Terms & Conditions

We have Recently updated our Terms and Conditions. Please read and accept the terms and conditions in order to access the site

Current Version: 1

Privacy Policy

We have Recently updated our Privacy Policy. Please read and accept the Privacy Policy in order to access the site

Current Version: 1

Clásicos del Mundo

Volvo ‘Whisky Cars’: los P1800 que naufragaron en el Támesis y luego se vendieron

Volvo Whisky Cars P1800 naufragaron

Corría el año 1962, cuando 29 unidades del Volvo P1800 se hundieron en el río Támesis, a bordo de un barco carguero con whisky. ¡De película!

PUBLICIDAD

Los ‘Whisky Cars’, así fue cómo fueron bautizados los Volvo P1800 después de sobrevivir al naufragio dentro del MS Kassel. Un embarcación que partió de Londres rumbo a Houston (Estados Unidos), con las bodegas repletas de whisky, y 29 unidades del Volvo. 

Como la mayoría de historias, esta tuvo aparentemente un final feliz, al cual no nos vamos adelantar. Pues lo cierto es que, los clientes del preciado liquido embriagante y de los Volvo, se quedaron esperando la llegada del buque, mientras este naufragaba en el icónico río londinense. 

En el Titanic fue un iceberg, pero en el MS Kassel fue una espesa niebla la que hizo que el capitán perdiera visibilidad. Fue así como el carguero chocó con el MS Potaro, que también transportaba mercancía.

PUBLICIDAD

Se inundó la bodega de carga

Todo fue inevitable, y es probable que de ese whisky nadie se haya bebido una sola gota, pues tras el impacto a la bodega de carga, el liquido dorado se mezcló con agua. Fue tanto, que los 11 Volvo que lograron ser rescatados, flotaban en el agua dentro del buque, golpeándose unos con otros. 

No se sabe cómo, pero el MS Kassel pude mantenerse a flote, y pudo ser trasladado al puerto de Tilbury para evaluar el estado del barco, y por supuesto de la carga. Sin embargo, pese al accidente, los Volvo P1800 llegaron a manos de sus clientes, incluso si saber lo que había ocurrido.

De los 29 deportivos, 18 regresaron a Suecia para ser inspeccionados al detalle, los demás fueron vendidos pero con explicitas condiciones. En medio de todo, solo tuvieron que pagar una pequeña fracción del verdadero costo, pero bajo una cláusula especial de tres años. 

Finalmente Volvo se curó en salud para evitar posteriores denuncias, y sus P1800 se entregaron al personal de la compañía. Pues no sabían si iba a aparecer óxido en esos modelos y prefirieron que todo quedara en “secreto”.

Volvo Whisky Cars P1800 naufragaron

No hay duda de que esta es una de esas historias como pocas en la vida, pues los ‘Whisky Cars’, hoy por hoy siguen siendo reconocidos por todo el mundo. Entre otras cosas porque los identifica el numero de chasis del 3226 al 3285, y están por ahí esperando a ser casados por algún coleccionista.  

LEA TAMBIÉN: Volvo C40 Recharge en Colombia: Precio, características y primer contacto


Maria Alejandra Villamizar Sarmiento. 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD