Industria

Apple perdió 10 mil millones de dólares tras cancelar su proyecto de carro eléctrico

Apple car eléctrico

Apple ha decidido dejar de lado su proyecto de construir su carro eléctrico “Titán”. Lo anterior ha conllevado a dejar pérdidas financieras a la empresa de más de US$10 mil millones.

Apple ha dado por terminado su proyecto de carro. Esto después de invertir una cantidad asombrosa de más de US$10 mil millones a lo largo de casi una década. La anterior cifra se convierte en una pérdida considerable para la empresa de tecnología. Y es que, inicialmente tenía la ambiciosa meta de competir con Tesla y luego incursionar en vehículos autónomos para enfrentar a Waymo.
.
Según un reciente informe de The New York Times, el proyecto “Titán” de Apple pasó por múltiples fases y liderazgos cambiantes. La compañía llegó a contratar ingenieros de Porsche y NASA en su búsqueda por destacar en el sector automotriz. En un momento, incluso se consideró la posibilidad de adquirir Tesla, con conversaciones directas entre Apple y Elon Musk.
.
La cancelación del programa ocurrió la semana pasada, cuando más de 2.000 personas estaban involucradas en el proyecto. En la última etapa, la visión del carro de Apple volvía a centrarse en la construcción de un vehículo eléctrico para competir con Tesla. Se estima que, de haber llegado al mercado, este automóvil tendría un precio superior a los US$100.000.

Apple auto autónomo

Apple continuará en la industria automotriz

A pesar de la cancelación, Apple no considera que todo el esfuerzo y trabajo invertidos se hayan perdido por completo. Según informes, muchos miembros del equipo del proyecto “Titán” serán transferidos a la división de Inteligencia Artificial de Apple. Así aplicará sus conocimientos en este campo a otros productos de la empresa.
.
Sin embargo, algunas tecnologías automotrices innovadoras, como un nuevo techo corredizo y un parabrisas con proyección de instrucciones paso a paso, podrían no llegar a ver la luz del día.
.
La anulación de este proyecto no significa que la compañía se retire por completo de la industria. Pues, mientras el ambicioso vehículo se queda en el camino, CarPlay, la plataforma de infoentretenimiento de la empresa, sigue manteniendo su fuerza en el mercado.
.
Este episodio destaca la complejidad y los riesgos asociados con incursionar en la fabricación de automóviles, incluso para gigantes tecnológicos como Apple. La indecisión sobre el enfoque del proyecto y los cambios de liderazgo han llevado a una pérdida financiera significativa para la empresa.

LE PUEDE INTERESAR: Apple canceló el desarrollo de su carro eléctrico para dedicarse a la IA.


Paola Reyes Bohórquez. Con información de Motor1. 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD