Terms & Conditions

We have Recently updated our Terms and Conditions. Please read and accept the terms and conditions in order to access the site

Current Version: 1

Privacy Policy

We have Recently updated our Privacy Policy. Please read and accept the Privacy Policy in order to access the site

Current Version: 1

Industria

Transición a autos eléctricos, en aprietos por aumento en el precio del litio

La producción de autos eléctricos va viento en popa, pero los altos costos del litio para fabricar baterías, ocasionaría inevitables retrasos.

PUBLICIDAD

Un crisis tras otra ha debido enfrentar el mercado automotriz, pues mientras se cree superado un impase, nuevos retos ocupan la agenda. Y sumado a la escasez de microchips ocasionada por los estragos de la pandemia, ahora los autos eléctricos llevan el peso del aumento en el precio del litio.

Aunque los fabricantes están poniendo todo su empeño en la producción de autos eléctricos, muchos deberán repensar la estrategia. Lo anterior dado que el precio del litio se disparó en un 500% en el último año. Es tanta la demanda de este material, que los nuevos modelos tendrían un costo extra.

Algunos expertos explican que el alto costo de este mineral en la actualidad, tuvo su génesis en una caída dada entre 2018 y 2020. Para ese entonces el valor se redujo a la mitad y le permitió a los fabricantes abastecerse lo suficiente para cubrir la demanda de ese momento. 

PUBLICIDAD

‘Cero emisiones’: ¿pero a qué costo?

Resulta irónico pensar que mientras se apuesta a la producción de autos eléctricos para reducir las emisiones contaminantes, la extracción de litio afecte el propósito. Este elemento es imprescindible para el desempeño de las baterías, pero es difícil de conseguir, al igual que su extracción. 

Algunos ecosistemas como el desierto de Atacama en Chile, el salar de Uyuni, en Bolivia, y en la provincia de Salta, Argentina, se pueden hallar grandes depósitos. Sin embargo, en tierras áridas como estas, se necesitarían dos millones de litros de agua para una tonelada de litio.

Trasladando este dato a los planes de compañías como GM, necesitarían hasta 38.400 toneladas de litio para fabricar baterías con capacidad de 240 GWh. En teoría es demasiado, y por ahora no parece haber otros métodos de obtención que no destruyan el ecosistema. 

Asimismo, otros componentes como el níquel, grafito y el cobalto, necesarios en la fabricación de autos eléctricos, también se vieron afectados por el conflicto entre Rusia y Ucrania. A corto y mediano plazo el impacto medioambiental no sería tan evidente, pero pasaría factura.

LEA TAMBIÉN: Conflicto Rusia-Ucrania traería nueva crisis a la industria automotriz global: ¿por qué?


Maria Alejandra Villamizar Sarmiento.