Industria

BYD y CATL ya están listos para lanzar baterías que cargan completamente en 10 minutos

Las compañías chinas CATL y BYD planean revolucionar el mercado de carros eléctricos lanzando este año baterías que cargan en tan sólo 10 minutos.

Para nadie es un secreto que China es líder en innovación en tecnología de baterías. Controlando tanto la cadena de suministro de materias primas como la vanguardia tecnológica, los gigantes chinos CATL y BYD están en una carrera contrarreloj para presentar la primera batería 6C para vehículos eléctricos este año.

Mientras que Europa y Estados Unidos apenas comienzan a construir sus primeras fábricas, China sigue marcando el paso en esta industria. Así las cosas, CATL, el mayor productor mundial de baterías de litio, y BYD, que fabrica baterías tanto para sus propios carros como para otros fabricantes de primer nivel, incluyendo Tesla, están avanzando a gran velocidad.

Actualmente, algunos automotores eléctricos chinos ya están equipados con baterías que admiten cargas 5C, pero ambos gigantes buscan superar esta marca. CATL planea lanzar una batería Qilin de segunda generación con un multiplicador de carga de 6C en la segunda mitad de 2024. Paralelamente, BYD tiene previsto introducir la segunda generación de su batería Blade este año y, según fuentes cercanas a la compañía, también está desarrollando una batería 6C.

CATL tiene lista la plataforma con 1.000 km de autonomía

Carga en sólo 10 minutos

Es bueno explicar que el término “6C” se refiere al multiplicador de carga de una batería, indicando que esta puede cargarse completamente en un sexto de hora, es decir, en aproximadamente 10 minutos. Actualmente, para lograr un multiplicador de carga de 4C o 5C, la potencia de carga debe ser de al menos 360 kW, una cifra que ya es alcanzada por algunos autos eléctricos chinos.

Las mejoras en la química de las celdas y en el sistema de disipación de calor son esenciales para lograr estas velocidades de carga con seguridad y fiabilidad. BYD, por ejemplo, ha comenzado a utilizar un nuevo sistema de refrigeración en las baterías de su sistema híbrido de quinta generación, una tecnología que también podría aplicar a sus vehículos eléctricos.

La batería 5C del Li Auto Mega, lanzada recientemente, puede recargar del 8% al 80% en apenas 11 minutos, alcanzando más de 510 kW de potencia pico y manteniendo 307 kW de potencia de carga con la batería al 79%. Otro ejemplo es el Zeekr 001, equipado con la batería Shenxing de CATL, que también admite recargas 5C.

A pesar de que la potencia máxima teórica no se mantenga durante toda la recarga, los fabricantes chinos están alcanzando entre 500 y 600 km de autonomía real en menos de un cuarto de hora. La próxima barrera, los 10 minutos, parece estar a punto de ser superada.

Tesla baterías BYD

China a la vanguardia

Así las cosas, la carrera por desarrollar baterías de carga ultrarrápida marca un logro en la movilidad eléctrica, con China a la vanguardia. Las innovaciones de CATL y BYD no solo prometen reducir significativamente los tiempos de carga, sino también transformar la percepción y la adopción de vehículos eléctricos a nivel global.

Mientras Europa y Estados Unidos tratan de ponerse al día, es claro que el liderazgo tecnológico de China en esta área sigue siendo indiscutible. Será interesante ver cómo estas innovaciones influyen en la infraestructura de carga y en el mercado automotriz en los próximos años.

LE PUEDE INTERESAR: Audi utilizará baterías de BYD y CATL en sus carros eléctricos producidos en China.


Paola Reyes Bohórquez. Con información de Híbridos y Eléctricos. 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD