Simca 1000: El primer carro popular que conoció Colombia

0

No señores, el Renault 4 no fue el primer carro popular que hubo en Colombia. Por un poco más de un año de anticipación ese honor le correspondió al Simca 1000, el cual se destacó en uso tanto familiar como deportivo.

PUBLICIDAD

Para hacer un buen recuento de la historia del Simca 1000 es preciso remontarnos a sus orígenes, en la Francia del ya lejanísimo año de 1961, cuando la fábrica Simca (acrónimo de “Sociedad de Fabricación de Maquinaria Industrial y Carrocerías de Automóviles”, por sus siglas en francés) presentó este pequeño sedán como una respuesta al Renault Dauphine, un auto de motor trasero con mucho éxito en aquella época.

Henry Pigozzi, presidente de Simca, lideró el desarrollo de un carro económico de uso familiar dando como resultado al Simca 1000, equipado con un motor de 944 c.c. ubicado atrás, tracción trasera y transmisión manual de 4 marchas patentada por Porsche, en el marco de una carrocería de cuatro puertas de 3,80 metros de largo, con un amplio espacio interior.

Este auto podía transportar tranquilamente a una familia promedio, siendo ideal para ir al supermercado o a viajar, pero también podía ser un deportivo apetecible para muchos aficionados que veían en él un potencial ganador de rallyes y competencias.

Simca 1000 en Colombia

Primera Serie, 1961.

Recorrido comercial en Europa

El Simca 1000 inició su vida comercial en Europa en octubre de 1961 agregando a su portafolio una diversa gama de motores, desde un minúsculo propulsor de 800 c.c. que entregaba escasos 31 caballos de potencia, hasta los poderosos 1300 que podían dar hasta 110 caballos, pasando por los 1204, 1000 (de ahí el nombre del vehículo), 1100 y 1132.

Con la compra de Simca por parte de Chrysler en febrero de 1963, el Simca 1000 se convirtió en el caballito de batalla de esta marca permitiéndole conquistar países como Estados UnidosEspaña y por supuesto, Colombia.

Simca 1000 en Colombia

Segunda Serie, 1972.

El Simca 1000 conoció tres etapas en su vida comercial. La primera transcurrió entre 1961 y 1969, cuando las ópticas traseras eran redondas y pequeñas, el panel frontal tenía una falsa parrilla cromada plana y llevaba las luces rectangulares sobre ella, además de faros delanteros cubiertos en vidrio plano.

La segunda fase se dio entre 1970 y 1977 adoptando una falsa parrilla frontal cromada con líneas horizontales, luces traseras más grandes en disposición vertical, luces direccionales delanteras de ángulo curvo y faros delanteros abombados, más grandes que los de la generación previa.

También le puede interesar: Historia de Colmotores, pionera de la industria automotriz colombiana

PUBLICIDAD

Simca 1000 en Colombia

Tercera Serie, 1977.

La tercera fase transcurrió apenas entre 1977 y 1978, llevando faros delanteros rectangulares y un prominente nervio en el centro del capó. Para cerrar su ciclo vital, en 1978, se le agregaron enormes arcos sobre los guardabarros a la edición Rallye, la más deportiva de todas las versiones del 1000 y la única que aún estaba vigente por aquel tiempo.

El fin de la comercialización del Simca 1000 en Europa coincidió con la venta de Simca por parte de Chrysler al Grupo PSA, firma que se enfocó en dos nuevos modelos heredados del grupo automotor norteamericano, los Simca Horizon y Simca 1307/1308, a la postre conocidos como Talbot Horizon y Talbot 150 (Dodge Alpine en Colombia).

Simca 1000 en Colombia

Llegada a Colombia

Durante la Feria Internacional de Bogotá de 1968 tuvo lugar la primera presentación oficial del Simca 1000 en Colombia, como adelanto de lo que serían los próximos modelos que la ensambladora Colmotores, propiedad de Chrysler desde 1965, entregaría pronto a un mercado automotor colombiano ávido de novedades y propuestas diferentes.

Llegó a las vitrinas como producto nacional en mayo de 1969, aspirando masificar de alguna forma al automóvil facilitando su adquisición a una porción más grande de la población, siendo así el primer vehículo pequeño de origen europeo ensamblado en Colombia.

Simca 1000 en Colombia

Conocimos entonces al Simca 1000 con su vestido de primera generación. Exhibía luces traseras pequeñas y redondas, faros delanteros pequeños y sencillos, panel frontal desprovisto de lujos y accesorios, y estaba propulsado por el mencionado motor de 944 c.c. ubicado en la zona posterior, que podía entregar una potencia máxima de 49,5 caballos a 6.300 rpm alimentado por un carburador Solex de un solo cuerpo, para mover una masa de apenas 710 kilogramos de peso.

Dentro de su disposición mecánica contaba además con embrague de mando hidráulico y transmisión de patente Porsche de cuatro velocidades sincronizadas y marcha atrás.

Simca 1000 en Colombia

Debido a los altos impuestos que siempre han castigado el precio de los carros en nuestro país, el precio de venta del Simca 1000 al público en su lanzamiento fue de $89.521,16, equivalentes a 172 salarios mínimos de la época. Siendo mucho más barato que el resto de modelos del momento, estaba aún muy lejos de las posibilidades del grueso de la población.

Para 1971 se reliquidaron los impuestos aplicados a la venta de carros nuevos en el país, quedando el Simca con un precio final de $65.000 pesos (125 salarios mínimos), acercándose un poco más a la clientela. Para una mayor ilustración sobre el tema de precios, hoy un Chevrolet Sail básico cuesta $36.200.000 equivalentes a 49 salarios mínimos.

PUBLICIDAD

También le puede interesar: Historia del Renault 4, nuestro eterno amigo fiel

Simca 1000 en Colombia

Evolución

A pesar de las dificultades, rápidamente el Simca 1000 conquistó a los colombianos al punto que sus primeros compradores debieron esperar hasta seis meses para la entrega del vehículo.

Su relación peso/potencia, aunado a un bajo consumo y excelentes prestaciones, fueron argumentos para que los usuarios lo eligieran hasta la llegada de su eterno rival, el Renault 4 producido por Sofasa, que entraba a competir por el favor del público en el mismo segmento.

Simca 1000 en Colombia

Al tiempo que aparecía el Renault 4, a mediados de 1970, el Simca 1000 nacional presentó el modelo GL con una importante actualización estética adoptando los detalles estéticos de la segunda fase como las luces direccionales curvas, luces traseras rectangulares de mayor tamaño, una falsa parrilla cromada ubicada en el panel frontal y luces frontales con vidrio curvo.

El Simca 1000 GL “Gran Lujo”, modelo tope de gama presentado en ese momento, incluía además bomperetas de caucho, boceles cromados en los laterales y llantas con banda blanca de fábrica.

También le puede interesar: Video – Así promocionaba Mazda sus 626 con tablero digital y espejos eléctricos hace 30 años

Simca 1000 en Colombia

Para 1973 se presentó el Simca 1204 con motor de 1.204 c.c. y 67 caballos de potencia, manteniendo los rasgos estéticos del modelo vigente y reforzando en la publicidad su imagen de auto brioso y potente, pues su potencia era notablemente superior a la del popular “Amigo Fiel” y su comportamiento era mucho más nervioso.

Su última actualización para Colombia se presentó en 1975 bajo la denominación Simca 1300, incorporando motor de 1.300 c.c. y 75 caballos de potencia, rines de 13 pulgadas con ranuras de ventilación más grandes, frenos delanteros de disco, alternador, desempañador en el vidrio panorámico trasero, plancha de bordo rediseñada con más indicadores y ventana cortavientos en los vidrios delanteros.

Simca 1000 en Colombia

Paralelo a las versiones particulares y con su misma configuración mecánica, en 1972 se presentó el Simca Taxi alcanzando buena aceptación en el segmento de servicio público gracias a su amplia cabina que podía albergar cómodamente a cuatro adultos, aún cuando en medio del duro trabajo diario este auto solía presentar diversos problemas de fiabilidad.

Luego de 27.012 unidades, entre particulares y taxis, Chrysler Colmotores cesó la producción del Simca en 1977. Fue uno de los autos más emblemáticos de nuestra cultura automotriz, tanto por el aumento del interés del colombiano promedio en los pequeños carros europeos, como por haber sido el primer carro de varias generaciones de colombianos.

También le puede interesar: Simca protagonizó la Feria Antiguomotriz (Agosto/2015)

Simca 1000 en Colombia

Simca Sport (1969)

Series especiales de fábrica: “Simca Sport” y “El Llanero”

Mención aparte merecen versiones limitadas como el Simca Sport y el Simca 1000 El Llanero, series con características específicas que en su momento se ofrecieron para entregar al público un auto exclusivo, diferente y sobre todo, que otorgara cierta distinción a sus propietarios, dando origen a un concepto de márketing hoy sobreexplotado en el sector automotor.

El Simca Sport fue la primera edición especial con temática deportiva que se aplicó a algún vehículo producido en Colombia o vigente en el mercado local. Se presentó a finales de 1969 y su presencia en el mercado solo se extendió hasta los primeros meses de 1970, identificándose por el panel frontal en color negro y tres franjas verticales del mismo color en los voladizos traseros.

Simca 1000 en Colombia

Simca 1000 “El Llanero” (1971)

Por su parte, el Simca 1000 “El Llanero” fue una serie limitada de 100 unidades presentada en 1971, y podía identificarse por el equipamiento de lujo que incluía para ese momento.

Equipaba el motor de 1.204 c.c. que posteriormente adoptarían los Simca convencionales, e incluía ventanas cortaviento en las puertas delanteras, tablero de madera y cinco relojes Jaeger dispuestos para informar acerca de la presión del aceite, temperatura, las revoluciones o la velocidad.

También le puede interesar: Dodge Coronet 440, primer automóvil ensamblado en Colombia

Simca 1000 en Colombia

Simca 1000 Rallye GT Crump (1972)

Alma deportiva

Otra variante destacada fue el Simca 1000 “Rallye GT Crump”, preparada por el concesionario Crump de Bogotá con la autorización de Chrysler Colmotores en 1972.

Dentro de sus características se encontraba la presencia de un volante Momo, alternador, cinturones de seguridad, tapa de seguridad, palanca de cambios más corta, rines de magnesio de 13 pulgadas, llantas radiales, espejos deportivos, pintura de dos tonos, y por pedido especial, algunos salieron con un carburador Weber 40 horizontal de doble cuerpo, aire acondicionado y amortiguadores Koni.

Simca 1000 en Colombia

Premio Marlboro 1976, Equipo ABC Automotriz.

También existió una versión deportiva realizada sobre el Simca 1300 denominada Simca 1300 ABC, presentada en 1975 por el concesionario ABC Automotriz de Bogotá.

Al igual que el Crump, este modelo llevaba rines especiales de lujo, un carburador Weber 32 vertical de doble cuerpo, tacómetro, cinturones de seguridad, luces exploradoras, luces más potentes y varios extras que lo convertían en una especie de Simca 1000 Rallye “a la colombiana”.

También le puede interesar: Imágenes – Antiguomotriz La Coralina 2016, la gran fiesta del auto antiguo

Simca 1000 en Colombia

Ricardo “Cuchilla” Londoño al mando del Simca 1000 en competición.

Además, el Simca 1000 fue de los primeros carros en ser preparado por muchos gomosos y amantes del automóvil en Colombia, dando como resultado una participación más que meritoria en el mundo de las carreras de duración tales como la Copa Marlboro y los rallyes “Doria Promasa”, “La Lechuza” y “El Correcaminos”. De hecho, aún algunos Simca participan en competencias de esta categoría.

Pilotos como Ricardo “Cuchilla” Londoño, Ricardo Plano, Jorge Cortés y Honorato Espinosa, entre muchísimos otros, se destacaron al participar en competencias automovilísticas en la década de 1970 al mando de vehículos Simca.

Video: Publicidad en Televisión (1972)

En Colombia, este comercial se adaptó para el lanzamiento del Simca 1204 a principios de 1973.

Galería Fotográfica: Simca 1204 modelo 1974.


Textos e Investigación: Néstor Delgado Lara – Óscar Julián Restrepo Mantilla.
Archivo fotográfico: Ricardo Plano Danais, El Carro Colombiano.
Fotografías Galería, Edición y Dirección General: Óscar Julián Restrepo Mantilla – Director Revista Virtual El Carro Colombiano.

¿Tiene algo que decir? Éste es su espacio:

PUBLICIDAD

Share.

Comments are closed.