Prueba: Renault Clío Campus, el arranque perfecto

0

Para reemplazar al veterano y citadino Renault Twingo, Sofasa decidió presentar un modelo sobre la base del ya muy conocido Renault Clío, muy aligerado y sencillo, y ahora dirigido a un público que apenas desea entrar al listado de compradores de vehículos nuevos.

PUBLICIDAD

Como usuario natural de las Redes Sociales en Internet y al observar la reacción de los internautas frente al lanzamiento del Renault Clío Campus, cuando se conoció extraoficialmente de su llegada decidí mantener una posición neutral frente al nuevo producto de la casa francesa en Colombia, pues por regla general, no es correcto hablar de lo que no se conoce.

Recibimos la invitación de Renault-Sofasa para asistir a la prueba de ruta y el lanzamiento del vehículo en un recorrido entre Bogotá, Sopó y Chía en Cundinamarca, la cual atendimos con cierta curiosidad. Una vez allí al realizar la citada prueba, tuvimos la oportunidad de conocer las intenciones de la fábrica al lanzar éste nuevo modelo y tal como lo pensábamos, no era precisamente por darnos un producto aparentemente “reencauchado” sino por presentar una propuesta diferente y muy válida para el público que piensa abarcar.

Nuestras apreciaciones frente al Renault Clío Campus fueron debatidas y comentadas entre los asistentes al evento y por nuestra parte, junto a Vértigo y Autopistas hemos logrado concertar una posición que a través de éstas líneas presentamos a los lectores de nuestro medio aliado y de EL CARRO COLOMBIANO.

Asistimos a la presentación a la prensa de éste nuevo modelo en la cual se realizó una prueba de ruta entre las ciudades de Bogotá, Sopó y Chía en Cundinamarca, gracias a una invitación de Renault-Sofasa.

Renault Clio Campus

A primera vista

Es claro que si partimos de la expectativa que existe frente a la llegada de modelos de última generación presentes en la línea Renault europea, el Clío Campus inevitablemente nos hace sentir un poco rezagados. Adicionalmente, por su denominación es inevitable hacer la comparación con el Clío IV que por éstos días se presenta en el Salón de París y que iniciará su carrera comercial en Europa a partir de éste mes de octubre. Por esto es importante tener claro que el Clío Campus es un vehículo diferente, diseñado sobre una carrocería que durante años se ha destacado por ser confiable y robusta y que tiene como finalidad principal proporcionar una solución sencilla y económica de movilidad a un sector juvenil de la población que pretende acceder a su primer vehículo nuevo.

Encontramos un vehículo de corte urbano y dimensiones justas, con varios elementos que exteriormente lo identifican frente a los anteriores Clío como farolas con fondo negro, bómperes enterizos del color de la carrocería, copas de nuevo diseño y una puerta trasera completamente retocada que reduce la curvatura del vidrio panorámico, aumenta el tamaño del emblema identificativo del vehículo y cambia la posición de la placa al ubicarla en el bómper trasero, dándole un aspecto más estilizado a ésta zona. Los colores de carrocería son esencialmente los mismos que se conocen en las líneas Logan y Sandero: Gris Etoile, Blanco Ártico, Azul Crespúsculo, Gris Beige, Gris Comet, Negro Nacarado, Rojo Fuego y Rojo Vivo.

En el interior encontramos lo esencial en cualquier vehículo, sin más pretensiones que la practicidad y el bienestar de sus ocupantes. El tablero no varió mucho frente al anterior Clío II y ofrece la información y funciones necesarias. De serie ofrece equipo de sonido Pionner con CD MP3 y entrada para memorias USB, y en opción, dirección asistida y aire acondicionado. Adicionalmente por medio de dos kits de accesorios que ofrece la marca se pueden adicionar elementos como vidrios delanteros eléctricos, alarma y bloqueo central en el caso del Kit “Fun”, o rines de aluminio de 14 pulgadas y molduras deportivas en el caso del Kit “Sport”.

En el tema de seguridad, no se encuentran contemplados los airbags, ni frenos ABS, ni ayudas electrónicas para reducir los costos de producción del vehículo. Ofrece cinturones de seguridad de tres puntos y apoyacabezas delanteros.

Renault Clio Campus

PUBLICIDAD

Aspectos mecánicos

El principal reto del nuevo Clío Campus era adaptar un motor de 1.149 c. c. a la carrocería ya conocida del Clío II. Pues bien, se redujo el peso del vehículo hasta alcanzar los 950 kilos y se adaptó el citado motor que además cuenta con 16 válvulas, 75 caballos de potencia y proporciona un torque de 10,7 kg/m a 4.250 rpm.

Según nos comentaron algunos funcionarios de Renault-Sofasa, en el mejor de los casos éste motor puede alcanzar un nivel de consumo de hasta casi 60 km/galón, situación que comprobamos en la prueba de ruta. Su caja de cambios es tipo montaña, de 5 relaciones muy cortas, adaptada a la topografía colombiana.

El motor de 1.2 litros es el principal elemento que pone al Clío Campus en el nivel que anteriormente se encontraba el Twingo, posicionándose como su reemplazo oficial en la gama nacional de Renault.

Renault Clio Campus

Sensación de Manejo

Al abordar un Clío Campus nos encontraremos, como decíamos líneas atrás, con un producto que ofrece los elementos básicos y esenciales para ofrecer una solución económica de transporte, por lo que quienes estén más familiarizados con los vehículos modernos y dotados de alta tecnología inevitablemente sentirán un “deja vu” ya que todos los mandos del modelo que ahora nos ocupa son de operación manual. Por ahora, tampoco necesitamos de más para llegar a nuestro destino.

En la versión tope que tuvimos la oportunidad de conducir, nos encontramos con dirección asistida y aire acondicionado, sin embargo iniciamos nuestro recorrido con los vidrios abajo. A pesar de ser un producto con vocación urbana, podemos destacar del Clío Campus la excelente respuesta de su motor en carretera sobre terreno plano, en el cual pudimos circular a una velocidad promedio de 70 km/h sorteando obstáculos leves y en quinta, sin necesidad de bajar el cambio.

Se percibe una suspensión correcta y bien ajustada, algo muy común en los vehículos Renault, al igual que los frenos, que a pesar de no poseer ayudas electrónicas o sistema ABS cumplen a cabalidad con su función.

El detalle por mejorar que encontramos en el Clío Campus se centra en la justa potencia que se percibe en terrenos muy inclinados, pues en éste tipo de caminos es necesario trabajar frecuentemente con la caja de cambios para ir impulsando el vehículo y que éste no rebaje su fuerza.

Renault Clio Campus

Versiones y precios

La gama propuesta en el Clío Campus se reduce a tres versiones de la siguiente manera (octubre/2012):
– Clío Campus Básico: $ 22.900.000
– Clío Campus con Aire Acondicionado: $ 24.350.000
– Clío Campus con Aire y Dirección Asistida: $ 25.390.000

El producto está dirigido al target de los jóvenes universitarios a punto de terminar su carrera cuyos ingresos aún están condicionados, para quienes Renault-Sofasa diseñó un plan de financiación donde podrán pagar su vehículo con el sistema de Renault Box con tasa del 1.05% mes vencido, incluyendo el valor del vehículo y el citado Kit “Fun” con la garantía extendida, de modo que pagando una cuota inicial de $4.000.000 se cancela una cuota de sólo $9.000 diarios ($269.643 al mes) con dos cuotas extraordinarias de $ 800.000 al año, durante 72 meses.

PUBLICIDAD

Renault Clio Campus

En conclusión

El Renault Clío Campus se convierte en una interesante solución de transporte para aquellas personas que están en planes de adquirir su primer carro nuevo. Es por eso que creemos, se moverá muy bien en un segmento que en realidad necesita una alternativa económica de transporte y para el que Renault-Sofasa decidió ofrecer la robustez y confiabilidad de un producto reconocido en el mercado.

Galería Fotográfica


Prueba, texto y fotografías: Óscar J. Restrepo M., Director El Carro Colombiano.

¿Tiene algo que decir? Éste es su espacio:

PUBLICIDAD

Share.

Comments are closed.