Industria

BYD compró 20% de su distribuidor de carros eléctricos en Tailandia: más dominio del fabricante chino

BYD ingresos

BYD ha sorprendido al mundo con una adquisición estratégica en Tailandia, buscando fortalecer su posición en el sudeste asiático. 

BYD adquirió una participación del 20% en su distribuidor oficial tailandés, Rever Automotive. Este movimiento se anunció en un comunicado de Rever Automotive el pasado sábado por la noche y forma parte de un acuerdo de inversión conjunta entre ambas empresas.

La adquisición del 20% por parte de BYD en Rever Automotive es una estrategia clave para aumentar la competitividad en la industria de vehículos eléctricos. Este anuncio llega pocos días después de que la compañía china inaugurara su primera planta de fabricación en la provincia tailandesa de Rayong, casi dos años después de haber firmado un acuerdo de terrenos para esta instalación.

Y es que, la nueva planta de BYD en Rayong tiene una capacidad de producción anual de hasta 150.000 carros, según declaraciones de la compañía. Además de ensamblar automotores, la fábrica producirá componentes esenciales como baterías y transmisiones, lo que asegura una cadena de suministro más eficiente y robusta.

BYD Tailandia

Estrategias y rebajas de precios

El nuevo plan de inversión surgió tras una reunión entre Wang Chuanfu, presidente y CEO de BYD, y el primer ministro tailandés, Srettha Thavisin. Durante esta reunión, se discutieron las recientes rebajas de precios de los modelos BYD en Tailandia, que han generado reacciones mixtas entre los clientes actuales.

Es de anotar que el fabricante chino está aprovechando los incentivos fiscales del gobierno tailandés, que forman parte de un plan para convertir al país en el centro de producción de vehículos eléctricos del sudeste asiático. La meta es ambiciosa: Tailandia busca que la producción local de vehículos eléctricos represente al menos el 30% de la producción total de automóviles para 2030.

BYD planta México

La adquisición del 20% de Rever Automotive por parte de BYD es un movimiento estratégico brillante que subraya la ambición de la compañía de consolidarse como líder en el mercado de vehículos eléctricos en el sudeste asiático.

Con una planta de alta capacidad y aprovechando los incentivos fiscales, BYD está bien posicionada para liderar la transición hacia una movilidad más sostenible en la región. Este tipo de inversiones no solo impulsan la economía local sino que también aceleran la adopción de tecnologías verdes, esenciales para el futuro de nuestro planeta.

LE PUEDE INTERESAR: BYD sigue en expansión: abrió una nueva mega planta fuera de China.


Paola Reyes Bohórquez. Con información de agencias internacionales.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD