Pico y Placa: ¿A los gobiernos locales les quedó grande la movilidad urbana?

0

Con ya casi dos décadas desde el inicio de su operación en ciudades grandes como Bogotá y cerca de una década en ciudades intermedias, la polémica medida del “Pico y Placa” se ha hecho indispensable so pena de colapsar las calles y el medio ambiente.

PUBLICIDAD

¿Se imaginan cómo sería hoy una ciudad como Bogotá si no existiera el Pico y Placa? Seguramente el tráfico se tornaría en algo aún más pesado llegando a niveles imposibles, además del alto grado de contaminación ambiental que pudiera alcanzarse al tener todos los carros circulando con total libertad por la ciudad. Igual sucede con otras ciudades del país, donde tener una movilidad medianamente “normal” prácticamente depende de esta medida.

En tal contexto, el Pico y Placa surge como consecuencia de una gestión limitada, cortoplacista y mediocre de las autoridades durante décadas y hasta hoy, pues en honor a la “ley del menor esfuerzo” prácticamente depositaron en dicha medida la responsabilidad del tráfico en las ciudades, así como la afectación que este genera al medio ambiente.

A través de los años, los gobiernos locales han caído en cinco “vicios” que justifican al Pico y Placa como “única” solución a la congestión vehicular en las ciudades, y de los cuales se debería salir lo antes posible:

pico y placa, pico y placa bogota, pico y placa medellin, pico y placa cali, pico y placa bucaramanga, pico y placa cartagena, pico y placa barranquilla, medida de restriccion vehicular, movilidad urbana, movilidad en las ciudades de colombia

1. Falta de autoridad

A estas alturas, aún hay muchas personas a quienes no les importa estacionar sus vehículos en vía pública o en sitios inadecuados por su afectación directa al tráfico, hecho inherente a la escasa cultura ciudadana y a la eterna “malicia indígena” del colombiano que quiere ganar tiempo y reducir esfuerzos saltándose las normas.

Para un flujo de tráfico más eficiente, es vital que se ejerza una verdadera y efectiva autoridad sobre los actores de la vía con miras a que las diferentes normas existentes se cumplan y no se obstruya el tráfico por simple capricho de algunos, como suele suceder.

Lea también: Tome nota, 9 consejos básicos para ahorrar combustible

pico y placa, pico y placa bogota, pico y placa medellin, pico y placa cali, pico y placa bucaramanga, pico y placa cartagena, pico y placa barranquilla, medida de restriccion vehicular, movilidad urbana, movilidad en las ciudades de colombia

2. Escaso control a vehículos en mal estado

Está claro que la calidad del medio ambiente se ve gravemente afectada por el intenso tráfico citadino, en unas regiones más que otras por temas geográficos. Frente a este tema, uno de los aspectos en los que los gobiernos locales han fallado durante décadas es en una permisividad excesiva en la circulación de vehículos en mal estado, que evidentemente cumplieron su vida útil pero que continúan rodando aún cuando no tengan la menor posibilidad de superar una revisión técnico mecánica.

Los controles al respecto son mínimos como consta al ver cualquier cantidad de vehículos con más de 25 años de uso cuyo estado general dista mucho de ser apto para la circulación, emitiendo gases contaminantes en una proporción mucho mayor debido al desgaste mecánico y con deformaciones en su estructura y latas, comprometiendo además la seguridad para sus ocupantes como para el resto de actores de la vía.

PUBLICIDAD

Este tipo de autos “destartalados” deberían ser dados de baja pero ruedan por miles especialmente en los centros urbanos y en los barrios periféricos, muchos de ellos sin papeles y sin pagos de impuestos durante años e incluso, prestando servicio como transporte pirata.

pico y placa, pico y placa bogota, pico y placa medellin, pico y placa cali, pico y placa bucaramanga, pico y placa cartagena, pico y placa barranquilla, medida de restriccion vehicular, movilidad urbana, movilidad en las ciudades de colombia

3. Visión a corto plazo

El eterno problema en las ciudades colombianas ha sido la corta visión de sus dirigentes, que poco o nada saben de urbanismo y que basan sus tesis y propuestas más en intereses económicos particulares, que en el crecimiento y desarrollo eficiente y sostenible de nuestras urbes.

Es por esto que con el paso de los años, las calles quedan demasiado cortas ante la avalancha de vehículos de todo tipo que transitan por ellas, e incluso ante la cantidad de personas que las habitan o las utilizan para diversas actividades. No es posible que hayan calles de alto flujo vehicular en Colombia que se mantengan prácticamente inalteradas desde hace cinco o seis décadas, que además suelen tener muy pocas vías alternas de circulación, ocasionando un colapso inevitable en la movilidad citadina.

La proyección de crecimiento en nuestras ciudades se da, en su mayoría, más por caprichos o promesas de campaña del alcalde de turno, y no por una planeación seria, estudiada y calculada por décadas, como debe ser.

Lea también: A tener en cuenta, 9 cosas que se deben revisar en el carro para no quedar varado

pico y placa, pico y placa bogota, pico y placa medellin, pico y placa cali, pico y placa bucaramanga, pico y placa cartagena, pico y placa barranquilla, medida de restriccion vehicular, movilidad urbana, movilidad en las ciudades de colombia

4. Intereses del transporte público

No es un secreto que los empresarios que dirigen las organizaciones de transporte público, buses o taxis, se ven seriamente afectados si los ciudadanos circulan sin limitación en sus vehículos, bien sean automóviles o motocicletas.

Estos personajes gozan de gran poder e influencias en los diferentes estamentos gubernamentales, por lo que usualmente influyen para que, en lugar de tomar medidas contra ciudadanos infractores, sacar carros en mal estado o proyectar un crecimiento adecuado de la ciudad, simplemente prohiban la circulación de carros para tener mayores réditos económicos.

Tal situación se extiende a las mismas autoridades locales que tienen intereses en sistemas de transporte masivo como Transmilenio, Transmetro, Metrolínea o el MIO, algunos de ellos con una baja tasa de usuarios que buscan aumentar “obligando” a las personas a hacer uso de los mismos.

pico y placa, pico y placa bogota, pico y placa medellin, pico y placa cali, pico y placa bucaramanga, pico y placa cartagena, pico y placa barranquilla, medida de restriccion vehicular, movilidad urbana, movilidad en las ciudades de colombia

PUBLICIDAD

5. Lo prohibido es lo más deseado

Todo lo anterior ha ocasionado, además, un inusitado crecimiento del parque automotor especialmente en lo referente a motos, pues muchas de las personas que tienen un vehículo para transporte particular y tienen buena capacidad económica, adquieren otro vehículo para usar en el Pico y Placa evitando así tener que recurrir al transporte público para movilizarse.

Y hay otro hecho íntimamente ligado a la poca cultura vial de muchos ciudadanos, quienes sacan el carro para hacer diligencias en trayectos muy cortos que no requerirían su uso y que sí pueden congestionar el tráfico innecesariamente.

La movilidad urbana es un compromiso de todos y, si bien deben haber directrices gubernamentales encaminadas a su optimización y control, también nos corresponde como ciudadanos contribuir a tal fin para que esto no tenga que depender directamente de una medida oficial de restricción vehicular.


Óscar Julián Restrepo Mantilla – Director Revista Virtual El Carro Colombiano.
Imágenes tomadas de diversas fuentes en Internet.

¿Tiene algo que decir? Éste es su espacio:

PUBLICIDAD

Share.

Comments are closed.