ABC de los Motores Diésel

0

Ofrecemos esta información que busca ilustrar al lector frente al funcionamiento de los motores Diésel, su manejo y sus diferencias con los motores a gasolina.

PUBLICIDAD

Los motores diésel juegan un papel fundamental en la economía y la dinámica nacional. Con estos motores funcionan plantas generadoras de electricidad, vehículos industriales, transporte de pasajeros y carga, bombas de fluidos y tienen un sinfín de otros usos en la industria. Serán el método más eficiente de mover cosas en la industria hasta la masificación de los motores eléctricos y baterías de alto rango.

Con semejantes tareas a su cargo, los motores diésel deberían ser conocidos por todos los usuarios que gozan de sus beneficios; sin embargo no es así, dando pie a mitos y malos hábitos de los operarios queaún subsisten con todo y la evolución que estos motores han sufrido en las últimas dos décadas.

Por todo lo anterior, en EL CARRO COLOMBIANO hemos querido elaborar una pequeña guía para ilustrar a los lectores sobre los principios de operación de los motores diésel y dar unas útiles pautas sobre su manejo.

ABC de los motores Diésel

Diésel vs. Gasolina

Partamos de definir las diferencias fundamentales de construcción y funcionamiento de un motor diésel respecto de un motor de gasolina.

Un motor diésel funciona por compresión. El combustible se comprime en la cámara de combustión y se enciende únicamente mediante compresión y la temperatura, mientras que un motor de gasolina necesita una chispa para encender la mezcla de combustible, que implica el uso de bujías y sistemas de encendido con distribuidores o mecanismos similares.

Un diésel, al prescindir de esas piezas, tiene costos operativos reducidos y una operación más fiable. También, mientras que un motor de gasolina necesita un combustible destilado específico y con un octanaje preciso de acuerdo con la construcción del motor, un motor diésel convencional podría operar, en ciertas circunstancias, con aceite usado, petróleo crudo, e incluso queroseno.

Además un motor diésel no sufre pérdidas de potencia por detonaciones incontroladas, el “cascabeleo” es virtualmente imposible en un diésel. Todas estas características hacen a los diésel atractivos para funcionar como plantas generadoras de energía, motores de embarcaciones, camiones, camionetas y vehículos industriales; una preferencia que sigue siendo válida hoy en día.

ABC de los motores Diésel

Motor Cummins 6.7 litros empleado en camiones Foton

Más resistente

Se necesitan partes más fuertes en un motor diésel, dado que opera bajo condiciones más severas que un motor de gasolina y quema un combustible más pesado y a compresiones mayores. Esta es la razón por la que un motor diésel es normalmente más pesado que un homólogo de gasolina de similar cilindrada.

PUBLICIDAD

Por el peso y geometría de los componentes internos se limita su capacidad para escalar alto en la banda de revoluciones, pero dando a cambio varias de sus características más apreciadas: mucho torque a bajas revoluciones y larga duración. Por ello no es extraño ver motores que superan el millón de kilómetros con componentes internos intactos.

20151025 ABC MOTORES DIESEL 05

Consejos para el correcto manejo de un motor Diésel

Sin embargo, para aprovechar las virtudes de estos motores, deben seguirse ciertas precauciones. Si utiliza un motor diésel todos los días, le irá mejor siguiendo los consejos que se indican a continuación:

1. No sobre-revolucione constantemente el motor. Los motores diésel modernos dan altas dosis de potencia en bajas revoluciones.

No hay necesidad de ir al más allá de 3000 RPM a menos que sea absolutamente necesario. En un motor diésel moderno (como el de la nueva Chevrolet Trailblazer) obtendrá la potencia necesaria y extenderá la vida útil del motor si lo mantiene entre 1800 y 2500 revoluciones en condiciones normales de operación. En motores más grandes el rango es aún menor.

2. Tampoco conviene caer en la conducta contraria y quedarse demasiado abajo en la banda de potencia, demasiado pronto.

Aunque los motores turbodiésel modernos tienen una curva de potencia muy progresiva y entregan su torque máximo casi desde las 1000 RPM o incluso mucho menos, operar un diésel a revoluciones muy bajas (sobre todo con nuestros combustibles) desencadena la generación de hollín y carbones que terminarían tapando los múltiples y entorpeciendo la combustión. Utilice su caja de cambios correctamente y mantenga el motor en el rango medio de RPM siempre que sea posible.

3. Asegúrese de mantener su motor limpio.

Cambie el aceite y los filtros con regularidad, purgue sustancias indeseables (como depósitos de agua en el combustible) si es necesario y dele a su motor de la oportunidad de operar enérgicamente en la carretera por lo menos una vez al mes. Conducir de forma rápida al menos una vez al mes ayudará a evacuar cualquier acumulación de carbón si hay alguna, manteniendo los componentes internos limpios.

ABC de los motores Diésel

4. Deje descansar al motor en marcha mínima por un tiempo antes de apagarlo después de un largo viaje o alta exigencia mecánica.

PUBLICIDAD

Esto ayuda a que el aceite refrigere correctamente las partes del motor y evita la formación de gomas y depósitos de aceite quemado en turbocargadores y demás partes móviles delicadas. Dependiendo de la exigencia, 30 segundos a 2 minutos serán suficientes para evacuar cualquier exceso de temperatura.

5. Apague el motor mientras esté estacionado. 

En motores diésel modernos, no hay necesidad de dejar el motor prendido siempre mientras el vehículo se encuentra estacionado durante un viaje largo. A lo sumo lo indicado en el párrafo anterior bastará para poder apagar el motor.

6. Por supuesto, el mantenimiento.

Échele un vistazo al manual del propietario si su vehículo lo tiene. Lea y entienda las instrucciones con respecto a la óptima operación del motor. Así mismo, un mantenimiento adecuado es fundamental para mantener un motor diésel funcionando correctamente. Confíele siempre mantenimiento de su motor a un especialista y use piezas originales.

Si usted sigue los pasos anteriores, su motor diésel le dará una operación duradera, económica y sin problemas durante muchos años.


Textos: Juan Sebastián Camacho Guevara – Redacción El Carro Colombiano.
Fotografías: Archivo Revista Virtual El Carro Colombiano.

¿Tiene algo que decir? Éste es su espacio:

PUBLICIDAD

Share.

Comments are closed.