Hyundai Pony: Pionero de los automóviles coreanos

0

El Hyundai Pony fue el primer automóvil original de un fabricante de Corea del Sur. Su lanzamiento hace 40 años fue la cuota inicial de la hoy poderosa industria automotriz coreana, un ejemplo de cómo el Estado y la empresa privada unidas, y con visión de largo plazo pueden lograr sus objetivos.

PUBLICIDAD

Si bien fue en 1968 cuando el conglomerado industrial Hyundai incursionó en la industria automotriz de Corea del Sur, su primer automóvil propio, el Pony, solo llegó a ver la luz hasta 1975. En sus inicios, Hyundai producía vehículos bajo licencia de Ford Motor Company entre los que se encontraban el sedan Cortina, el lujoso Taunus M20 y la línea de camiones europeos Serie D.

El año 1973 marca el inicio del proyecto que daría vida al Pony. La idea era producir un auto compacto original de la marca que pudiera venderse tanto en Corea del Sur como en mercados de exportación, con un alto porcentaje de componentes fabricados localmente por empresas extranjeras.

Hyundai Pony

Un proyecto complejo y arriesgado

La inversión requerida ascendía a casi 100 millones de dólares, que incluía la ampliación de la capacidad de la planta a 56.000 unidades anuales, algo visto como un riesgo por parte del gobierno coreano pues en esos tiempos ese mercado a duras penas superaba las 10.000 unidades anuales en promedio (Colombia 30.000 unidades). Chung Ju-Yung, Presidente de Hyundai, con su visión de largo plazo no hizo caso a los malos augurios y siguió adelante.

Una vez superado este paso, había que conseguir inversionistas extranjeros. British Leyland suministró la plataforma del modelo Austin Marina, un auto compacto que se produjo entre 1971 y 1980. De otro lado, Mitsubishi aportaría propulsores y transmisiones, y Ford colaboraría en menor medida con algunas autopartes.

Hyundai Pony

Este “sancocho” mecánico necesitaba un buen diseño, para lo cual Hyundai buscó al carrocero italiano Giorgeto Giugiaro, quien por entonces estaba a la cabeza del afamado estudio Italdesign. El modelo prototipo denominado Hyundai Pony Coupé se presentó en el Salón de Turín a finales de 1974, mostrando líneas muy angulosas y un perfil deportivo.

Mientras el carro pasaba de los planos a la realidad, Kia lanzaba el Brisa en 1974, una versión reciclada de la primera generación del Mazda Familia, seguido en 1975 por el K303 que en realidad era un Mazda 808 (Familia de segunda generación). Por su parte, la firma Saehan (Daewoo) tenía al Chevrolet 1700, un sedán de origen australiano que no fue del gusto de los compradores debido a su alto consumo de combustible.

Hyundai Pony

Lanzamiento del Pony

Finalmente, al término de 1975 se develó la versión definitiva del Hyundai Pony, un bello hatchback de línea muy conservadora y claramente inspirado en el reciente y novedoso Volkswagen Passat, también producto del trazo de Giugiaro.

PUBLICIDAD

De frente presentaba una persiana plástica con bordes cromados y dos faros redondos a cada lado, el paragolpes metálico contenía las luces direccionales, e incluía protectores de caucho en su versión más lujosa. A los lados resaltaba un bocel inferior, cerraduras cromadas con pulsador, direccionales en las naves delanteras, espejos eran negros o cromados según versión, y rines de 13 pulgadas pudiendo equipar copas en su línea de lujo. Se ofrecía techo acorazado en vinilo en opción para darle un toque de elegancia.

Hyundai Pony

Atrás resaltaba el conjunto de los stops alargados cubiertos por un bocel cromado y separados por una moldura en color negro (color de la carrocería en el nivel básico) con la marca y la figura de un pony, además de unas discretas salidas de aire en las esquinas del paral trasero.

Las dimensiones del Hyundai Pony eran 3,97 metros de largo, 1,55 metros de ancho, altura 1,36 metros y 2,34 de distancia entre sus ejes. El espacio de almacenamiento en bodega alcanzaba los 290 litros.

El interior contaba con diseño muy elemental y acabados de calidad regular. Dominaban las formas ovaladas en el tablero así como las salidas de aire circulares, el volante era de tres radios con altura ajustable, y la ubicación de los mandos era muy ergonómica a la sazón de ese tiempo.

Hyundai Pony

Aspectos Mecánicos

Los motores disponibles eran Mitsubishi serie Saturno. El básico era de 1.238 c.c. con potencia máxima de 79 caballos y torque de 106 Nm, y la otra opción disponible era de 1.439 c.c. capaz de entregar 91 caballos de potencia y un torque de 125 Nm. Ambos propulsores se conectaban a una transmisión manual de cuatro velocidades o una automática de tres relaciones.

La suspensión delantera era tipo McPherson con tijera inferior y la de atrás de eje rígido con ballestas. La tracción provenía de las ruedas traseras y el sistema de frenos era de disco sólido adelante y tambores atrás, ambos con servofreno de vacío y doble circuito, considerados muy justos en su funcionamiento.

También le puede interesar: Renault 12 Alpine, un deportivo con picante latino y sabor “setentero”

Hyundai Pony

PUBLICIDAD

Vida comercial

Con el tiempo al Hyundai Pony se le añadieron otras opciones de carrocería, apareciendo en 1976 la versión Pick-Up, al año siguiente aparece la Station Wagon y para 1980 se dio a conocer la versión coupé tipo fastback.

El primer país a donde se exportó el Pony fue Ecuador en 1976 con un reducido número de unidades, hecho que además marcó la llegada de Hyundai por primera vez a América Latina, mientras que años más tarde comenzaría la venta de este carro en Países Bajos, Chile y Reino Unido. Cabe anotar que los modelos exportados a los mercados de Europa les fue reducida la potencia de sus motores para cumplir con las normas ambientales.

También le puede interesar: Historia del Ford Fiesta, un viaje a través de 40 años de alegría

Hyundai Pony

Segunda Generación

Para enero de 1982 se presenta la segunda generación del Hyundai Pony, conservando su esencia mecánica y desapareciendo las versiones de carrocería Station Wagon y Coupé.

El nuevo Pony ofrecía un diseño más a tono con la década de los ochenta, con fuerte influencia de los japoneses, como lo demuestra el uso más extensivo de elementos en plástico en partes de la carrocería como en los paragolpes, la parrilla, y el interior, para hacerlo más ligero y por ende hacerlo más eficiente en el consumo de combustible.

También le puede interesar: El nuevo hatchback compacto Hyundai i30 2017

Hyundai Pony

Adelante las luces ya eran de unidad sellada y el paragolpes contaba con diseño más afilado para reducir la resistencia al viento. El portón trasero estaba dotado con un pseudo-spoiler en la parte inferior de la ventana, la cual ya contaba con limpiabrisas.

Se podía incluir entre sus opciones los rines de aluminio y spoiler trasero. Las dimensiones aumentaron a 4,02 metros de largo, 1,56 de ancho, en contraste la altura se disminuyó a 1,32 metros.

También le puede interesar: Honda City (1981), con espacio para vivir la ciudad

Hyundai Pony

El habitáculo estaba mejor presentado conservando la sencillez de la generación previa y pero mejorando la calidad de los acabados. El tablero estaba mejor distribuido, con los mandos al alcance de la mano. Los asientos delanteros no contaban con buen soporte lateral pero sus apoyacabezas eran ajustables.

El motor estándar era de 1.439 c.c. y 70 caballos de potencia, con opciones de caja manual de cuatro y cinco velocidades, adicionando un propulsor de 1.597 c.c. y 74 caballos de potencia acoplado a una transmisión mecánica de cinco velocidades. Incluso se vendió por un par de años una versión GT que contenía volante Momo en cuero de tres radios, tacómetro y luces exploradoras. No pudo incursionar en el mercado estadounidense por las rígidas medidas para las emisiones contaminantes.

Hyundai Pony

Exportaciones y final de carrera

En 1984 iniciaron las exportaciones de este auto a Canadá, uno de los mercados más importantes para Hyundai desde entonces. Para ese mercado, el Pony tenía algunas modificaciones como los paragolpes resistentes a impactos de baja velocidad, faros delanteros con marco protector y los tradicionales cocuyos laterales de las versiones americanas, anaranjados adelante y rojos atrás.

En 1986 se haría un ligero facelift al Hyundai Pony, con un cambio en la parrilla que implicaba una nueva identidad de marca pues ahora solo presentaba el nombre de la firma al costado izquierdo, reemplazando al símbolo con las letras HD.

La historia del Pony llega a su fin en enero de 1990, después de ser producidas 363.598 unidades y un récord de participación en su país de origen con el 43,5% promedio en las ventas. Su lugar fue ocupado por el Hyundai Excel, en vitrinas desde 1985 y a su vez relevado en 1994 por el Accent, hoy vigente bajo el nombre comercial i25.

Hyundai Pony

El Hyundai Pony en Colombia

En Colombia tuvimos la oportunidad de contar con la presencia el Hyundai Pony durante los años de la apertura económica de Julio César Turbay. La empresa que representaba a la firma coreana, Importadora Hyundaipony de Colombia, estaba ubicada en Manizales y creó una buena red de distribución en menos de dos años.

El Hyundai Pony que se comercializó en Colombia entre 1980 y 1982 estaba equipado con el motor de 1.439 c.c. con 92 caballos y trasmisión mecánica de cuatro velocidades. Se podía adquirir en versiones Standard y Lujo, arrancando los precios desde los 827.000 pesos (945.000 pesos para el modelo de Lujo) en 1981, siendo castigado con el arancel de 150% como todos los carros importados.

Después del cierre de importaciones en 1982, solo se conoce que la Policía Nacional trajo algunos ejemplares de la segunda generación del Pony.

Hyundai Pony Colombia

Los compradores fueron reticentes a comprar un vehículo de una procedencia que solo se conocía por su conflicto bélico a inicios de la década de 1950, donde nuestro Ejército tuvo una importante participación. Por eso, el grueso de las ventas se concentró en carros de servicio público, donde era el único representante importado de alguna nación que no tenía que ver con la llamada “Cortina de Hierro”.

El nombre comercial Pony siguió viviendo en el país, pues en 1993 Hyundai Colombia Automotriz lo revivió al lanzar su línea de taxis con base en el subcompacto Excel, heredando posteriormente la denominación Súper Pony a los Accent y Grand Pony a los actuales Hyundai i25.

También le puede interesar: Genesis G80, el lujo según Hyundai

Hyundai Pony Colombia

Fotografía archivo personal de Christian Camilo Gaitán.


Textos: Fabián Rojas Castañeda – Redacción Revista Virtual El Carro Colombiano.

¿Tiene algo que decir? Éste es su espacio:

PUBLICIDAD

Share.

Comments are closed.