Terms & Conditions

We have Recently updated our Terms and Conditions. Please read and accept the terms and conditions in order to access the site

Current Version: 1

Privacy Policy

We have Recently updated our Privacy Policy. Please read and accept the Privacy Policy in order to access the site

Current Version: 1

A usted le interesa

Pico y Placa en Bogotá para 2023 crea controversia: medida sería discriminatoria

Los ciudadanos que compraron un segundo carro para movilizarse por Bogotá estarían dentro de los más afectados con los nuevos lineamientos.

PUBLICIDAD

El próximo 10 de enero de 2023 entra en vigencia la nueva medida de Pico y Placa que anunció la Alcaldía de Bogotá. Este nuevo esquema no tiene muy contentos a los habitantes de la capital, ya que los ajustes podrían afectar a aquellos que adquirieron un segundo vehículo.

De acuerdo con el anuncio, la restricción ahora rotará cada cuatro meses. Iniciará en enero y abril próximo. Así, en los días pares podrán circular los carros con plazas terminadas en 6, 7, 8, 9, 0 y los impares terminados en 1, 2, 3, 4 y 5.

El objetivo con los cambios en el Pico y Placa es liberar en un 18% la carga de los vehículos sobre las vías de Bogotá, según indicó la Alcaldía. Sin embargo, el 2023 continúa vislumbrando un panorama en el que las obras son protagonistas.

PUBLICIDAD

Los más afectados con la medida

Estos ajustes han desencadenado diferentes opiniones. Entre las que más se destacan es que no haría mella en el tráfico y continuaría el caos. Además, afectaría a quienes adquirieron un segundo carro.

El medio económico Portafolio, dio a conocer algunos criterios de expertos en el tema frente a estas medidas. Francisco Reyes, exsuperintendente de Sociedades, aseguró que este nuevo esquema viola arbitrariamente el principio de igualdad.

“Es confiscatorio, porque atenta contra la propiedad privada. No podía esperarse menos de la administración distrital”, twitteo el exsuperintendente. Mientras tanto, Jaime Mayoral, gerente General de bellpi.com, indicó que cualquier persona que haya comprado un vehículo este año se verá afectada, esto sin importar el último dígito de la placa.

“Hoy, se podrán ver limitados y algunos optarán por cambiarlos o pagar el Pico y Placa Solidario, siendo un costo adicional a todos los demás que ya asumen los bogotanos por tener carro”, añadió el Gerente.

¿Un problema sin solución?

Stalin Rojas, director del Observatorio de Movilidad de la Universidad Nacional, asintió que el nuevo esquema no tendrá un efecto importante en la reducción del tráfico. Pues lo realmente relevante son las obras de construcción de la AV. 68, la primera línea del metro, la insuficiencia de espacios en vías por la cantidad de autos y la mala conducta de los conductores que causa trancones.

Entre tanto, Ómar Oróstegui, director de Futuros Urbanos, tocó un punto álgido en la conversación, debido al parque automotor de la ciudad, el cual cada día crece a pasos agigantados.

“La administración se sigue concentrando en los efectos, pero no en las causas del crecimiento del parque automotor. Lo primero que debe hacer la administración es definir cuál es el objetivo del ‘pico y placa’: reducir congestión vehicular; aliviar la contaminación del aire o desincentivar el crecimiento del parque automotor”, puntualizó.

No obstante, existen otras personas que han visto con buenos ojos los nuevos ajustes en la restricción. Es el caso de William Castro, experto en Movilidad. “Son ajustes necesarios muy similares a los que Medellín lleva realizando desde hace varios años, la rotación de placas era un tema pendiente que tenía Bogotá. Es muy probable que en cuatro meses se realice un sorteo como se está haciendo allá”. Así mismo, señaló que “el realizarlo mediante sorteo aleatorio, desmotivará la compra de más vehículos”.

PUBLICIDAD

LE PUEDE INTERESAR: Gobierno Petro subirá precios de algunos repuestos: así afectará su bolsillo.


Paola Reyes Bohórquez. Fuente: Portafolio.