Industria

Concesionarios de Colombia piden políticas de reactivación después del cierre de Colmotores

Concesionarios venta carros

La Asociación Gremial de Concesionarios de Automotores de Colombia hizo un llamado urgente al Gobierno Nacional para definir políticas de reactivación económica y fomento a la industria automotriz. Todo tras el  cierre de Colmotores.

El cierre de la planta de General Motors Colmotores en Colombia ha generado preocupación entre los concesionarios de carros del país. Pedro Nel Quijano, presidente de Aconauto, expresó su pesar ante esta situación, destacando que este hecho no solo implica la pérdida de empleos, sino también el desmantelamiento de una cadena de valor construida a lo largo de décadas.

“Este hecho va más allá de la pérdida de 850 empleos y del retiro de una instalación industrial, sino el desmantelamiento de una cadena de valor que se comenzó a construir en 1.957 y que llegó a producir el 35% de las piezas que componen un automóvil”, afirmó Quijano.

Hay que decir que, el sector automotor colombiano representa un importante eje económico para el país. Y es que, incluye toda una cadena de valor en la que se encuentran ensambladoras, fabricantes de autopartes, importadoras de vehículos y repuestos. Así como los canales comerciales de más de 50 marcas que compiten en el mercado nacional.

Sector automotor Colombia

Sector automotor, eje de la economía en Colombia

Según un estudio reciente de Fedesarrollo, el valor agregado de esta cadena de valor representa aproximadamente el 7% del producto interno bruto (PIB) de Colombia, lo que se traduce en bienestar para miles de familias en el país.

En cuanto al sector comercial de las marcas de carros, se estima que hay 433 concesionarios propiedad de 152 grupos de empresarios. Así las cosas, estos emplean directamente a alrededor de 190.000 personas y de forma indirecta a unas 60.000 más.

Si bien existe un pequeño segmento de automotores de lujo, la mayoría de las ventas se concentran en los estratos medios de la población, tanto para uso personal como para trabajo. “El carro no es un lujo, ni tenerlo implica riqueza”, destacó Quijano.

Ante esta situación, Aconauto se ha ofrecido para colaborar con las autoridades del país en la conformación de una mesa de trabajo que defina objetivos y acciones concretas para la reactivación económica del sector automotor y, en general, del país.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD