miércoles, diciembre 8, 2021
Clásicos del Mundo

Curiosidad a subasta: Citroën 2CV Sahara 4×4 de dos motores, modelo 1966

Citroën 2CV Sahara 4x4, 1966.

El Citroën 2CV Sahara AZ 4X4 bimotor ofrecía una interesante solución técnica que hoy lo convierte en una preciada pieza de colección.

PUBLICIDAD

Más de cuatro millones de unidades del Citroën 2CV se produjeron entre 1949 y 1990, muchos de ellos ediciones limitadas o especiales, de amplia recordación a nivel mundial. Pueden mencionarse, por ejemplo, las variantes Charleston, Spot y el modelo “007” que hizo parte de la película “Solo para sus ojos” de James Bond, en 1981.

Pero en esta ocasión, hablaremos de un curioso Citroën 2CV Sahara AZ 4X4 Bimotor de 1966, objeto de subasta el pasado 10 de octubre por parte de la célebre casa Bonhams. Se trata de una de las versiones más inusuales y coleccionables de este automóvil, ampliamente apetecida por conocedores.

La edición Sahara con tracción a las cuatro ruedas se caracterizó, esencialmente, por la utilización de un propulsor adicional que impulsaba las ruedas traseras, solución hoy en día muy común en los carros eléctricos. Si bien no fue el primer carro con dos motores, si resultaba muy interesante esta configuración.

Citroën 2CV Sahara 4x4, 1966.

PUBLICIDAD

Citroën 2CV Sahara 4x4, 1966.

Citroën 2CV Sahara 4X4: Breve historia

Probada en algunas vitrinas de Citroën en la década de 1950, en 1958 se develó la versión oficial y dos años más tarde, inició su producción. Como sugería su nombre, el Citroën 2CV Sahara se concibió para enfrentar el accidentado terreno del norte de África

El conjunto mecánico constaba de dos motores de 435 c.c., uno adelante y otro atrás, complementados por dos cajas de cambio y transmisiones, que enviaban a cada eje la fuerza de su respectiva unión de motor y caja. Todo esto, con la posibilidad de desconectarse a través de una palanca que activaba o desactivaba cada motor.

Este auto podía funcionar con tracción delantera, trasera o total a las cuatro ruedas. Así mismo, el trabajo de los dos motores se podía sincronizar mediante una única palanca de cambios y único acelerador. El resultado: un ligero y pequeño 4X4, con 735 kg de peso y 25 hp de potencia total.

Citroën 2CV Sahara 4x4, 1966.

Citroën 2CV Sahara 4x4, 1966.

Por otro lado, el Citroën 2CV Sahara 4X4 contaba con chasis específico, suspensión reforzada, llantas más anchas y dos tanques de combustible ubicados bajo los asientos delanteros. A todo esto se sumaban incontables modificaciones y ajustes que le permitían enfrentar los terrenos y climas más adversos.

Tras la independencia de Argelia, en 1962, la firma francesa abandonó la denominación Sahara llamando al vehículo simplemente Citroën 2CV 4X4. Se estima una cantidad de 695 unidades fabricadas, que lo hacen muy escaso y exclusivo. Por su baja aceptación, salió del mercado en 1967 para dar paso al Citroën Mehari.

LE PUEDE INTERESAR: Hace 30 años se fabricó el último Citroën 2CV, ¿por qué no fue popular en Colombia?

Citroën 2CV Sahara 4x4, 1966.

PUBLICIDAD

Citroën 2CV Sahara 4x4, 1966.

Historial del auto subastado

El ejemplar del Citroën 2CV Sahara AZ 4X4 bimotor modelo 1966, objeto de la subasta, se entregó nuevo a una señora en Suiza. Revisado periódicamente por un concesionario de Lyss, Suiza, permaneció en Zurich hasta 1975. Luego, el vehículo se trasladó a la región francesa de Jura.

Cuatro años después se desmontó por completo, sin que iniciara su restauración. Quien fuera su propietario hasta ahora lo adquirió dividido en piezas en 2009, obligándose a armarlo y emprender su recuperación. Los frutos de ese arduo trabajo solo se verían ocho años después, en 2017.

Su carrocería de color gris, se acompaña con rines de acero en tono blanco y un interior tapizado en tela a rayas. Las superficies del tablero y paneles de puertas lucen un tono beige.

Citroën 2CV Sahara 4x4, 1966.

PUBLICIDAD

Citroën 2CV Sahara 4x4, 1966.

El precio

En su sitio web, la casa Bonhams anunció que este Citroën 2CV Sahara AZ 4X4 bimotor se vendió por 80.500 euros, unos 350 millones de pesos colombianos que se consideran “poco” para este auto. Antes se han subastado algunos ejemplares de la misma referencia por más de 100.000 euros.

Su nuevo propietario recibirá los documentos belgas de registro al día, incluyendo una inspección técnica válida hasta 2026. Así mismo, obtendrá facturas de restauración, extractos de una publicación que mostró su remodelación y un certificado de autenticidad, emitido por Citroën Dating.

LE PUEDE INTERESAR: Citroën C3 estrena generación en América Latina, llega a Colombia en 2022


Textos: Fabián Rojas Castañeda.
Edición y Dirección General: Óscar Julián Restrepo Mantilla.
Fuente: Bonhams.

PUBLICIDAD

¿Tiene algo que decir? Éste es su espacio:

PUBLICIDAD

Fabián Rojas Castañeda
Redactor y analista económico de El Carro Colombiano. Aficionado a los automóviles desde que tengo memoria.