Renault 4 en Colombia: Historia de nuestro eterno Amigo Fiel

0

Para nadie es un secreto que el Renault 4, un pequeño auto francés develado en los años 60, fue el vehículo que logró “motorizar” a la clase media colombiana. En estas líneas, un breve homenaje y un repaso a su historia.

PUBLICIDAD

El Renault 4, recordado por la inmensa mayoría de colombianos como el “amigo fiel” y considerado hoy por hoy casi un símbolo patrio por su papel en la popularización del automóvil en el país, fue el producto que inició las actividades industriales de Sofasa, ensambladora de Renault en Colombia que hasta nuestros días se encuentra aún en plena actividad.

Su comercialización se prolongó por 22 años y tiene el mérito de haber sido el primer automóvil que alcanzó un gran suceso comercial e incluso cultural en nuestro país, convirtiéndose al paso del tiempo en un icono de la clase media colombiana de las décadas de 1970 y 1980.

También le puede interesar: Más historias alrededor del Renault 4 en Colombia

Renault 4

Lanzamiento del Renault 4 en Colombia: De España a Envigado

La llegada del Renault 4 a Colombia se remonta a 1966, cuando el concesionario “Auto Andes” que representaba a la marca del rombo en el país, inició la importación de éste vehículo desde la fábrica de Fasa-Renault en España.

Se ofrecieron entonces dos versiones, automóvil convencional y chasís, siendo éste último una furgoneta R4 cuyo espacio de carga no tenía carrocería, dándole al propietario la posibilidad de carrozarlo a su gusto y necesidad. El motor que propulsaba estos modelos era el de 747 c. c. que portaban entonces los R4 europeos.

Su arribo a Sofasa coincidió con el nacimiento de ésta empresa y la inauguración de su planta de ensamble de vehículos ubicada en la localidad de Envigado, cerca a Medellín. El Renault 4 fue el primer producto de la compañía ensamblado localmente y como tal, se presentó a los colombianos el 15 de julio de 1970.

Al lanzamiento, realizado en las instalaciones del concesionario Agenciauto de Medellín, asistieron el Ministro de Desarrollo Económico de la época, Hernando Gómez Otálora como representante del Gobierno Nacional; Florencio de la Fuente, Gerente General de Sofasa; y el presidente de la Regie Renault, Pierre Dreyfus.

Renault 4

El primer Renault 4 nacional

Aunque el lanzamiento en cuestión tuvo mucho eco a nivel mediático, el gusto de los automovilistas colombianos y los estándares del mercado automotor del momento hicieron que en un principio la clientela fuera escéptica con el nuevo modelo francés.

PUBLICIDAD

Así pues, el primer comprador llegó después de que el vehículo ocupara durante más de un mes la fulgurante vitrina del concesionario Agenciauto de Medellín, más exactamente el 26 de agosto de 1970. Fue el médico traumatólogo Darío Mesa Upegui, quien adquirió el ejemplar No. 1 de la producción nacional aún en contra de los prejuicios sociales pues siendo propietario de diversos autos de lujo, tomó la decisión motivado por sus viajes a París, donde había conocido al modelo.

Se dice que éste ejemplar estuvo alrededor de cinco años en manos de Mesa Upegui, posteriormente pasó a otros dueños y en 1992 fue readquirido por el concesionario que lo vendió, mismo que actualmente lo conserva en sus instalaciones de Palacé en Medellín.

Renault 4

La llegada del carro colombiano

El escepticismo inicial de la clientela colombiana en poco tiempo se transformó en deseos de probar y adquirir el vehículo gracias a una excelente estrategia publicitaria en la que a través de la participación del producto en competencias deportivas como el “Rally Colombia”, se demostraron las habilidades del auto de una forma en ese momento innovadora.

Los autos participantes en éstos Rallyes atravesaban todo el país por sus caminos más difíciles formando caravanas gigantescas que llamaban la atención del público, con un éxito especial para el Renault 4 que en medio de dificultades finalmente logró enamorar a los colombianos, convirtiéndose pronto en el automóvil más popular y solicitado del país.

A través de la publicidad siempre se buscó generar un sentido de pertenencia entre el Renault 4 y la gente. En éste campo, inicialmente se identificó como “El carro colombiano para el pueblo colombiano” para evolucionar luego al “Amigo Fiel“, lema que desde 1975 es un icono de la publicidad nacional y que acercó definitivamente al R4 con los colombianos.

Renault 4

Primeras versiones

La primera versión colombiana fue la R4 RNUR 850, con 850 c.c., 38 caballos de potencia y suspensión independiente en las cuatro ruedas, de la que se produjeron 46.150 unidades entre 1970 y 1977.

Por prescindir casi totalmente de accesorios adicionales a los estrictamente necesarios y la presencia, en cambio, de elementos arcaicos como la opción de encendido con manivela si fallaba el arranque, el auto se percibió en un inicio tal vez un poco más básico y rústico de lo deseado.

El R4 “850” sufrió en 1974 algunos cambios estéticos en sus tapizados y tablero, que cambiaron de color beige a negro y un año más tarde, se actualizó la persiana frontal que a partir de entonces sería en plástico negro. Adicionalmente, en 1974 Sofasa presentó la Renault 4 Furgoneta, derivada del 850 y de la cual se armaron 1.300 unidades hasta 1976.

Ver También: “Archibaldo”, un R4 fuera de serie >>

PUBLICIDAD

Renault 4

Renovación con corazón criollo

En 1976 apareció el Renault 4 “Plus 25”, primera evolución del modelo en el país, con importantes mejoras estéticas y un motor de 1.022 c. c. y 34 caballos de potencia, inédito en el mundo y cuyo desarrollo y fabricación tuvo lugar en la planta que la ensambladora tenía en el municipio de Duitama, en Boyacá.

Para el lanzamiento del “Plus”, el R4 ya representaba el 50% de la producción total de Sofasa (que a su vez tenía un 75% de participación en el mercado) y era de lejos, el automóvil mas vendido en el país llegando en 1980 al punto mas alto de ventas por año en toda su historia: 7.952 unidades.

Toda ésta euforia alrededor del “Amigo Fiel” tuvo un fuerte apoyo en la “Copa Renault Fórmula Colombia”, que se desarrolló entre 1977 y 1982 con participación de concesionarios de la marca y algunos pilotos independientes con equipos y vehículos propios.

Renault 4

Máster y Líder: Una inyección de vida

En septiembre de 1982, el nuevo Renault 4 GTL tomó el lugar del “Plus 25” con nuevos tonos de carrocería y barras protectoras laterales de plástico, elementos que un año después se complementaron con un nuevo tablero de instrumentos derivado del R5 francés, así como nuevo diseño de asientos y tapicería, más ajustado a la época.

A mediados de los 80 apareció el GTL Máster, versión equipada con apoyacabezas en los asientos delanteros, testigos iluminados de colores en el tablero de instrumentos y desempañador en el vidrio trasero. Los GTL Base y Máster disponían del mismo motor de 1.022 c. c. que provenía del Plus 25 y que era fabricado en la planta de Duitama.

En 1990 se presentó el Renault 4 Líder, único R4 a nivel mundial que portaba de serie un motor 1.300 c.c.y 53 caballos de potencia, anteriormente conocido en otros modelos de la marca como los Renault 6 y Renault 9. Existieron además ediciones especiales como el Brisa, adaptación nacional de un Renault 4 playero con techo de lona; y el Jogging, versión deportiva con detalles y accesorios especiales en color rojo.

Así pues, el Renault 4 se mantuvo como el auto económico más vendido de Colombia durante sus últimos años de vida comercial.

Renault 4

Adiós a un amigo

Con sus versiones Máster y Líder aún en plena vigencia, pero compitiendo en el mercado con el Chevrolet Sprint y el Mazda 323 Coupé, el Renault 4 se despidió definitivamente del mercado nacional de vehículos en enero de 1992, luego de 97.050 unidades que Sofasa ensambló durante 22 años.

La decisión de la ensambladora de finalizar el montaje y comercialización de éste vehículo obedeció a que las fábricas de Renault en Francia pronto dejarían de producir el material CKD con que el vehículo era ensamblado.

El Renault 4 ganó un sitio de honor dentro de la historia automotriz criolla por ser el artífice de la masificación del automóvil en Colombia, y de hecho, se considera como el vehículo más popular de todos los tiempos en nuestro país. Por eso es nuestro eterno “amigo fiel”.

Ver También: Renault 4 y Twingo, Aire de Familia >>

Galería Fotográfica


Textos e Investigación: ÓSCAR JULIÁN RESTREPO MANTILLA – Director El Carro Colombiano.
Fotografías: Archivo El Carro Colombiano.

¿Tiene algo que decir? Éste es su espacio:

PUBLICIDAD

Share.

Comments are closed.