Terms & Conditions

We have Recently updated our Terms and Conditions. Please read and accept the terms and conditions in order to access the site

Current Version: 1

Privacy Policy

We have Recently updated our Privacy Policy. Please read and accept the Privacy Policy in order to access the site

Current Version: 1

Clásicos Colombianos

La marca de carros que quiso “enseñar” inglés en Colombia hace 76 años

Oldsmobile Sedán 1946

Un original concurso basado en la traducción al español de un anuncio norteamericano, sirvió para promover a la pionera Oldsmobile en la Colombia de 1946.

PUBLICRÓNICA No. 55.
Por Camilo Ernesto Hernández Rincón, historiador automotor.
Especial para EL CARRO COLOMBIANO.

PUBLICIDAD

El 24 de octubre de 1946 apareció en la página 11 de El Tiempo un aviso publicitario muy peculiar. Mostraba un automóvil muy antigüo, de finales del siglo XIX, dominando todo el centro. La marca en la parte superior era evidente: Oldsmobile. Pero el encabezado, rezaba “$100-00 (sic) de premio”.

Así mismo, el vehículo que allí aparecía era el Olds Motocycle de 1896, conducido por el fundador de la marca, Ramson Eli Olds, con su familia a bordo. Esto ya hacía interesante la pieza, pese a una composición tan racional que podía confundirse con la de cualquier otro producto. Pero lo que realmente sorprendía al lector desprevenido, era que estaba escrito en inglés.
.
Quizá pueda ser llamativo este hecho si ocurriera en el presente, pero no tanto como en esa época, cuando el dominio de un segundo idioma era algo mucho más limitado que hoy. De hecho, en medios académicos aún se consideraba más importante el aprendizaje del idioma francés, y más difícil era estudiar idiomas en un país cuya escolaridad era menor.

Peor aún, la sociedad colombiana era mayoritariamente rural, con un analfabetismo declarado del 37% en 1945. Bajo este panorama, es bastante obvio que el automóvil era un objeto imposible para muchos, pero la posibilidad del consumo informativo tampoco era de fácil alcance. Obvio, los periódicos siempre han sido asequibles. Pero para las masas que no sabían leer y escribir, solo era una compra inútil.

Oldsmobile publicidad en Colombia

PUBLICIDAD

El premio por “saber inglés”

Ciertamente, esta estadística hacía inoficioso un anuncio así, pero su encabezado lo justificaba. El premio de 100 pesos se explicaba como incentivo a quien pudiera traducirlo al español.

Dicho concurso estaba a cargo del representante de Oldsmobile en Colombia, Carlos Congote & Cia. Ltda., que recibía la correspondencia en su sede de la carrera 13 con calle 20 en Bogotá, o en su apartado aéreo, cuando el correo por avión llevaba tiempo de haberse institucionalizado.

Eligiría la mejor traducción el Centro Colombo Americano de Bogotá, entidad cultural adscrita a la embajada estadounidense que fungió de jurado calificador ante la entonces llamada “Revisión de Juegos”, antecesora de entes como el actual Coljuegos. Los interesados podían participar hasta el 20 de noviembre del mismo año y desde luego se requería, o buen dominio del inglés, o al menos la ayuda de un diccionario y mucha iniciativa.

En síntesis, el texto rezaba una verdad evidente: la de ser el más antiguo fabricante de vehículos de Norteamérica. Al pie de la ilustración, se mencionaba que el Olds Motocycle tenía un motor de 5 hp de potencia que alcanzaba las 18 millas por hora. La siguiente frase bandera responde al primer subtítulo: “lidera la industria del automóvil en sus segundos 50 años”.

Oldsmobile 1901

Oldsmobile caja automática Hydramatic 1940

Oldsmobile, la marca de autos más antigua de EE.UU.

Tres dibujos menores ilustran el contenido. Se describe la historia misma de Oldsmobile, fundada en 1900, pero cuyas labores iniciaron en la avenida East Jefferson de Detroit en 1897. Buscaba fabricar vehículos de la manera más perfecta posible, y se señalaba que la primera unidad aún existía y formaba parte del Instituto Smithsoniano, la colección museística más importante de la historia norteamericana.
.
Además, se resaltaba el hecho harto comprobado de ser el primer fabricante de vehículos en serie de la historia, adelantándose al mismo Henry Ford.

