Renault 18: Un gran acierto en versatilidad

0

El papel desempeñado por el Renault 18 fue muy importante en la década de 1980 pues marcó la pauta en cuanto a diseño, robustez, versatilidad y desempeño.

PUBLICIDAD

Cuando llegó a Colombia, el Renault 18 estaba precedido de gran expectativa y de un enorme éxito comercial en Europa y otros países de América Latina, buscando reemplazar en la oferta local de la marca al ya popular y famoso Renault 12, cuya producción y comercialización se suspendió de inmediato.

Durante algo más de 7 años fue el tope de gama de la marca en nuestro medio, conociendo un éxito rotundo desde su llegada gracias a una silueta de líneas suaves y estilizadas para su época, y a una gran versatilidad que le permitió contar con versiones tipo Sedan, camioneta Break, taxi y hasta deportivos.

Otros países de América Latina donde se comercializó este modelo fueron Argentina, Venezuela, Uruguay, Chile y México. En los dos primeros además estuvo disponible la versión Coupé de éste modelo, llamada Renault Fuego.

Renault 18, Colombia, Historia

Un auto global

Fue en el Salón de Ginebra de 1978 cuando se develó el Renault 18 como gran premiére mundial, marcando desde el principio su intención de posicionarse como un vehículo de talla internacional capaz de actuar como auto familiar, ejecutivo o de alto rendimiento. Tras su lanzamiento, inició su comercialización en Europa.

La versión Break apareció en 1979 y a los modelos iniciales, equipados con motores 1.4 y 1.6 litros, se agregó una opción con motor Turbo de 1.6 litros además del coupé Fuego, que tomaba elementos estéticos y mecánicos del Renault 18, en el cual se basaba.

Posteriormente aparecieron versiones con motor 2.0 litros así como los Diésel y Turbo Diésel, llegando a extenderse la oferta hasta una gran cantidad de variantes con todo tipo de configuración en cuanto a accesorios, equipamiento y mecánica, con tres tipos de plancha de bordo diferentes distribuidas según la versión correspondiente, y una variante de la camioneta Break con tracción a las cuatro ruedas (4×4).

Renault 18 Break Rally Dakar 1983

En el campo deportivo, el Renault 18 siempre tuvo una presencia altamente destacada. Dos R18 Break equipadas con un motor V6 atmosférico de 160 caballos de potencia participaron en el Rally Dakar de 1983, mientras que en Argentina aún participan en competencias de automóviles de turismo, de las cuales fueron pioneros en la década de 1980.

El recorrido comercial e industrial del Renault 18 en Europa finalizó en 1986, siendo relevado por el Renault 21, mientras que en América Latina se fabricó hasta 1993, cuando cesó su producción y la del coupé Fuego en Argentina.

PUBLICIDAD

También le puede interesar: Historia del Ford Fiesta, un viaje a través de 40 años de alegría

Renault 18, Colombia, Historia

Así fue el Renault 18 Turbo

La versión de alto rendimiento de este modelo, denominada simplemente Renault 18 Turbo en razón a la instalación de un turbocargador en su motor de 1.600 c.c., se presentó en 1980 y ofrecía unas prestaciones muy interesantes que, aún hoy, llaman la atención.

Dentro de la ficha técnica del R18 Turbo se relaciona una potencia de 110 caballos a 5.000 rpm y un torque máximo de 181 Nm a 2.250 rpm, con una planta motriz acoplada a una transmisión manual de 5 velocidades, que sería la que luego se incorporaría al GTX colombiano. Lograba acelerar de 0 a 100 km/h en 10 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 185 km/h.

Renault 18, Colombia, Historia

Los frenos eran discos ventilados adelante y de tambor atrás, en doble circuito en X con servofreno y doble limitador de presión sensible a la carga para evitar el bloqueo de las ruedas traseras al momento de frenar.

Contaba también con dirección asistida en opción, volante regulable en altura, asientos delanteros deportivos tipo “bucket”, asientos delanteros y traseros tapizados en cuero negro, seguros eléctricos y telecomando a distancia, vidrios eléctricos y rines de aleación ligera de 14 pulgadas.

También le puede interesar: Historia del Fiat 147, pleno de juventud a sus 40 años

Renault 18, Colombia, Historia

En Colombia: Símbolo de la renovación

Sofasa presentó en nuestro país al Renault 18 en abril de 1981, cuando a pesar de tener el liderato del mercado local, la marca del rombo ofrecía una gama de vehículos desgastada y obsoleta. Sus modelos vigentes, los R4, R6 y R12, tenían en promedio 10 años en vitrinas.

En este contexto, el nuevo modelo oxigenó en gran medida la imagen de Renault y tomó con altura las banderas del veterano Renault 12.

PUBLICIDAD

También le puede interesar: “Los años tenebrosos del sector automotor” 1982, el boom de los importados

Renault 18, Colombia, Historia

Quienes conocen de automóviles aseguran que el Renault 18 fue el mejor R12 que existió, pues fue una muy acertada evolución de este último, respecto del cual contaba con muchos avances en cuanto a mecánica y diseño.

Evidentemente, presentaba un aspecto mucho más elegante y lujoso que su predecesor, con líneas más modernas y agradables, un tablero de instrumentos más completo y mejor organizado, consola central y barra de cambios más corta y de una presentación mucho más fina. En general, el progreso fue muy notable.

También le puede interesar: Renault 18 GTL Break 1982 de William Soto, Toda una estrella

Renault 18, Colombia, Historia

Versiones iniciales

Para el momento de su lanzamiento, este auto se presentó en configuración Sedán GTL (modelo estándar) y camioneta Break GTL, ambas con aire acondicionado en opción, y Sedán TL destinado al servicio público como taxi.

Todas estas versiones contaban con un motor de 1.400 c.c. alimentado por Carburador Solex 35 SEIA, capaz de entregar una potencia de 70 caballos a 5.500 rpm y un torque máximo de 101 Nm a 3.500 rpm, acoplado a una caja mecánica de 4 velocidades.

Debido a la novedad que representó en su momento, la llegada del Renault 18 a nuestro país se favoreció de un gran despliegue publicitario y periodístico. La apuesta fue exitosa pues durante su primer año, el Renault 18 se convirtió en el automóvil más vendido de Colombia con 5.265 unidades sedán y 2.232 camionetas Break entregadas al público, para un total de 7.497 vehículos entre abril y diciembre de 1981.

Renault 18, Colombia, Historia

A finales de 1982 se presentó un “facelift” con importantes cambios respecto al modelo inicial, con el nombre comercial de “GTL modelo 83” e incluyendo elementos como bómperes plásticos, timón deportivo de cuatro brazos, spoiler trasero, nuevas media-copas para los rines y tapizados interiores en combinación de colores beige y café.

En realidad el GTL modelo 83 presentó una evolución en lo referente a materiales, accesorios, tapicería y bocelería, los cuales fueron suficientes para otorgar al carro una imagen mucho más actual.

También le puede interesar: Historia de los Mazda colombianos, Memorias de un reto japonés

Renault 18, Colombia, Historia

El súper “tote” GTX

Se dio un gran salto en junio de 1984 cuando Sofasa presentó los Renault 18 GTX y GTX Break, primeros carros familiares de corte deportivo ensamblados en Colombia, destinados a hacer historia por ser durante varios años por ser los automóviles más rápidos que se habían ensamblado a nivel local.

Visualmente, los Renault 18 GTX se podían identificar por una marcación específica ubicada en los estribos laterales con un enorme enunciado de “2 litros”, emblemas GTX y “2 litros – 5 velocidades” en la zona posterior, llantas más anchas (175/70 R13) con rines de 4 pernos y copas plásticas que por primera vez llegaban a un modelo de esta marca en el país.

También le puede interesar: Los primeros Chevrolet Chevette colombianos, símbolo de una época de cambios

Renault 18, Colombia, Historia

Al interior presentaba tapicería gris en terciopelo, acabados de mayor calidad, y los modelos 1985 y posteriores montaban una plancha de bordo específica derivada de la versión Turbo europea, con una gran visera que cubría el instrumental y las rejillas de salida del aire acondicionado.

A nivel mecánico, los Renault 18 GTX contaban con motor 2.000 c.c., carburador Solex 840 de doble cuerpo y bloque en aluminio, configuración con la que podían entregar 100 caballos de potencia a 5.250 rpm y un torque de 157 Nm a 2.500 rpm trabajando en acople con una caja manual de 5 velocidades.

Este auto se convirtió en uno de los favoritos para competencias automovilísticas formales o informales, aún hasta nuestros días. A la altura de Bogotá, estos carros en su versión sedán podían alcanzar una velocidad máxima de 180 km/h.

Renault 18, Colombia, Historia

Gracias a los GTX, el Renault 18 se posicionó definitivamente como un automóvil con clase y con carácter, como no había existido otro en la gama local de la marca del rombo, no sólo gracias a su excelente desempeño en carretera y pistas, sino por incluir como primicia diversos accesorios que eran novedosos en ese tiempo.

Algunos de estos elementos que aportaban al confort de los ocupantes y la facilidad de manejo fueron los vidrios eléctricos, frenos de doble circuito servoasistido con válvula antibloqueo, bloqueo central, telecomando a distancia, seguros eléctricos, vidrios tintados y dirección hidráulica, entre otros.

También le puede interesar: 1985, tiempos difíciles también en el sector automotor

Renault 18, Colombia, Historia

Final de su vida comercial

Para 1985 llegaron a vitrinas los Renault 18 TS y TS Break, nuevas versiones de entrada del modelo equipadas con rines de 4 pernos, nuevos colores de carrocería y algunos otros detalles que los diferenciaban de los GTL, que tras la llegada del GTX pasaron a ocupar el nivel básico de la gama R18.

Con los TS (posteriormente renombrados como “Gala”) y GTX terminó la carrera de este auto en Colombia, hecho que se dio cuando llegó el Renault 21 en abril de 1987 para tomar su lugar en la oferta de la marca francesa, tal como había ocurrido en Europa un año antes.

En total se ensamblaron 45.100 vehículos de este modelo, durante 7 años, en la implantación industrial de Sofasa ubicada en Envigado, Antioquia.

En su momento, el Renault 18 representó el automóvil familiar por excelencia pues a pesar de ser un carro de gama media alta, sus precios eran relativamente asequibles al gran público y gozó de enorme popularidad. Al final de su vida comercial, competía con los Chevrolet Monza y Mazda 626 siendo siempre líder en ventas el francés, que al retirarse del mercado, le cedió el liderato de éste segmento al modelo japonés.

Renault 18, Colombia, Historia

Lea también: Renault 12 – Un carro global que cautivó a las familias colombianas


Óscar Julián Restrepo Mantilla – Director Revista Virtual El Carro Colombiano.

¿Tiene algo que decir? Éste es su espacio:

PUBLICIDAD

Share.

Comments are closed.