Autos del Mundo

Nissan R35 GT-R se despide de Estados Unidos por lo alto: T-spec Takumi y Skyline Edition

Nissan R35 GT-R se despide de Estados Unidos

Antes de que el Nissan R35 GT-R salga de Estados Unidos, lanzará dos ediciones muy especiales y limitadas: Skyline y T-spec Takumi.

Luego de varios años de historia, el triste final del Nissan R35 GT-R en el mercado estadounidense, ha llegado. Este modelo terminará con su producción después del año modelo 2024, pero antes de eso, lanzará dos ediciones muy especiales y limitadas: Skyline y T-Spec Takumi.

Empezando por la serie Nissan GT-R T-Spec Takumi Edition, rendirá homenaje al equipo que se encarga de ensamblar a mano el motor VR38DETT de cada Gozilla, como también se conoce al GT-R. Presumirá de un traje exterior en Midnight Purle y un interior tapizado en Mori Green.

Además, contará con unos frenos cerámicos de carbono firmados por NISMO, ruedas forjadas NISMO Rays de 20 pulgadas pintadas en color oro y un control dinámico sintonizado con la misma marca, así como unos guardabarros delanteros más anchos.

Nissan R35 GT-R se despide de Estados Unidos

Nissan R35 GT-R se despide de Estados Unidos

Nissan R35 GT-R se despide de Estados Unidos

También estará el Nissan GT-R Skyline Edition, una serie que se basará en el GT-R Premium y destacará por su traje en Bayside Blue, con una cabina en Sora Blue. La primera edición mencionada, estará disponible por un precio de 151.090 dólares, mientras que esta última costará 131.090 dólares.

Si todo sale según lo planeado, estas dos nuevas ediciones especiales con sabor a despedida llegarán a vitrinas selectas este mes, y el equipo se encargará de producir menos de 200 unidades para el mercado estadounidense.

Aunque el futuro de esta “bestia” aún es incierto, todo apunta a que no desaparecerá por completo, pues existe una alta probabilidad de que tenga un sucesor. Es más, desarrollos recientes sugieren que se tratará de una versión eléctrica.

Nissan R35 GT-R se despide de Estados Unidos

LE PUEDE INTERESAR: Nissan ya no invertirá en combustión, pero sí en baterías de estado sólido para eléctricos


Sandy García Tarazona.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD