos hablando a escala global.

Crisis magnesio industria automotriz

PUBLICIDAD

Crisis magnesio industria automotriz

Nuevos retos a los cuales enfrentarse 

Esta es una nueva ‘prueba’ que deberán enfrentar las marcas para sacar sus producciones adelante en todo el mundo, pero lo que más preocupa es que llegue a detenerse por completo si el suministro de magnesio se reduce en grandes proporciones. 

Según un informe del analista Barclays Amos Fletcher citado en el Financial Times, el 35% de la demanda de magnesio es para láminas de automóviles que sirve para la construcción de paneles para la carrocería, tanques de combustible, travesaños y estructuras monobloque. 

Además, el componente se usa en ruedas de aleación ligera, frenos, suspensión y bloques de motor, lo que significa que el magnesio a través de su compresión en aluminio es básico para una gran mayoría de partes en un vehículo. 

Crisis magnesio industria automotriz

China y el mundo 

Hoy por hoy China concentra la extracción de este mineral en la ciudad de Yulin, siendo por ende el mayor proveedor mundial pero con la crisis de escasez de energía en el país asiático el gobierno ordenó cerrar 35 de las 50 plantas fundidoras de magnesio para finales de este año.

Lo anterior a raíz de que estos centros consumen altos niveles de energía que se quiere priorizar para el consumo residencial en las diferentes regiones chinas. Las fábricas que se mantendrán en funcionamiento deberán reducir a la mitad su producción. 

La asociación de productores de metales de Alemania (WVM) afirma que las reservas de magnesio en Europa se están agotando y es posible que solo alcancen hasta finales de noviembre de 2021. En Estados Unidos también se han dejado de entregar algunas materias primas. 

LEA TAMBIÉN: Según Toshiba, la escasez de microchips seguirá hasta bien entrado 2022


Jessica Paola Vera García. 

PUBLICIDAD

¿Tiene algo que decir? Éste es su espacio:

PUBLICIDAD

Jessica Paola Vera García
Comunicadora social