Clásicos del Mundo

Esta Ford Bronco de 1972 volvió a la vida con un motor V8 y mejoras innumerables

Ford Bronco 1972

Una empresa californiana convirtió a una icónica Ford Bronco de 1972 en una moderna ‘bestia’ con transmisión automática y un traje turquesa.

Se han creado tantos ‘restomods’ de la Ford Bronco que no sabemos cuál nos gusta más. Sin embargo, la última creación a cargo del equipo Rock Botoom Offroad, es uno de los modelos más llamativos y extravagantes jamás vistos.

Así las cosas, Rock Botoom Offroad, una empresa californiana, decidió ‘hacer lo suyo’ sobre una Ford Bronco de 1972. Entre las novedades innumerables está su llamativo traje exterior en el tono azul clásico y el techo rígido extraíble en negro.

Además, cuenta con un nuevo bastidor que cuenta con una suspensión delantera de cuatro brazos y una trasera triangulada también de cuatro brazos. Súmele dirección asistida, bujes delanteros con bloqueo manual Warn, amortiguadores roscados Fox con depósitos remotos y una barra estabilizadora de Antirock.

Ford Bronco 1972

Ford Bronco 1972

Ford Bronco de 1972: no pasará desapercibida

Una de sus grandes novedades es realmente es la altura de manejo elevada, su apariencia atrevida y su jaula antivuelco personalizada. Es más, incluye extensiones de guardabarros atornilladas y una nueva tapa de combustible.

El equipo también le agregó un nuevo parachoques delantero y trasero, faros LED y luces traseras distintivas. Súmele un juego de ruedas KMC Grenade Beadlock de 17 pulgadas montadas en neumáticos Milestar Patagonia MT2 de 37 pulgadas.

En cuanto a opciones motrices, se dejó a un lado el motor original de la camioneta por un V8 de 5.0 litros de aspiración natural con una cubierta del tono de la carrocería, un radiador de aluminio y dos ventiladores eléctricos.

Ford Bronco 1972

Ford Bronco 1972

Este tren motriz está administrado por una transmisión automática de seis velocidades y un caja de transferencia de doble rango. De hecho, las credenciales off-road se unen los ejes delantero y trasero Currie RockJob 60, y unos nuevos frenos.

Finalmente, en su interior se encuentran asientos individuales forrados en cuero y un asiento tipo banco trasero extraíble. Por si fuera poco, un sistema de control climático Restomod Air y una pantalla de infoentretenimiento Alpine.

LE PUEDE INTERESAR: Esta Ford Bronco BC 400 de Manhart es una “bestia” off-road que sobrepasa los límites


Sandy García Tarazona.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD