Terms & Conditions

We have Recently updated our Terms and Conditions. Please read and accept the terms and conditions in order to access the site

Current Version: 1

Privacy Policy

We have Recently updated our Privacy Policy. Please read and accept the Privacy Policy in order to access the site

Current Version: 1

Industria

Volkswagen suspende producción de Polo, Virtus y Nivus en Brasil

La crisis mundial de semiconductores persiste, y ha obligado a Volkswagen a detener parte de su operación en la fabrica de Anchieta, Brasil.

PUBLICIDAD

Desde hace ya casi tres años, la crisis de microchips se volvió en el pan de cada día, y como vemos muchas de las predicciones de que podría terminar han fallado. Lo único cierto es que persiste, y lidiar con el problema se ha salido de las manos por parte de los fabricantes, esta vez para Volkswagen.

Que se detenga la producción de modelos claves de la marca como Polo, Virtus y Nivus, no es una buena noticia, ni para la marca ni para los clientes. Pues impacta directamente al mercado de Suramérica, influyendo en el cronograma de entregas.

Muchas cosas le dan vida a un auto, pero sin duda el sistema electrónico de estos, es el alma. Un vehículo actual sin sistemas electrónicos, tecnología, seguridad, iluminación y otros elementos no es atractivo. De ahí que Volkswagen haya preferido no avanzar hasta que cuenten con esta pieza clave.

PUBLICIDAD

Lo conflictos mundiales

De momento, alrededor de 2.000 empleados se han visto obligados a abandonar la  fábrica de Anchieta, en São Bernardo do Campo (SP). Por su parte, la marca aún no confirma un fecha exacta de regreso a la producción, por lo que podemos deducir que la situación es compleja.

Sin embargo, Volkswagen cree y pone su esperanza en que la crisis de microchips empezaría a regularizarse en la segunda mitad de 2022. Aún así es seguir navegando sobre supuestos, tal como ya ha sucedido a lo largo de estos últimos años.

Por si fuera poco, el panorama en Europa parece estar cada vez peor. La guerra entre Rusia y Ucrania ha sido también un detonante en la industria automotriz, ocasionando una disminución en la oferta internacional, retrasos y cese de actividades. 

De la misma manera, Mercedes-Benz en Brasil, también se ha visto golpeada por las crisis que actualmente se afrontan en el mundo entero. Al punto que la marca concedió “vacaciones” a 5.600 empleados de su fabrica de fábricas de camiones, buses, motores y cabinas hasta el 3 de mayo. 

LEA TAMBIÉN: Toyota y Volkswagen desisten del acuerdo que pondría fin a los autos de combustión


Maria Alejandra Villamizar Sarmiento. 

PUBLICIDAD