Para ese momento, preparaba sus bodas de oro con el regreso a la producción después de la guerra, con el modelo más avanzado del momento que, a su vez, incluía el mayor aporte de esta marca a la historia automotriz: la caja de cambios automática.
.
Este sistema, patentado comercialmente como Hydramatic (nombre aún vigente en GM), debutó en 1939 de la mano de Oldsmobile. Pero los años de guerra refrenaron la novedad hasta ese momento de relanzamiento.

A la izquierda de la base del anuncio, se ve el dibujo de un Oldsmobile Curved Dash Runabout de 1900, primer producto de la marca y además, el primero en producirse en masa. Dicho auto fue objeto de posteriores reproducciones, como la que hizo en Colombia el recordado Leonardo Callegari Melo, fundador del ya desaparecido parque temático “1900” en Villa de Leyva.
.
A la derecha, un Oldsmobile Sedán último modelo en el que resalta su nuevo estilo, y la posibilidad de conducirlo sin pedal de embrague. Una frase puntual cierra el anuncio: “Oldsmobile… a General Motors value”, que traduce algo así como “Oldsmobile… una marca de valor de General Motors”.

Colombia en 1945

PUBLICIDAD

¡El peso colombiano valía casi igual que el dólar!

Respecto al concurso, solo se publicó este único aviso y de allí en adelante, no hubo nuevos anuncios. Un rastreo por el resto de circulación de El Tiempo hasta ese fin de año no arrojó alguna evidencia extra, y es por eso que se desconoce quién y cómo se ganó los 100 pesos de entonces. 

Cabe señalar que, en 1946, el peso colombiano estaba casi a la par con el dólar estadounidense, que se pagaba con un peso y 75 centavos. Como la fijación del salario mínimo para todo el territorio nacional se estableció legalmente en 1950, solo se sabe que antes de esa fecha dicho monto se fijaba según factores diversos como región, tipo de actividad o edad del trabajador. Así, en 1950, se pagaban $60 tanto a nivel urbano como rural.

Ahora, si utilizamos herramientas digitales para averiguar cuánto serían hoy los 100 pesos del premio que daba Oldsmobile por traducir el anuncio, encontramos que ese monto equivalía a 175 dólares, mismos que serían 2.595 dólares actuales. Traídos a pesos colombianos de ahora, son cerca de $10.500.000. Es increíble cómo ha perdido valor nuestra moneda.

Hoy en día, la ampliación educativa derivada de mejoras en la calidad de vida, y la globalización informativa, convirtieron el aprendizaje del idioma inglés en una necesidad colectiva. Por no decir que en una obligación, simplemente para navegar en la red o acceder a un buen empleo. Los traductores en línea han ahorrado mucho trabajo y hacen la labor casi inmediatamente, por lo que un concurso así ya no tendría sentido.

Oldsmobile Alero 2004

PUBLICIDAD

Desaparición

Ahora bien. Con seguridad, el anuncio en cuestión se publicó en la prensa de Estados Unidos, resumiendo la trayectoria de éxito de Oldsmobile con estos logros. A ellos, luego se sumaron otros como el primer auto norteamericano de tracción delantera (Toronado, en 1966), los motores Rocket de los años 1950, el musculado 442 de los sesenta, y referencias inolvidables como 88, 98, Cutlass, Omega y Aurora.

Desafortunadamente, su prestigio de más antiguo fabricante norteamericano tampoco le sirvió para salvarse de su desaparición en 2004, cuando solo producía al Oldsmobile Alero. En ese momento, GM determinó la inviabilidad de su marca intermedia, en medio de la crisis de la primera década de este siglo que también se llevó a su hermana Pontiac, a Plymouth en Chrysler y a Mercury en Ford.

Vea más de la serie PUBLICRÓNICAS, aquí.


CRÉDITOS:

  • Textos e investigación: Camilo Ernesto Hernández Rincón.
  • Fuentes: El Tiempo, octubre 24 de 1946.
  • Edición de texto, reconstrucción digital de imágenes y Dirección General: Óscar Julián Restrepo Mantilla.

PUBLICIDAD

Óscar Julián Restrepo Mantilla
Administrador de Empresas y Publicista bumangués. Fundador, Director y Gerente General de la Revista Virtual El Carro Colombiano.