Mucho cuidado: Estos 10 malos hábitos pueden acabar lentamente con su carro

0

Algunos hábitos que muchas personas pueden considerar “normales” y que de hecho son muy comunes, pueden reducir notablemente la vida útil de su vehículo.

PUBLICIDAD

Cuando compramos un carro, bien sea nuevo o usado, siempre la intención es sacarle el máximo provecho y tenerlo a nuestro servicio la mayor cantidad posible de tiempo. Sin embargo, aún cuando cada persona tiene un estilo de manejo propio y una manera específica de realizar todas aquellas actividades relacionadas con el vehículo, hay algunos hábitos que suelen adquirirse y que perjudican al carro en gran medida.

A continuación relacionamos los más comunes, para que usted identifique si ha caído en alguno de ellos. En caso de ser así, nunca será tarde para tomar conciencia al respecto.

10 hábitos que afectan su carro

1. No realizar un mantenimiento oportuno

Si queremos que el carro preste un servicio óptimo durante el mayor tiempo posible, es absolutamente necesario destinar una buena inversión para su mantenimiento. Lo recomendable es pasar a tiempo por el taller y hacer una revisión general para detectar posibles problemas y así evitar que sus consecuencias sean más delicadas al pasar del tiempo.

Seguramente será necesario desembolsar una importante cantidad de dinero, pero esto debe verse como una inversión y no como un gasto, pues gracias a ello su carro siempre estará como nuevo. Para revisiones básicas, cada marca tiene un programa específico según el cual recomiendan hacer los cambios de aceite, filtros, líquidos y demás cuestiones sencillas.

No se debe olvidar también revisar el estado de las llantas del vehículo, pues al presentar un desgaste mayor la probabilidad de un accidente aumenta considerablemente, y al tener la presión correcta se puede ahorrar el consumo de combustible y se alargará la vida útil de estas.

Lea también: Pruebas de Carros en Colombia

10 hábitos que afectan su carro

2. Ignorar los indicadores de advertencia

Cuando se enciende en el tablero uno de los indicadores de que algún elemento del vehículo podría estar fallando, debemos prestar atención pues podría ser la señal de que hayan problemas graves. Si usted no sabe qué significa el indicador encendido, puede consultarlo en el manual del propietario o para estar más seguro, llevarlo al taller para que se haga la verificación pertinente.

3. Conducción demasiado agresiva

Creernos un piloto de Fórmula 1 y manejar el carro con acelerones y frenazos bruscos, no sólo no ahorra tiempo sino que además es muy perjudicial para el carro. Este tipo de conducción genera un mayor desgaste al motor, la transmisión y el sistema de frenos, aumentando además el consumo de combustible y el desgaste de las llantas.

PUBLICIDAD

También sucede que algunas personas manejan llevando el motor a muy altas revoluciones, lo cual puede provocar un sobrerrégimen del motor aumentando también el consumo de combustible. Un daño por esta causa puede llevar a una reparación muy costosa que involucra motor, embrague y caja.

Lea también: El problema del octanaje en la gasolina colombiana

10 hábitos que afectan su carro

4. Conducción demasiado calmada

Dicen por ahí que todos los extremos son dañinos, y eso aplica perfectamente al uso de un carro. Manejar de una forma muy tranquila puede ser tan perjudicial para un vehículo como el uso muy agresivo, pues al llevarlo en revoluciones muy bajas el motor estará muy lejos de su torque máximo, impidiéndole realizar un trabajo realmente eficiente.

Pueden ocasionarse daños en el catalizador en los carros con motor a gasolina, y en los diésel puede afectarse la válvula EGR o el filtro de partículas por la acumulación de más cantidad de carbonilla.

Lea también: ¿Comprando su primer carro nuevo? Tenemos estos consejos para usted

10 hábitos que afectan su carro

5. Manejar con la reserva

No se recomienda manejar con la llamada “reserva” de combustible aunque el carro pueda circular así. Es mejor que haya suficiente combustible para que la bomba esté bien lubricada y pueda enfriarse. Para evitar esta situación, lo mejor es simplemente hacer un aprovisionamiento de combustible a tiempo.

6. Arrancar el carro demasiado rápido

Una vez encendido, es recomendable esperar unos segundos luego del arranque para que el aceite llegue correctamente a su circuito y luego acelerar en forma progresiva. Si el carro se arranca rápidamente luego de activar el encendido, se genera un mayor desgaste de la unidad de potencia.

7. Mantener pisado el “clutch”

Es muy común, especialmente en las personas con poca experiencia al volante, esa pésima costumbre de mantener oprimido el pedal del embrague (coloquialmente llamado “clutch”) al llegar a un pare o un semáforo con la transmisión engranada en la primera marcha, así como apoyar el pie en dicho pedal mientras no se está utilizando. Tal hábito provoca un esfuerzo adicional que afecta al disco generando mayor desgaste al embrague.

Tampoco se debe accionar bruscamente la palanca de cambios o apoyar la mano sobre ella, pues así se presionan sus mecanismos internos pudiendo afectarlos a largo plazo.

PUBLICIDAD

10 hábitos que afectan su carro

8. Mal uso de frenos

Igual como sucede con el pedal del embrague, mantener mucho tiempo oprimido el pedal del freno desgasta los discos y las pastillas, de manera que pueden llegar a deteriorarse. Para casos especiales como un descenso prolongado, lo recomendable es engranar el carro en una marcha de fuerza o inferior para que su andar sea más contenido.

Igual, es importante revisar con regularidad el sistema de frenos del vehículo para evitar problemas mayores. Y claro, cuando aparezcan en el camino obstáculos como un resalto o reductores de velocidad, es mejor frenar para proteger las llantas y la suspensión.

Lea también: 10 Consejos de Urbanidad al Volante

10 hábitos que afectan su carro

9. Girar el volante con el carro estacionado

Esta acción puede provocar a la larga una deformación de las llantas, problemas en las suspensiones y rodamientos, así como un desgaste excesivo en la cremallera. Así mismo, se recomienda no girar el volante al límite ni siquiera en maniobras de parqueo, pues eso forza más de la cuenta al sistema de dirección provocando daños prematuros.

10. No lavar el carro regularmente

Algo tan básico como lavar el carro es mucho más necesario de lo que usted cree, no solo por cuestiones estéticas o de aseo como tal. No hacerlo genera un desgaste en la pintura por acción de la contaminación ambiental. Así mismo, es importante evitar una prolongada exposición de la carrocería al sol.


Óscar Julián Restrepo Mantilla – Director Revista Virtual El Carro Colombiano.
Con información de CosasDeCoches.com.

¿Tiene algo que decir? Éste es su espacio:

PUBLICIDAD

Share.

Comments are closed.