Ford Fiesta: Un viaje a través de 40 años de alegría

0

Pensado como el auto urbano con el cual la marca del óvalo azul enfrentaría la crisis energética de los años 70, el Ford Fiesta llega hoy a sus 40 años como uno de los modelos más vendidos y populares a nivel mundial.

PUBLICIDAD

La segunda mitad de la década de los 60 significo una época de cambios para Ford. Las filiales de la marca en Alemania e Inglaterra, que durante años trabajaron por separado, por aquel entonces se unieron para desarrollar el vehículo compacto Escort, que salió al mercado en 1968.

Sin embargo, Ford necesitaba tener un automóvil más pequeño para competir en el nuevo segmento B conformado por autos compactos urbanos, que poco a poco tomaría terreno en el mundo automotor y que despegaría en punta a partir de los años 70.

A sus 40 años de vida comercial, el Ford Fiesta completa seis generaciones de las que a la fecha se han producido cerca de 12 millones de unidades que se han vendido en casi todos los mercados donde la marca tiene presencia. Este modelo se ubica por encima del Ford Ka y debajo de los Escort y Focus, y es el único modelo de la marca que ha mantenido la misma denominación durante tanto tiempo, sin cambio alguno.

Ford Fiesta

Ford Bobcat 1973, prototipo previo al Ford Fiesta.

Génesis

En septiembre de 1969, las divisiones europeas convencieron a la casa matriz y consiguieron que allí se desarrollara un primer diseño de auto pequeño en ocho meses. Se aprobó en febrero de 1971, pensado para comercializarse en el viejo continente, Norteamérica y Asia, además de producir una versión más robusta para los países hoy conocidos como “mercados emergentes”.

El Ford pequeño asumió un repentino carácter de urgencia a causa de la primera crisis energética en 1973. Así, el ya denominado proyecto Bobcat representaría una gran operación que expandiría a la marca por Europa y se reflejaría en los resultados de producción de Ford a nivel global.

Las metas eran muy ambiciosas: medio millón de unidades serian producidas al año a partir de 1976/1977, en las plantas de Valencia en España, Searlouis en Alemania y Dugenham en Inglaterra. Para crear el primer carro netamente urbano de su historia, Ford tendría que hacer una inversión de un billón de dólares.

El nombre definitivo se develó en diciembre de 1975 en Detroit: Ford Fiesta, expresión en español apropiada para un automóvil alegre y descomplicado, materializado en un hatchback de tres puertas destinado a competir con los Fiat 127, Renault 5, Peugeot 104 y el recién lanzado Volkswagen Polo.

Ford Fiesta

Primera generación

En octubre de 1976 el Fiesta llegaba al mundo. La versión de entrada poseía un motor Kent de gasolina de 957 c.c. con una potencia de 40 o 45 caballos, y 1.1 litros y 53 caballos en el modelo de lujo denominado Ghia. Los propulsores estaban asociados con una caja mecánica de cuatro velocidades, suspensión McPherson y frenos de disco delanteros y tambor traseros.

PUBLICIDAD

Pesaba 700 kilogramos y ofrecía 1,2 metros cúbicos de espacio para equipaje, excelente visibilidad al exterior y un coeficiente aerodinámico de 0,42, muy avanzado dentro de su categoría. Así, el Fiesta alcanzaba niveles de consumo muy bajos para los estándares de la época: 67 km/galón a una velocidad constante de 90 kilómetros en hora.

Ford Fiesta

Algunas características de equipamiento como los vidrios laminados, los cinturones de seguridad retractiles y el vidrio trasero con desempañador eran estándar en esta primera generación, además de opciones completamente desconocidas en ese tiempo como el techo extraíble en cristal transparente.

En julio de 1977 llegaba el motor 1.3 litros de 66 caballos para las versiones Sport y Ghia, y en enero de 1979 se lograba el primer millón de unidades producidas. Entre 1977 y 1980 el Fiesta se ofreció en el mercado americano pero no tuvo las ventas esperadas, equipaba un motor de 1.6 litros que después se ofrecería en Europa.

Otras ediciones memorables en esta generación fueron la GL de 1979, la S de 1980 y la Super Sport en 1981, primer Fiesta de características deportivas con un motor de 1.6 litros y 83 caballos.

También le puede interesar: Historia del BMW Serie 3, 40 años de un ícono

Ford Fiesta

Segunda generación

El Fiesta de primera generación era líder de ventas en Alemania e Inglaterra cuando en septiembre de 1983 Ford presentó a su sucesor, con diseño más redondeado, capó en forma de cuña y faroles delanteros más amplios. El coeficiente aerodinámico llegaba a 0,40, permitiendo relaciones de caja más largas y menor consumo de combustible.

Fue el primero en ofrecer en el segmento un motor diésel de 1.6 litros y 54 caballos e innovó con la transmisión automática CVT en la versión 1,1 litros CTX. Pese a la facilidad de conducción y los buenos índices de consumo, el nuevo sistema no tuvo un éxito pues ocasionaba un ruido muy molesto al acelerar el motor.

Al mismo tiempo que aparecía la versión diésel, se presentaba la deportiva XR2 de 96 caballos. Poco después llega el motor 1.3 litros HCS de cuatro cilindros y que se destacó por su eficacia, fiabilidad, economía y suavidad en la marcha.

Ford Fiesta

PUBLICIDAD

Tercera generación

El Fiesta de tercera generación debutó en febrero de 1989. Ahora se adiciona una versión de cinco puertas, con una carrocería más amplia y elegante a la vez, en la que predominaron las líneas rectas. Podía equipar frenos ABS de sistema mecánico, desempañador eléctrico del parabrisas y cinturones delanteros ajustables en altura.

En los motores de 1.1 litros y 1.4 litros estaba disponible la transmisión automática CVT, y en el propulsor diésel su desplazamiento aumentaba a 1.8 litros.

Para octubre del mismo año apareció el XR2i, que ya poseía un tren motriz de inyección electrónica de combustible EEC-IV. El motor CVH (de comando de válvulas en la culata, más moderno que el Kent), de 110 caballos acoplado con la transmisión del Escort XR3i hacían este pequeño carro más ligero. Se identificaba por equipar cuatro faros auxiliares en el bumper frontal, asientos Recaro y rines de aluminio.

Ford Fiesta

Las siglas RS (Rally Sport), aparecían por primera vez en 1990, con el Fiesta RS Turbo, que tenía un propulsor de 1.6 litros con inyección electrónica de 132 caballos, turbocompresor Garrett, suspensión más baja y firme, rines de 14 pulgadas.

En 1992 el Turbo cedió su lugar al RS 1.800i, con motor de nueva generación (familia Zeta) y 16 válvulas y que desarrollaba 130 caballos. El XR2i pasaba a utilizar un motor del mismo tamaño pero con menor potencia (105 caballos), a causa del sistema de catalizador.

En línea con el facelift de media vida se incluyeron el inmovilizador por llave codificada y techo solar con vidrio reflectivo para absorción del calor. Un techo de lona con comando eléctrico se ofreció en el modelo Calypso.

La seguridad se mejoró en 1994, con la inclusión del airbag de serie para el conductor y opcional para el pasajero, cinturones de seguridad con pretensionador y corte de alimentación del combustible en caso de choque.

También le puede interesar: Fiat 147, pleno de juventud a sus 40 años

Ford Fiesta

Cuarta generación

En el Salón de Frankfurt de 1995 se presentó una nueva generación de este modelo, esta vez manteniendo las dimensiones básicas incluyendo su distancia entre ejes.

Allí, el Ford Fiesta asumió las formas ovaladas que fueron moda en Ford por esa época, destacando el conjunto formado por los faros delanteros y la parrilla. Aparecía una nueva familia de motores, el Zetec SE poseía versiones de 1.25 litros y 75 caballos y 1.4 litros de 90 caballos, ambos con 16 válvulas y bloque de aluminio. El veterano Kent de 1.3 litros y 60 caballos era renombrado como Endura-E, y el motor diésel de 1.8 mantuvo la misma potencia.

Ahora podía ser equipado en forma simultánea con aire acondicionado y dirección hidráulica, los frenos ABS ya eran electrónicos de cuatro canales con Repartidor Electrónico de Frenado (EBD), sistema de control de tracción y algún tiempo después con doble airbag frontal. La transmisión CVT aún estaba disponible. En 1996 el Fiesta llego a las 8,5 millones de unidades producidas.

Ford Fiesta

En 1999 fue objeto de un facelift en el que adoptó faros triangulares similares a los del Focus, se reforzó el equipo de seguridad con la inclusión de bolsas de aire laterales y se colocó un motor Zetec SE de1.6 litros y 103 caballos para el Fiesta Sport, que incluía paragolpes de corte deportivo y rines de 15 pulgadas.

Debido a que Ford poseía un 35% de las acciones de Mazda, esta firma japonesa aprovecho el facelift para vender en Europa una versión del Fiesta bajo la denominación Mazda 121.

Ford Fiesta

En esta generación el Fiesta comenzó a producirse en otros países. En Brasil aparece en 1996 con motor Endura-E de 1.0 litro y 52 caballos, Zetec SE 1.3 litros de 60 caballos y en las versiones más lujosas el1.4 litros de 90 caballos. Allí se produjo una versión pick up llamada Courier.

En la India se armó una versión sedán conocida como Ikon, equipada con motores Zetec RoCam de 1.6 litros y 95 caballos y Endura 1.8 diésel. También se fabricó en México desde el año 2000.

También le puede interesar: 50 años del Toyota Corolla, un largo recorrido

Ford Fiesta

Quinta generación

Nace en 2002 estrenando el concepto de diseño New Edge. Entre los elementos que fueron incluidos en esta generación se resaltaban la caja de cambios automática Durashift EST y el sistema de control de estabilidad ESP.

En el apartado mecánico, aparece el motor diésel de aluminio desarrollado en conjunto con el grupo francés PSA denominado Duratorq, de tipo Common Rail y con 1.4 litros de cilindrada y potencia de 68 caballos. Los motores a gasolina eran tipo Duratec con doble eje de levas en la culata y 16 válvulas, 1.4 litros y 80 caballos y 1.6 litros con 100 caballos.

También se ofreció un Duratec de 8 válvulas de 1.3 litros y 70 caballos de potencia, muy eficiente gracias a la tecnología de baja fricción, y el motor Supercharger de 1.0 litro con potencia de 95 caballos, presente en el modelo ensamblado en Venezuela. El Fiesta más potente en esa generación era el ST, con un propulsor Duratec de 2.0 litros y 150 caballos de fuerza.

Ford Fiesta

En Brasil se comenzó a producir desde mediados del 2002, mientras que la marca develaba el proyecto Amazon, con el tiempo materializado en la Ecosport, precursora de las mini suv y basada en el monovolumen Fusion, este a su vez derivado del Fiesta. En el 2004 se comenzaba a ofrecer con carrocería sedán.

En Brasil y la India la producción del Fiesta de esta generación se mantuvo hasta el 2014 y 2015 respectivamente.

Ford Fiesta

Sexta generación

En septiembre de 2008 debutó la más reciente generación del Fiesta, en la que Ford optó por un diseño más moderno y agresivo, buscando atraer a una clientela más juvenil con un capó de caída afilada y faros rasgados, además de pasos de rueda muy marcados.

La calidad de los acabados mejoró notablemente. El tablero se construyó con plásticos bandos y otros duros de buen aspecto en la consola central, misma que se inspiró en los teléfonos celulares para hacer su manipulación más intuitiva.

Su capacidad de carga en los modelos de 3 y 5 puertas aumentó a 295 litros, la más amplia del segmento. Dentro de sus opciones destacaban el control crucero, arranque sin llave, luces y limpiabrisas de función automática y espejos retrovisores abatibles eléctricamente.

También le puede interesar: Prueba del Ford Fiesta Titanium 2014 Hatchback

Ford Fiesta

En Europa habían motorizaciones de 1.25 litros con 60 y 82 caballos, 1.4 litros de 97 caballos y opción de caja manual de 5 velocidades y automática de 4 velocidades, y 1.6 litros de 120 y 133 caballos, estas últimas para las versiones deportivas. En motores diésel eran 1.4 litros TDCi de 68 caballos y 1.6 litros TDCi de 95 caballos con una versión Econetic.

Para el mercado norteamericano y latinoamericano se fabrica en México desde 2010 en carrocerías sedán y cinco puertas, con motor 1.6 TiVCT de 120 caballos de potencia. En el 2012 empieza a armarse en la planta Autoalliance en Tailandia para abastecer el mercado del sudeste asiático.

Ford Fiesta

Para 2013 aparece el facelift de este modelo aplicando el estilo de diseño Kinetic Design 2.0. Se producen cambios en el frontal con una persiana trapezoidal mucho más prominente, luces con diodos LED, nuevos rines, nuevos materiales en cabina, y nuevas opciones de equipamiento en la que se destacan el sistema de conectividad Sync, el sistema de frenado automático Active City Stop y las llaves programables MyKey.

Ford Fiesta

Entre los motores la mayor novedad es la inclusión del tricilindrico EcoBoost de 1.0 litro que desarrolla una potencia de 100 y 120 caballos. En su versión deportiva se encuentra el ST de 182 caballos y recientemente se presentó el concept car Fiesta ST200 con potencia de 200 caballos.

En Brasil se produce desde 2014 en versión hatchback únicamente, con motores Flex de 1.6 litros y Sigma Flex (gasolina/etanol) de 1.5 litros y 107 caballos.

Lanzamiento de la primera generación en video (1976)

Galería Fotográfica


Fabián Rojas Castañeda – Redacción Revista Virtual El Carro Colombiano.

¿Tiene algo que decir? Éste es su espacio:

PUBLICIDAD

Share.

Comments are closed.