Industria

Japón y el sudeste asiático se unen para enfrentar a China y sus fabricantes de carros eléctricos

Alianza Japón contra China por carros eléctricos

Japón y Asean se han aliado para desarrollar una estrategia enfocada en la fabricación y venta de carros eléctricos, enfrentando así la creciente influencia de los fabricantes chinos.

Japón y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) están preparando una estrategia en conjunto  para la manufactura y venta de carros eléctricos. El objetivo de esta alianza es hacerle frente a la creciente competencia de los fabricantes chinos, según informó el diario Nikkei.

Esta iniciativa, que se extenderá hasta 2035, podría anunciarse en septiembre de este año durante una reunión de ministros de Economía de los países involucrados. Así las cosas, llega en un momento en que las empresas chinas, como BYD y SAIC Motor, están ganando terreno en Japón, el Sudeste Asiático y a nivel mundial.

El plan incluye la cooperación en áreas clave como la capacitación de personal, la descarbonización de la producción, la adquisición de recursos minerales. Así como la inversión en biocombustibles y el desarrollo de una campaña informativa sobre los vehículos fabricados en sus territorios.

Alianza Japón contra China por carros eléctricos

El poderío de los fabricantes chinos

El crecimiento de los fabricantes chinos supone  todo un reto para competidores nipones como Toyota Motor y Honda Motor, que tienen plantas en varios países del Sudeste Asiático. Además, estos producen más de tres millones de carros al año, representando alrededor del 80% de la producción total en la Asean.

Un ejecutivo del sector automotriz comentó a Nikkei que “la demanda de automóviles en el Sudeste Asiático ha disminuido debido al aumento de las tasas de interés y otros factores”. Lo anterior señala que los fabricantes chinos han aprovechado los “generosos subsidios” para vehículos eléctricos. Por ejemplo, en Tailandia, el 85% de los carros eléctricos vendidos en 2023 fueron de manufactura china.

Alianza Japón contra China por carros eléctricos

Hasta ahora, las marcas japonesas han operado independientemente en la Asean, pero el aumento de la presencia china ha llevado al Gobierno de Japón a intervenir para crear una estrategia conjunta. Para la capacitación de personal, Japón podría usar los 140 billones de yenes (unos 900 millones de dólares) de su presupuesto de asistencia al Sur Global.

En cuanto a los “campos de nueva generación”, se considerará la adquisición de materiales para baterías de vehículos eléctricos y el reciclaje de las mismas. También se planea producir biocombustibles a partir de aceite de cocina usado.


Paola Reyes Bohórquez. Con información de agencias. 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD