Tecnología

Carros voladores ¿la solución para el tráfico?: Cada vez más cerca de ser una realidad

Doron Aerospace, firma de Florida, Estados Unidos, se encuentra lista para despegar los primeros carros voladores. Estos autos eléctricos empezarían a funcionar en 2025.

Lo que solía ser un tema recurrente en series y películas de ciencia ficción está a punto de convertirse en una realidad tangible en Florida, Estados Unidos. Doron Aerospace, una empresa con sede en la ciudad de Pompano Beach, está dando pasos agigantados hacia la creación de carros voladores eléctricos.

“Para nosotros no es ciencia ficción, hace tiempo que se debería haber hecho”, señaló a EFE Doron Merdinger, fundador y presidente ejecutivo de Doron Aerospace. La empresa ha estado trabajando en el diseño de vehículos voladores eléctricos desde 2016 y ha logrado desarrollar un prototipo funcional. Este ya ha realizado un exitoso primer vuelo tripulado de prueba en julio de este año.

Este vehículo cuenta con un chasis de fibra de carbono, el mismo material utilizado en los carros de la Fórmula 1. Además, está equipado con ocho hélices y 10 sistemas de propulsión. Puede alcanzar velocidades de hasta 225 km/h y tiene una capacidad de carga de hasta 227 kilos. Así mismo, su diseño compacto le permite caber en un estacionamiento estándar.

El precio del carro volador

Es de resaltar que, el precio de entrada para estos carros voladores, denominados Doroni H1, es de US$300.000. A pesar de su alto costo, la demanda ha sido sorprendentemente alta, con 370 solicitudes anticipadas, principalmente de particulares interesados en esta innovadora forma de transporte.

Se espera que los primeros seis carros voladores salgan de la fábrica de ensamblaje en 2025. Esta nueva categoría de vehículos, conocida como eVTOL (despegue y aterrizaje vertical eléctrico), tiene el potencial de transformar la movilidad urbana. Igualmente, se proyecta como un mercado de un billón de dólares para 2040, según estimaciones de la firma financiera Morgan Stanley.

“Los usos pueden ser infinitos”, afirma Merdinger. Estos autos voladores podrían utilizarse como medio de transporte personal, pero también podrían beneficiar a agencias gubernamentales, militares, socorristas y departamentos de policía, entre otros.

A esto se suma que ofrecen la posibilidad de disfrutar del viaje de una manera completamente distinta. Sin embargo, reguladores estadounidenses todavía se encuentran ultimando los procesos de certificación para estos vehículos.

Cabe añadir que, Doron Aerospace está actualmente en busca de socios y ha marcado una meta ambiciosa de US$30 millones en ventas de acciones, anticipando un “gran retorno” para los inversores interesados en ser parte de esta revolución en el transporte.

LE PUEDE INTERESAR: GM y Honda ya no harán carros eléctricos baratos juntos, ¿Por qué?


Paola Reyes Bohórquez. Fuente: EFE.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD