Industria

Así presiona Estados Unidos a México por entrada de carros eléctricos chinos

Carros eléctricos chinos

Estados Unidos intensificó su presión sobre México para frenar la entrada de carros eléctricos chinos al mercado, argumentando amenazas a la seguridad nacional.

México se encuentra bajo la lupa de Estados Unidos en un esfuerzo por contener la llegada de carros eléctricos chinos al país, esto según la agencia Reuters. Y es que, funcionarios mexicanos, bajo la influencia de presiones estadounidenses, han rechazado ofrecer incentivos para la inversión en la producción de estos vehículos, incluyendo terrenos públicos de bajo costo y recortes de impuestos.

Hay que recordar que, la última reunión entre mexicanos y un fabricante de automóviles chino tuvo lugar en enero, con ejecutivos de BYD. Sin embargo, los centro americanos dejaron claro que no otorgarían incentivos como en el pasado y suspendieron futuras reuniones con los asiáticos.

Por lo anterior, la directora ejecutiva de BYD Américas, Stella Li, afirmó que BYD no tiene planes de ingresar al mercado estadounidense y no producirá vehículos en México para su importación a Estados Unidos, contrario a otros fabricantes.

Carros eléctricos chinos

EE.UU. mantiene su postura

Es de anotar que, la Casa Blanca ha reiterado su postura, afirmando que Joe Biden no permitirá que los fabricantes de automóviles chinos representen una amenaza para la seguridad nacional. Wall Street Journal informó sobre la intención del presidente de cuadruplicar los aranceles a carros eléctricos de China, incluyendo baterías y paneles solares.

La Alianza para los Estados Unidos ha instado a evitar que los automotores y las piezas fabricadas en México, por empresas chinas, se beneficien del acuerdo de libre comercio de América del Norte, citando un riesgo para el sector automotriz estadounidense.

BYD planta México

Por otro lado, las exportaciones de carros chinos han aumentado un 38% interanual, alcanzando las 417.000 unidades en abril, según la Asociación de Vehículos de Pasajeros de China. A pesar de estos esfuerzos, una investigación de Automotive News reveló que el73% de los conductores estadounidenses consideraría comprar un automóvil eléctrico chino si tuviera un precio 20% más bajo que el de un fabricante no chino.

Es necesario decir que, la tensión entre Estados Unidos y China en el sector automotriz no muestra signos de disminuir, y México, lamentablemente, se encuentra en medio de esta disputa. Así las cosas, la postura de Biden es definitiva y refleja la importancia de proteger la industria automotriz nacional, pero también plantea desafíos para la libre competencia y la economía global.

Por lo anterior, es fundamental encontrar un equilibrio que garantice la seguridad y el crecimiento económico sin obstaculizar la innovación y la diversificación del mercado automotor.


Paola Reyes Bohórquez. Con información de agencias internacionales y Motor Pasión. 
Foto portada tomada de Motor Pasión.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD