Mini Prueba: Chevrolet Corvette C7 Stingray, Éxtasis en Cuatro Ruedas

0

Nota del Director: A manera de crónica, nuestro redactor, “test driver” y representante en Bogotá, Nicolás Ramírez Ordóñez, nos cuenta su experiencia al volante del Chevrolet Corvette C7 Stingray que la marca del corbatín puso a disposición de la prensa especializada en el Autódromo de Tocancipá hace unas semanas.

PUBLICIDAD

Uno de los grandes hitos en la historia del automóvil fue el desarrollo y materialización del Chevrolet Corvette, modelo que ya sobrepasó 50 años de historia a la que, por supuesto, Colombia no ha sido ajena.  Desde mi gusto personal, el “Vette” más icónico y llamativo fue el original Stingray de 1963 (C2), un verdadero “Muscle Car” con toda la elegancia, diplomacia y estilo propio de los años 60.

Al pasar de los años, el modelo evolucionó hasta adoptar un carácter más deportivo y brioso, de manera que se generó en mi cierto “respeto” hacia él que me llevó a tomar distancia de la idea de conducirlo algún día.

El pasado 3 de febrero, GM Colmotores nos sorprendió con la invitación al evento “Kick Off Chevrolet”, del cual inicialmente no sabíamos de qué trataría hasta que finalmente, llegó el día y el momento de enfrentar mis temores: allí estaba el Chevrolet Corvette C7 Stingray que se había presentado en el Salón del Automóvil de 2014, listo para ser probado en pista por compañeros de los demás medios especializados y por supuesto, por quien ésto escribe.

Vehículo Probado: Chevrolet Corvette C7 Stingray Z51
Precio de venta: Disponible sólo por importación particular.

Chevrolet Corvette C7 Stingray

Conociendo el Corvette

Al momento de ponerme el casco y hacer reconocimiento de pista, comprendí que ya estaba ante una “bestia” y que no podría escapar. El arranque fue algo de otro mundo, sentí en mi espalda todo el poder de un motor V8 atmosférico con 6.2 litros y 460 caballos de fuerza. Fue un recorrido de sólo dos minutos, sin duda los más rápidos de mi vida en los que, presurosamente, he quedado sin palabras.

De vuelta al partidor, llegó el turno de pasar al volante del “Vette”. Desde el momento en que abrí la puerta, con esa suavidad pero a su vez el peso en ella, mis manos temblaban y al volante pensaba cómo iba a ser esa experiencia… Me ubiqué en su asiento de cuero café claro, con la comodidad característica de los carros americanos, y en aquel instante sentí una conexión especial con el auto.

Ajusté el asiento de la manera más cómoda posible, punto en el que es preciso mencionar que el Corvette C7 Stingray puede ser conducido por personas de baja estatura, pues soy uno de ellos y la posición de manejo realmente fue ideal. La ubicación de la barra de cambios es óptima, con un recorrido muy corto al que uno se podría acostumbrar con el uso continuo.

Momento de prender el motor. Temblando hasta el último cabello, pie en el freno y pie en el embrague. Mi dedo se acerca temeroso al botón de Start, decido oprimirlo y el miedo se fue desvaneciendo al escuchar ese motor, que obedecía a las órdenes de mi pie. La puesta en marcha evidenció un embrague con tal suavidad que no da cabida a que el auto se apague.

Con ese impulso, comenzó mi aventura al mando del Chevrolet Corvette C7 Stingray.

PUBLICIDAD

Chevrolet Corvette C7 Stingray

Prueba corta pero sustanciosa

Recta principal del Autódromo. De 0 a 100 km/h en tan sólo 5 segundos, claro está, en mi paso temeroso pues según las cifras oficiales, el vehículo alcanza ésta velocidad en tan sólo 3,8 segundos. Su cambio de marcha entre primera y segunda, algo impoluto. A la hora de enganchar la tercera marcha ya cruzaba la mitad de la recta, el velocímetro subiendo y el tacómetro rozando el rojo pidiendo pasar a cuarta. Cambio de marcha y sigo acelerando, mientras en el horizonte ya se dejaba ver el gancho del autódromo. Decidí bajar la mirada al velocímetro: ya rodaba a 180 km/h.

Siguiente prueba: frenar para tomar la curva. Frené suavemente mientras regresaba a la tercera marcha, luego a la segunda, y el auto reaccionó revolucionado haciendo lo que comúnmente se llama “punta tacón” aún cuando mis pies no estaban ejecutando movimiento alguno. Se podría decir que el Corvette “leyó mi mente” al hacerlo y por supuesto, el miedo que sentía inicialmente desapareció.

Aceleré en medio de la curva siguiendo las guías de los conos a una velocidad aproximada de 120 km/h y se sentía como si el auto estuviese flotando en una nube, sin que se escuchara el más mínimo sonido de las ruedas deslizándose. Es claro entonces que cruzar en el Corvette sólo se puede comparar con el roce del viento tocando las hojas de un bonsai, con tal delicadeza que no se percibe riesgo alguno.

Chevrolet Corvette C7 Stingray

A esas alturas ya estaba volviendo a la realidad. Consciente de que la prueba del “Vette” estaba llegando a su fin, reduje la velocidad para disfrutar su marcha entre 60 y 70 km/h y así disfrutarlo de otra manera,observarlo y admirar ésta gran obra del diseño y la ingeniería automotriz, en la que GM no escatimó el menor detalle en ningún aspecto.

De nuevo en el partidor fue necesario despedirnos del Corvette, aún cuando tenía claro que de mi mente no iba a salir nunca más y quedará la experiencia de haber tenido una memorable toma de contactocon éste legendario auto deportivo.

Para definir la sensación al volante del Chevrolet Corvette C7 Stingray sólo hay una palabra: Éxtasis. Aunque el Camaro ZL1 hace gala de más potencia, conducir un Corvette es algo que no tiene comparación. Chevrolet realmente se esmeró en poner lo mejor de sí en éste carro y sin duda, le hace gala a su nombre pues estamos seguros, hará historia.

Chevrolet Corvette C7 Stingray

Datos Generales del Vehículo Probado

Información General
Marca: CHEVROLET
Línea: CORVETTE C7
Versión: STINGRAY Z51
País de Origen: ESTADOS UNIDOS
Precio: No disponible en Colombia

Medidas
Longitud (m): 4,49 m.
Ancho (m): 1,87 m.
Alto (m): 1,23 m.
Distancia entre ejes (m): 2,71 m
Peso vacío (kg): 1.499
Capacidad Baúl (litros): 425
Capacidad Tanque (gal.): 18,5
Puestos: 2

PUBLICIDAD

Motor y Prestaciones
Motor: 6.2 litros LT1 V8
Ubicación: Delantero Longitudinal en V
Combustible: Gasolina sin Plomo
No. Cilindros: 8 en V
Cilindraje (c.c.): 6.162 c.c.
Alimentación: Inyección Directa de Gasolina con sistema “AFM” (Active Fuel Management) de desconexión de cilindros
Distribución: Un árbol de levas colocado en el bloque, 2 válvulas por cilindro y distribución variable continua en las válvulas de admisión y escape.
Potencia (Caballos/RPM): 460/6.000
Relación de Compresión: 10:1
Torque: 460 libras-pie/4.600 rpm
Transmisión – Caja: Mecánica de 7 velocidades con “Active Rev Match” para igualar el giro del motor en las reducciones (tipo “punta tacón”)
Sistemas de Asistencia: Control de tracción y Control de estabilidad “StabiliTrak” con tres modos de uso (Normal, Performance Traction y Desconectado)
Velocidad máxima: 150 km/h (estimado)
Consumo estimado: Ciclo Urbano: 19,8 km/galón – Ciclo Mixto: 31,5 km/galón – Carretera: 48,5 km/galón
Tracción: Trasera
Frenos Delanteros y Traseros: Discos ventilados en las cuatro ruedas, 320 mm de diámetro adelante y 338 mm detrás, con pinzas fijas de cuatro pistones.
Llantas Ancho/Perfil/Diámetro: 245/40 R18 adelante y 285 R19 atrás.
Dirección: Cremallera con asistencia electrónica.

Galería Fotográfica


Prueba, textos y fotografías: NICOLÁS RAMÍREZ ORDÓÑEZ. Corrección de estilo y Dirección General: ÓSCAR JULIÁN RESTREPO M.

Producción de El Carro Colombiano. Prohibida la copia o reproducción total o parcial de los contenidos aquí presentados sin previa autorización.

¿Tiene algo que decir? Éste es su espacio:

PUBLICIDAD

Share.

Comments are closed.