Autos del Mundo

Mercedes-AMG GLC 43 y 63 SE Performance: con motores más pequeños, pero no menos vigorosos

Mercedes-AMG GLC 43 y 63 SE Performance

Mercedes-AMG le da la bienvenida a las versiones coupé de los GLC 43 y GLC 63 S E Performance, con motores híbridos de cuatro cilindros en línea.

La última gran novedad de Mercedes-AMG son los poderosos y deportivos GLC 43 y el GLC 63 S E Performance Coupé. Ambos modelos dejan a un lado sus motores V6 y V8 por sistemas híbridos de cuatro cilindros en línea.

Basados en la misma plataforma de los actuales Mercedes-AMG GLC, los nuevos GLC Coupé le apuestan a un nuevo motor turboalimentado de cuatro cilindros y 2.0 litros M139l. Gracias a esto, ofrecen un increíble sonido, una mayor potencia y un imponente estilo.

Antes de continuar hablando del esquema mecánico, es importante mencionar que ambos modelos le apuestan a un diseño más estilizado y deportivo, con un toque ‘extra’ de practicidad.

Mercedes-AMG GLC 43 y 63 SE Performance

Mercedes-AMG GLC 43 y 63 SE Performance

Mercedes-AMG GLC 43 y 63 Coupé: hasta 680 hp

Ahora bien, en cuanto al nuevo Mercedes-AMG GLC 43, incorpora un motor de cuatro cilindros de 2.0 litros con un sistema híbrido suave, que alcanzan hasta 416 hp y 500 Nm de torque. Súmele un alternador-motor de arranque eléctrico de 48V, que aporta 13 hp adicionales.

Por si fuera poco, todo este ‘power’ se envía  las cuatro ruedas a través de una caja estándar de nueve velocidades. Según la marca, este modelo alcanza una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h y puede pasar de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos.

Sin embargo, también está el nuevo Mercedes-AMG GLC SE Performance, un poderoso modelo híbrido enchufable con conducción en modo 100% eléctrico, solo en 12 kilómetros. Cuenta con el mismo motor de 2.0 litros y un turbo eléctrico más grande para alcanzar 476 hp.

Mercedes-AMG GLC 43 y 63 SE Performance

Mercedes-AMG GLC 43 y 63 SE Performance

Al detalle

A esto se le une un sistema eléctrico de 204 hp en el eje trasero, que le permite alcanzar hasta 680 hp y 1.020 Nm de torque. Súmele una batería con capacidad de 6,1 kWh, inspirada en la que utilizan los pilotos de F1, Hamilton y Russell.

Es más, pasa de 0 a100 km/h en 3,5 segundos y alcanza una velocidad máxima limitada electrónicamente de 275 km/h. En todo caso, ambos modelos cuentan con tracción total y una transmisión AMG Speedshift de nueve velocidades, que envía todo el ‘power’ a las cuatro ruedas.

Por si fuera poco, cuentan con dirección en el eje trasero, suspensión AMG Ride control y un interior casi idéntico al de la gama estándar. Finalmente, aún no se han revelado los precios ni la disponibilidad de estos nuevos modelos.

Mercedes-AMG GLC 43 y 63 SE Performance

LE PUEDE INTERESAR: Mercedes-AMG SL 63 se puso el llamativo traje “Manufaktur Big Sur” en nueva serie especial


Sandy García Tarazona.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD